Profesionales    Poscoronavirus

Así volveremos a ir al estadio gracias a la tecnología española

Empresas como Graffos, 3D Digital Venue, Casfid, NBN23, ThermoHuman e iAltitude diseñan soluciones para un acceso controlado, una distribución de asientos segura o un control de aforo en tiempo real

12 MAY. 2020
20 minutos
Recreación de un estadio con la tecnología de 3D Digital Venue
Recreación de un estadio con la tecnología de 3D Digital Venue. / Innovadores

Hagámonos a la idea: ir a ver un partido no será como antes. Esta ‘nueva normalidad’ va a cambiar la forma en la que disfrutábamos del deporte como espectadores. La pregunta ahora es cómo. En este escenario de incertidumbre, la tecnología es la única que puede aportar algo de certeza, convirtiéndose en un catalizador inevitable del sector.

"El Covid ha acelerado los procesos de transformación digital en todas las entidades deportivas", afirma la directora general del Global Sports Innovation Center powered by Microsoft (GSIC), Iris Córdoba, a INNOVADORES. Este centro de innovación sin ánimo de lucro, precisamente, se dedica a promover la creación de ecosistemas de empresas tecnológicas que puedan ayudar al deporte en su digitalización. Con sede en Madrid, cuenta con 250 compañías de 40 países que tienen el potencial de acelerar este cambio en los clubes. "Aunque muchas entidades ya estaban dando pasitos en la digitalización, el Covid ha sido un acelerador", señala Córdoba.

La cuestión clave es la inversión. "En una situación donde los ingresos bajan, ¿se va a invertir más?", plantea. "Mi opinión es que se invertirá en innovación y bajarán otras partidas". La ‘nueva normalidad’ obligará a crear "nuevos protocolos". El espacio ganará peso. "Necesitaremos respetar una distancia social". También afectará a la información. "Requerirá, por ejemplo, tomar la temperatura del jugador y del aficionado". Y todo ello generará un coste. La tecnología, señala la experta, ayudará al sector a "reinventarse en la manera de generar el negocio".

Nace así una "oportunidad" para todos los emprendedores y empresas capaces de ofrecer soluciones adaptadas a esta nueva situación. Y no faltan ejemplos en España. INNOVADORES ha hablado con seis startups que ya se dedicaban al ámbito del deporte y ahora han rediseñado su tecnología para resolver las nuevas necesidades del sector.

Han encontrado en la inteligencia artificial, la realidad virtual, el big data, la termografía o la radiofrecuencia el mejor aliado para cubrir todas las fases, desde el entrenamiento en casa hasta el control de aforo dentro del campo. Su objetivo es compartido: que los aficionados puedan seguir disfrutando del deporte y los profesionales, del apoyo de sus seguidores.

Entrenar desde casa

Si para el común de los mortales hacer ejercicio sin salir de casa ha resultado una prueba de fuego, para los profesionales directamente ha sido un infierno. "Su principal problema ha sido la desconexión con las rutinas de entrenamiento físico", comenta el CEO y fundador de Graffos, Andrés Sanfiel. Su metodología ha permitido a los deportistas entrenar la mente y el cuerpo en su propio domicilio. ¿Cómo? A través de la caligrafía.

Graffos se basa en la mejora del rendimiento deportivo ejercitando la psicomotricidad fina. "Es lo que nos diferencia de los monos", apunta Sanfiel. "Como consecuencia de la estimulación neurológica grafomotriz, se mejoran los resultados deportivos". Todo nace de una investigación de Sanfiel, experto en grafística y documentoscopia, junto a Chicho Lorenzo (padre del piloto Jorge Lorenzo). Durante un año validaron una hipótesis: "Los alumnos con mejor caligrafía, conseguían mejores tiempos y trazados".

Todo ese conocimiento se trasladó a una aplicación que, a través de un test caligráfico, permite mejorar el rendimiento deportivo de la persona, así como el intelectual ("su capacidad de aprendizaje es más eficiente") y emocional ("ayuda a gestionar las situaciones de estrés").

Con una tableta que tiene un puntero especial, el sistema es capaz de obtener 176 parámetros biométricos relacionados con diferentes aspectos de la psicología y elevar un perfil de destrezas mentales (analiza 26 en total). Con esa información, se elabora un plan de entrenamiento mental diario y personalizado que ya utilizan pilotos del Mundial de MotoGP, comités olímpicos, deportistas y colegios.

Durante el confinamiento, Graffos ha demostrado su valía. Los profesionales han podido entrenar la mente en su domicilio al "mantener el nexo de unión por visualización a su deporte". "El objetivo era que su mente estuviese preparada como en precompetición", comenta. La empresa prepara ahora una versión para el público general.

Comprar entradas

Bien, ahora ya podemos (profesionales y amateurs) salir a entrenar a la calle, ¿el siguiente paso? Asistir como espectadores. De momento, lo que está claro es que durante cierto tiempo los aforos serán limitados, con lo cual lo asientos de los socios probablemente tendrán que reajustarse. Aquí entra la tecnología de la barcelonesa 3D Digital Venue, que ha adaptado a este cometido su tecnología de realidad virtual para la recreación de los estadios.

La startup nace del expertise de su CEO, Michele Marino, en el desarrollo de motores de videojuegos para aplicaciones profesionales, que trasladó su conocimiento a la simulación virtual de estadios para que los espectadores pudieran elegir su asiento con mayor certeza.

Su primer proyecto fue el nuevo San Mamés. Desde entonces no han parado y han digitalizado complejos de 16 países como el Wembley (Reino Unido), Staples Center (EEUU) o el Rod Laver Arena (Australia), además de cientos de teatros y auditorios

El sistema de selección de asientos de 3D Digital Venue. Foto: Innovadores

"Nos dimos cuenta de que éramos buenos generando los mapas de selección", confiesa Marino a INNOVADORES. Su sistema era ideal para incorporarlo en las plataformas de ticketing, pero no podía hacerse de forma manual. Así que automatizaron su sistema y solo el año pasado generaron 90 millones de mapas en 2D.

También en 3D. En este caso, primero el equipo genera el modelo en tres dimensiones utilizando los planos del estadio, la base de datos de aforo, fotografías y la información de los tipos de asientos. A partir de ahí, ya se crean automáticamente los visuales 3D, es decir, la perspectiva desde cada asiento concreto. En el Barça, por ejemplo, serían 98.000 imágenes.

¿Qué pasará a partir de ahora? "Lo más probable es que los centros deportivos empiecen a abrir con una distancia mínima", dice el CEO de 3D Digital Venue. "La preocupación principal de clubs deportivos es qué van a hacer con sus socios".

La primera opción que viene a la mente es la de habilitar un asiento y deshabilitar el siguiente, pero Marino advierte: "Es demasiado básico". "¿Qué pasa con la fila de adelante y de atrás? ¿Y si hay alguna barrera vertical?". Por eso la startup está adaptando su tecnología para "pintar" escenarios posibles y ofrecer una ayuda "efectiva" con la visualización. Por ejemplo, para que los socios vean su nuevo asiento antes de pagar el abono.

Sirve para grandes espacios y pequeños, de hecho, la empresa acaba de vender una solución para un equipo de segunda división de Reino Unido con 15.000 asientos. No es el único cliente que ha mostrado su interés. "Hay productos que ya los vamos a entregar en las próximas semanas".

Acceder al estadio

Ya tenemos nuestra entrada. Ahora toca entrar al campo y, para hacerlo, hay tres cuestiones básicas: controlar quién entra, evitar cualquier contacto y detectar si tiene fiebre. En los dos primeros supuestos encaja la tecnología de la valenciana Casfid, especializada en identificación por radiofrecuencia para grandes eventos.

El sistema de identificación por radiofrecuencia de Casfid. Foto: Innovadores

Casfid trabaja con dos soluciones sin contacto para el deporte. Una consiste en usar pulseras de reconocimiento del usuario. Este caso de uso está indicado para eventos con un inicio y un fin (como campeonatos) o campus de niños. El segundo supuesto está dirigido a ligas. Aquí, en lugar de utilizar elementos externos, han conseguido digitalizar los carnés de socio. "Metemos la radiofrecuencia en el carné", afirma su CEO, Joaquín Costa.

¿Con qué fin? Primero, actúan como elementos de identificación contactless y, segundo, el usuario puede recargarlas para hacer compras dentro del estadio. "Ayudan a reducir colas, evitar que la gente toque billetes o controlar el aforo en tiempo real por secciones, mejorando siempre la experiencia del asistente", destaca Costa a INNOVADORES.

Casfid está desarrollando ahora una versión que permita a cualquier espectador, sin que sea socio, poder disfrutar de estas ventajas a través de una app móvil.

Otra solución es la que aporta la startup valenciana NBN23, que en 2016 ganó el Global Sports Innovation Competition. La empresa ha reinventado su sistema de seguimiento de deportistas para crear Soocial Distance, un producto que permite controlar en tiempo real la distancia de seguridad entre personas, el aforo, la predicción de afluencia y detectar grupos de personas. Ahora trabajar en una segunda fase que incluirá opciones como el análisis de mapas de calor o los planes de evacuación.

Todo se fundamente en un sistema de seguimiento que desarrollaron para aportar nuevos datos sobre el comportamiento del jugador del baloncesto dentro de la cancha que ya usan equipos como el Real Madrid o el Estudiantes, además de alguna franquicia de la NBA. "Ofrecemos nuevas estadísticas relacionadas con el movimiento como cuánto se mueve el profesional, a qué velocidad media lo hace o cuál su intensidad", explica su presidente ejecutivo, Miguel Bullón a INNOVADORES. "En el deporte profesional, esa información puede hacer ganar un partido". Para conseguirlo, incorporan un diminuto chip de siete gramos en el pantalón.

La tecnología Soocial Distance de NBN23. Foto: Innovadores

Una tecnología que luego abrieron a los nadadores y que, a través de un tag que se mete en el gorro o en las gafas, les permite conocer su rendimiento en el agua y que ya usa YMCA, con 3.000 centros deportivos en EEUU. Ahora, todo ese know how desarrollado se ha reconvertido en Soocial Distance, una solución que ofrecen tanto a clubes deportivos como a gimnasios, tiendas u oficinas.

Pero, ¿cómo asegurar que la persona que atraviesa el torno no tiene el virus? De momento, la opción más viable (en tiempo y costes) es tomar la temperatura de los asistentes. En las últimas semanas se han popularizado los sistemas de termografía a distancia, pero, ojo, no todos son igual de eficientes y, más importante aún, de poco sirven si no se cumplen los protocolos de uso.

La advertencia es de Ismael Fernández, cofundador de la startup madrileña ThermoHuman, cuya tecnología termográfica utilizan para la medicina deportiva equipos como los Houston Rockets, el Atlético de Madrid o el París Saint-Germain, además de decenas de clínicas de fisioterapia, universidades u hospitales.

La empresa, especializada en medicina de prevención, utiliza cámaras de infrarrojos para detectar descompensaciones entre el lado izquierdo y derecho del cuerpo humano. Estos cambios de temperatura pueden indicar "procesos inflamatorios, sobrecargas o riesgos de lesión". Su software analiza esas imágenes en tiempo real e identifica asimetrías térmicas. Así consiguen reducir las lesiones del deportista "hasta un 70%".

"No hay nadie en el mundo que trabaje en esta línea de prevención con termografía", destaca Fernández a INNOVADORES. Ahora la empresa ha aprovechado todo ese know how para ofrecer una solución en la ‘nueva normalidad’ del deporte. Esta cámara detecta la temperatura del asistente a través del ojo, con lo cual no es necesario quitarse la mascarilla, y "si se coloca en el sistema de tornos, no le deja pasar".

La tecnología de termografía de ThermoHuman para estadios. Foto: Innovadores

A diferencia de otros sistemas similares, el de ThermoHuman podría reutilizarse para la prevención de lesiones si la medición de la temperatura de los aficionados deja de ser una prioridad. La startup ya ha vendido unidades para "uno de los equipos de fútbol más importantes" de Brasil y una fábrica de una multinacional en este país, además de "varios equipos" de la Liga española

RECUPERAR LA FORMA La española iAltitud está adaptando se tecnología de entrenamiento en altura para ayudar a los deportistas a mejorar la recuperación pospartido. "Se prevé calendarios muy apretados", dice su CEO, Manuel Jordán. La fi rma está haciendo su sistema más portable para que los clubes puedan llevarlo al hotel o a casa del jugador.
CONECTAR CON EL FAN DESDE CASA El nuevo uso del espacio deportivo obligará a los clubes a "conectar al fan desde casa", indica la directora de GSIC, Iris Córdoba, a INNOVADORES. "Reduciremos el espacio físico, pero ampliaremos otros". La idea es generar experiencias de ‘engagement’ con los afi cionados. El ‘COVID-19 Startups Report’ del GSIC incluye algunas iniciativas en este sentido como la de la húngara Seyu, que conecta a los espectadores en casa con los jugadores en el campo, o la holandesa BBox Sports, que genera contenido en realidad aumentada para los fans, al mismo tiempo que analiza su comprtamientos y ofrece a los clubes información valiosa sobre sus seguidores. La estadounidense Spalk, por su parte, permite a los ciudadanos convertirse en comentaristas deportivos al mismo tiempo que pueden editar sus producciones.