Entre Bits y Chips    Actualización

Android 10 le sienta muy bien al plegable de Motorola

El Motorola Razr se actualiza a la nueva versión de Android y añade múltiples funciones a su pantalla externa Quick View, una de sus ventajas sobre el Z Flip de Samsung.

13 MAY. 2020 - Madrid
3 minutos
Motorola comenzaba el año con brío y con ganas. Durante las fiestas navideñas, tanto la filial de móviles como la propia Lenovo estaban encantadas con sus pantallas flexibles del Razr y de un nuevo portátil que no sabemos cuánde verá la luz comercialmente.

El móvil, que recuperaba estilo y nombre de todo un icono, Razr, ya está en el mercado. Se adelantó a Samsung en el formato de concha para un terminal de pantalla flexible. Un formato que para muchos -yo me incluyo- es más acertado, al menos de momento, que las propuestas del Mate X de Huawei o del Galaxy Fold de Samsung.

Los puntos claves de un móvil flexible, lógicamente, son su pantalla interior y el mecanismo de bisagra. Sin embargo, en el Motorola Razr también destaca la pantalla exterior. Cuando estamos acostumbrados a pantallas de tamaño catastrófico, por encima de las seis pulgadas, hablar de una de 2,7 pulgadas parece de broma. Sin embargo, es muy útil: sin necesidad de abrir el móvil (sin iluminar una pantalla grande con el gasto extra de batería que conlleva), se pueden realizar muchas funciones, desde hacerse un autorretrato hasta contestar cómodamente una llamada.

Esas funciones se incrementan ahora con la llegada de Android 10, una versión que hace más caso a los móviles de pantalla flexible.

Desde ayer, se están lanzando las actualizaciones a la última versión del sistema operativo de Google y el Razr se encuentra en la primera oleada. A partir de ahora, la pantalla Quick View va a ganar en utilidad. Por ejemplo, al deslizar con el dedo hacia la izquierda sobre ella aparecerán los contactos favoritos para llamarlos inmediatamente. También se pueden leer y responder los mensajes con la opción Smart Reply o con el teclado virtual.

Una pantalla de 2,7 pulgadas es bastante más útil para hacerse un selfie que la de una pulgada. Aquí se puede encuadrar mejor. Por eso son bienvenidas opciones como el selfie de grupo, el modo retrato, color selectivo... La cámara (si el móvil está desbloqueado) se activa deslizando el dedo hacia la derecha o con el giro rápido de muñeca.

Desde la pantalla exterior está disponible ahora la navegación paso a paso de Google Maps, así como la reproducción de música de aplicaciones como Spotify, YouTube Music y Pandora.