Entre Bits y Chips    Apple y el coronavirus

Apple presenta nuevos equipos y saca lecciones de la cuarentena

Lanzan un iPad Pro para la era post PC y un nuevo MacBook Air, abren las tiendas en China, las cierran en el resto del mundo y pasan su conferencia de desarrolladores a un formato on line.

18 MAR. 2020 - Madrid
9 minutos

Conforme el iPad fue ganando potencia y las aplicaciones se hicieron más complejas y profesionales, pasó a otra categoría. O, al menos, eso postularon desde Cupertino (sede central de Apple): el iPad sería el soporte de la "era post PC".

A este nuevo iPad Pro (dos versiones, con pantalla de 11 o de 12,9 pulgadas) le sobra potencia gracias al procesador A12Z Bionic, que le permite funciones avanzadas como editar vídeo con efinición 4K o trabajar con modelos tridimensionales. Monta CPU y procesador gráfico de ocho núcleos mucho más potente que los anteriores modelos, a la vez que es capaz de gestionar la batería para exprimirle diez horas de uso.

La pantalla es acorde al procesador: bordes reducidos, ajuste automático de la frecuencia de la pantalla hasta 120 hercios para mantener la fluidez de la respuesta, tecnología True Tone... Incluso las cámaras han dado un salto importante sobre las anteriores versiones: doble cámara, un gran angular de 12 millones de píxeles y 4K y otro super gran angular de diez megapíxeles. Y también el audio, mejorado con cinco micrófonos capaces de mantener la calidad de la grabación incluso con volúmenes bajos.

Pero lo que va a distinguir este iPad Pro del resto de iPads es el teclado. La nueva versión del sistema operativo iPadOS (13.4) estrena compatibilidad con trackpad y el teclado (opcional y a un precio de 339 euros -para el de 11 pulgadas- y 399 euros -para el de 12,9-) Magic Keyboard lo lleva. La combinación del iPad Pro con el teclado convierten el conjunto en uno de los portátiles más potentes del mercado.

Lo más curioso es la incorporación de un escáner LiDAR. Es un sistema de medición de la distancia a un objeto mediante el uso de un pulso láser (Light Detection and Ranging). El uso de este escáner junto con la imagen que proporcionan las dos cámaras, los sensores de movimiento del iPad y los algoritmos de visión artificial del chip A12Z Bionic permitirán, según Apple, aumentar el realismo en la recreación de las escenas al trabajar en entornos de realidad aumentada.

Los precios son acordes tanto con la fama de Apple, como con los avances tecnológicos que han introducido en este nuevo equipo. El iPad Pro de 11 pulgadas arranca en 879 euros (1.049 si incluye módulo móvil); el de 12,9 costará a partir de 1.099 euros (1.269 si es el WiFi más móvil).

El MacBook Air, más barato

Un iPad Pro de 12,9 pulgadas con su teclado (eso sí, al menos en fotos, el conjunto queda muy chulo) cuesta como mínimo cerca de 1.500 euros. Si renunciamos al formato tableta y vamos a uno tradicional, Apple acaba de presentar su nueva versión del MacBook Air: 13 pulgadas de pantalla Retina, Touch ID para identificar al usuario, CPU el doble de rápida que en el anterior MacBook Air, almacenamiento mínimo de 256 gigas y, sobre todo, un nuevo teclado. En realidad, no es nuevo, sino que utiliza el Magic Kayboard con mecanismo de tijera que incorporaron en el MacBook Pro de 16 pulgadas para corregir el fallo de los anteriores teclados. ¿El precio? 1.199 euros, 300 euros más barato que el iPad Pro de 12,9 más telaco Magic Keyboard que se pueden dedicar a aumentar RAM o almacenamiento.

No estamos en el mejor momento

El lanzamiento de los nuevos equipos no se produce en un escenario rodeados de público y, además, llega empañado por un par de noticias negativas. La más cercana temporalmente, la multa que la agencia anti monopolio francesa pide para Apple: 1.100 millones de euros. Una cifra que marea y que quiere castigar unas supuestas maniobras monopolísticas para fijar precios y evitar la competencia.

La segunda mala noticia es el cierre indefinido de todas las tiendas de Apple, justo en el momento en el que se informaba de la apertura de las Apple Store en la "Gran China", término con el que se suele unificar China, Taiwan, Hong-Kong, Macao y, en ocasiones, Singapur. Y es que las Apple Store no son únicamente un escaparate en lugares emblemáticos de las principales capitales del mundo, sino una lucrativa unidad de nogocio de la compañía de la manzana mordida.

Apple había conseguido colocar seis de sus modelos entre los diez más vendidos en todo el mundo el año pasado. Y esa tendencia podría haberse incrementado este año con el iPhone 9, un móvil barato que podría convertirse en el top mundial de ventas. De hecho, los analistas deducen del código del sistema operativo iOS 14 que, efectivamente, habrá un iPhone de 4,7 pulgadas e, incluso, otro 'barato' de 5,5.

Según la previsible agenda de Apple, los iPhone 9 y 9 Plus (los nombres tampoco son seguros) deberían llegar al mercado durante este mismo mes, pero los problemas de fabricación habrían alcanzado de lleno a las factorías chinas.

En España fuimos testigos de la cancelación de uno de los grandes congresos mundiales, el Mobile World Congress de Barcelona. Tras él han ido cayendo las grandes ferias como las fichas de un dominó. La Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple, la WWDC 2020, no reúne a tanta gente, pero lo que era una amenaza se ha convertido en una realidad que está cerrando el mundo y también le ha alcanzado.
Este año, la WWDC, que se celebra en junio, será exclusivamente on line: una keynote y sesiones entre ingenieros de Apple y millones de desarrolladores de todo el mundo para aprender y opinar sobre las novedades que preparan para los nuevos sistemas operativos iOS (iPhone), iPadOS (iPad), macOS (ordenadores), watchOS (relojes) y tvOS (Apple TV).

El nivel de pandemia que ha alcanzado el Covid-19 está provocando cambios globales en el comportamiento y en la forma de afrontar retos como el teletrabajo o los congresos internacionales. Tim Cook, el CEO de Apple, citó en su comunicado Respuesta de Apple al Covid-19 al presidente de Estados Unidos Abraham Lincoln: "Como nuestro caso es nuevo, debemos pensar y actuar de forma nueva". Probablemente, actuaciones que se están poniendo en marcha hoy para sortear las dificultades, terminen quedándose.