Industria    Motor

Así será la ‘estrategia del susurro’ delos coches silenciosos de Ford

Los ingenieros de Ford han trabajado sobre los neumáticos y han incorporado protectores en el chasis para limitar el ruido en el interior

22 ABR. 2020
5 minutos

Hubo una época en la que los conductores tenían que gritar para hacerse oír por encima de ciertas velocidades. Sin embargo, los coches de hoy en día son "un oasis de tranquilidad" donde las conversaciones y la música se escuchan perfectamente, incluso a bajo volumen. Ahora, la multinacional Ford, para su nuevo modelo Kuga, examinó los elementos generadores de ruido, desde la suspensión hasta los sellos de las puertas para ayudar a encontrar formas de optimizar el interior del modelo.

De este modo, en lo que se ha llamado ‘estrategia del susurro’, el equipo de ingenieros de Ford ha añadido protectores de sonido ajustados aerodinámicamente debajo del chasis del vehículo, con el objetivo de ayudar a limitar el ruido que entra desde la carretera y del viento que del exterior, explican fuentes de la multinacional en un comunicado.

Así, los ingenieros de Ford pasaron dos años probando más de 70 neumáticos diferentes sobre superficies que iban desde el Tarmac liso hasta el hormigón rugoso y los adoquines, en condiciones húmedas y secas y a una variedad de velocidades, para encontrar la especificación exacta que mantuviera el ruido proveniente de la carretera al mínimo y que, al mismo tiempo, ofreciera altos niveles de confort y agarre.

Los canales detrás de los paneles exteriores que permiten el paso de cables y componentes ocultos de una zona a otra son más pequeños y estrechos para limitar el flujo de aire dentro del chasis.

"Nuestra‘ estrategia del susurro’ está diseñada para hacer que los viajes sean lo más silenciosos posible, desde la absorción del sonido a través de asientos perforados hasta pruebas que implican escuchar atentamente los diferentes patrones de sonido creados por docenas de neumáticos diferentes", subraya Glen Goold, ingeniero jefe de programa de Ford Kuga programme engineer.

Eficiencia eléctrica

De hecho, uno de los elementos favarobles a este silencio llega de la capacidad de conducir sin motor de gasolina o diésel, ya que permite "trayectos más silenciosos". El Kuga Plug-In Hybrid combina un motor de gasolina, un motor eléctrico y un generador, y una batería de ion-litio de 14,4 kWh hacen posibles "una autonomía puramente eléctrica con cero emisiones".

Al utilizar el modo de conducción seleccionable EV Now se apaga el motor de gasolina y se alimenta el vehículo utilizando únicamente la batería y el motor eléctrico, consiguiendo unos niveles de ruido en el interior de la carretera de tan sólo 52 decibelios en pruebas controladas, lo que equivale al sonido de una llovizna.

En una prueba no oficial llevada a cabo por Ford, se mostró que los ocupantes del nuevo Ford Kuga Plug-In Hybrid experimentan niveles de ruido interior que son sólo una cuarta parte de los que experimentaban sus abuelos en un Ford Anglia de 1966. La mayoría de la gente percibe que un sonido es el doble de fuerte que otro cuando, en realidad, es aproximadamente 10 decibelios más alto.

Ford llevó a cabo esta prueba no oficial para comparar los niveles máximos de ruido experimentados en diferentes generaciones de vehículos desde el interior de la cabina. "Los resultados pueden no reflejar los de las pruebas oficiales en ambientes controlados o condiciones de laboratorio usando maquinaria calibrada", puntualizan desde la compañía.