Especial    Entrevista

Así es cómo la tecnología te ayuda a lograr una visión 360º de tu negocio

Inteligencia artificial, big data o cloud integradas en las soluciones de Microsoft para ayudar a las pymes en su digitalización

29 JUN. 2020
12 minutos
Juan Chinchilla, director de la Unidad de Negocio de Business Applications de Microsoft en España.
Juan Chinchilla, director de la Unidad de Negocio de Business Applications de Microsoft en España.

Más allá de ser una estrategia empresarial, la transformación digital se está convirtiendo en una necesidad de las compañías, grandes o pequeñas, para optimizar sus procesos, ganar en competitividad y acercarse más a sus clientes para ofrecerles valor añadido. Así, tecnologías como los servicios en la nube o la analítica de datos se hacen más presentes en el día a día de las empresas, pero ¿está el tejido empresarial preparado para implementarlas y sacarles partido?

Este proceso de digitalización se está llevando a cabo poco a poco. Por ejemplo, el mundo cloud está prácticamente “consolidado” como “un valor diferencial” para las empresas, incluso, “hay compañías que, aún no sabiéndolo, ya utilizan sistemas cloud en su forma de gestionar su negocio, su información o su infraestructura”, explica a INNOVADORES Juan Chinchilla, director de la Unidad de Negocio de Business Applications de Microsoft en España.

Democratizar el acceso a la tecnología desde el gestor del negocio

“Se ha avanzado bastante gracias a compañías como Microsoft, que invierten de forma exponencial en preparar esos recursos y capacidades del cloud para que las empresas puedan confiar en esta tecnología”, asegura Chinchilla. De hecho, incide en que sin estas grandes inversiones para desarrollar una infraestructura cloud que almacene la información de las empresas, “el crecimiento de la economía se vería ralentizado porque el incremento exponencial de la información hace que los propios recursos de las empresas sean insuficientes para albergar los datos que generan”.

Estas grandes infraestructuras, en este caso Azure, son fundamentales a la hora de ofrecer la capacidad de “garantizar la seguridad” de la información. “Si una compañía quisiera equiparar su nivel de seguridad del dato a la que ofrece Microsoft sería inviable, por la inversión -1.000 millones de dólares al año en el caso de Microsoft-, por la anticipación y por la confianza que transmitimos al cliente”.

Este tipo de acciones, en opinión del responsable de Microsoft, ha llevado a que las compañías “vayan perdiendo ese miedo por el dónde está mi dato, porque su dato está más seguro en la nube que en su casa”.

IA y big data al servicio del negocio

Ahora está siendo el turno de la Inteligencia Artificial (IA), una tecnología que puede aportar un gran valor diferencial, pero que, “desde el punto de vista pragmático, hay que saber trasladar al día a día”. Es decir, hay que desarrollar soluciones que den realmente un valor a la empresa. Esto es posible, incide Chinchilla, con herramientas que integran tecnología basada en IA con funcionalidades para el cliente, aunque este no perciba el uso de esta tecnología sino sus beneficios.

En este sentido, señala que Dynamics 365 ofrece, entre otras, la posibilidad de gestionar la relación comercial, que permite almacenar toda la interacción con el cliente para establecer conversaciones de valor con él. “Toda esa información se almacena para analizarla y realizar una gestión eficaz de una campaña, por ejemplo”, explica el director de la Unidad de Negocio de Business Applications de Microsoft en España. “El propio usuario puede no saber que está usando IA para generar esa información, pero detrás hay robótica, capacidad de autoaprendizaje del sistema, de interpretación del lenguaje… para poder aportar ese valor”. El reto para Microsoft es “desarrollar tecnología que pragmáticamente permita hacer un uso de la IA de forma cotidiana” para cualquier empresa, tenga o no conocimientos técnicos.

En este punto, uno de los aspectos más críticos para una empresa, sobre todo para las pymes, es recopilar esa información y poder administrarla de forma óptima. Chinchilla subraya que las empresas deben “construir una visión unificada de sus clientes, con todos los datos conectados en un enfoque 360º” y esta es, probablemente, la fase clave para digitalizar una empresa. “Cuando pueda conectar la información y las interacciones comerciales con las de back office, con las de métodos de pago o con las de contabilidad, le estará dando más valor a la información, para poder desarrollar acciones estratégicas sobre ella”.

“La creación de esa visión única del cliente, el Customer Data Platform, es lo que permite de forma fácil conectar todas las fuentes de información, interna y externas, con todos los procesos para sacarle un máximo partido”, puntualiza el responsable de Microsoft. Para el análisis del dato puede utilizar recursos propios de analítica avanzada o basarse en su sistema, a través de IA, para establecer nuevas variables de análisis con recursos en cloud, explica.

Esta segunda opción es una fórmula pragmática del uso de la tecnología y solo es posible si se cuenta con “un sistema capaz de cruzar todos los datos de los clientes y definir cuál sería la estrategia y, además, que el sistema lo haga de forma proactiva”. Chinchilla resalta: “En lugar de centrar los recursos propios en realizar análisis, cálculos complejos, regresiones, el propio sistema es capaz de aportarlo”.

¿Qué soluciones permiten conseguirlo? “Mientras Dynamics 365 es una solución modular que resuelve todos los problemas de ventas, marketing, finanzas… Business Central es un paquete de soluciones pensada para las pymes con una única licencia, pero capaz de gestionar los 360º de una compañía: contabilidad, comercial, operaciones y recursos humanos”.

A estas dos grandes soluciones se une Power Platform, que es una herramienta transversal para todos los segmentos por su capacidad de dar acceso al gestor de negocio a aplicaciones y tecnologías que hasta ahora estaba más limitada al requerir ciertos conocimientos previos.

“Se está produciendo una democratización de la tecnología: todo el mundo puede tener acceso a estas grandes soluciones y que estas formen parte de su día a día”, afirma Chinchilla. Power Platform está construida sobre cuatro pilares para “democratizar el uso de la tecnología y acercarla al gestor del negocio, más que al científico o al analista de datos”.

Por ejemplo, la solución de Business Intelligence de Microsoft, Power BI, maximiza la capacidad de análisis sin ser un especialista, mientras Power Virtual Agents permite crear bots inteligentes de pregunta-respuesta virtual y que el propio gestor de negocio puede programar con sencillos pasos. Power Apps ayuda a la empresa a crear aplicaciones sin necesidad de saber código para su desarrollo y, por último, Power Automate facilita la automatización de diferentes procesos empresariales.

Casos de éxito En sectores tan dispares como el logístico y el de la formación se pueden encontrar ejemplos de cómo se implementa la tecnología para llevar a cabo una transformación digital que permite a una empresa esa visión 360º de su negocio. Así, por ejemplo, la escuela de negocio ESERP Businesss & Law School ya ha apostado por Microsoft Dynamics 365 for Sales, que se apoya en Inteligencia Artificial contextual para aunar todas sus plataformas y mejorar el flujo de la información de forma segura.
Por su parte, Hisbalit, empresa española especializada en la fabricación y distribución internacional de mosaicos ecológicos personalizados, ha implantado Microsoft Power Apps para mejorar y simplificar sus procesos de gestión de inventario en su almacén logístico con una plataforma que conecta los datos de contabilidad, ventas, compras, inventario y transacciones con los clientes. Mientras que Grupo MAT, empresa española con divisiones relacionadas con el sector de la logística, el transporte y la construcción, ha confiado en Microsoft Dynamics 365 Business Central para dar un salto cualitativo en el análisis y optimización de toda su actividad diaria.