I + D    Energía

Así es la tecnología para almacenar energía en el mar mediante aire comprimido

Tras probarlo en tierra, Segula ahora trabaja en desarrollar el prototipo a escala para aguas poco profundas, que permitirá almacenar la energía intermitente producida por fuentes de energía renovables cercanas a la instalación, como pueden ser turbinas eólicas o paneles solares

22 JUN. 2020
4 minutos

El grupo de ingeniería Segula Technologies está desarrollando su prototipo patentado para el almacenamiento masivo de energía en el mar mediante aire comprimido para garantizar la disponibilidad continua de electricidad, y comenzó a diseñar la instalación que permite explotar esta tecnología. Se trata de la tecnología Remora, patentada hace cinco años y de la que ya se han realizado con éxito las primeras pruebas funcionales de su prototipo ODySEA.

Este sistema ha sido diseñado para su instalación en el mar, en aguas poco profundas (de 70 a 200 metros de profundidad). La solución permite almacenar la energía intermitente producida por fuentes de energía renovables cercanas a la instalación, como pueden ser turbinas eólicas o paneles solares.

Es una solución no contaminante que ya se ha Instalado en el Centro Técnico para Industrias Mecánicas (Cetim) en Nantes, en el que ODySEA reproduce, en un entorno terrestre y a escala, la cadena completa de conversión y almacenamiento de energía del sistema Remora, informan fuentes de esta compañía.

El hecho de que el prototipo haya demostrado la capacidad de producir aire comprimido para almacenar energía y devolverla a la red eléctrica "valida las hipótesis de funcionamiento del invento y permite a Segula afrontar el siguiente reto: la creación de un prototipo a mayor escala en condiciones reales, es decir, en el mar".

Así, ya se ha iniciado el trabajo de diseño y actualmente está buscando socios industriales involucrados en el desarrollo de energías renovables para completar el nuevo proyecto, que debería estar listo en 2023, allanando así el camino para la instalación de Remora a gran escala.

Eficiencia de reconversión

Esta solución se caracteriza, en primer lugar, por su potencial de "alta eficiencia", ya que el uso de aire comprimido es capaz de reconvertir hasta el 70% de la electricidad almacenada, frente a cifras que rondan el 40% de otros sistemas similares que ya existen actualmente. Por otro lado, aunque el proceso es nuevo, los componentes industriales que utiliza siguen siendo convencionales, lo que permite su despliegue a gran escala y a un coste menor.

El sistema está compuesto por una plataforma flotante con una potencia de 15 MW y tanques submarinos que alcanzan una capacidad de almacenamiento de 90 MWh. La electricidad, que se produce por turbinas eólicas en alta mar o cualquier otra fuente de energía, se utiliza primero para bombear el agua que se usará para generar el aire comprimido.

El aire comprimido se mantiene bajo presión en tanques submarinos. Además, el uso de agua para comprimir el aire evita variaciones térmicas y aumenta la eficiencia energética. Para restaurar la energía se utiliza la cadena de conversión inversa, transformando el aire comprimido en electricidad.

Proyecto Financiado por la Agencia francesa de transición ecológica ADEME y certificado por el S2E2 Smart Electricity Cluster, ODySEA es fruto de la colaboración entre Segula Technologies y socios técnicos de alto nivel: Cetim, IMT Atlantique y el laboratorio IREENA de la Universidad de Nantes.