Profesionales    EL INFORME

Bajos sueldos y demasiada rotación, las señas laborales del sector TIC

Más del 45% de las plantillas TIC cobra menos de 22.000 euros anuales, por debajo del Salario Medio en España (23.333 euros), según un informe hecho público por CCOO

17 FEB. 2020 - Madrid
5 minutos
En los últimos diez años, más de la mitad de los profesionales TIC ha cambiado de empresa
En los últimos diez años, más de la mitad de los profesionales TIC ha cambiado de empresa / Alex Kotliarskyi (Unsplash)

A nadie se le escapa que el sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones marca el ritmo de una economía de valor y sostenible a largo plazo. Tampoco es ningún secreto que este tejido productivo está creciendo en España a marchas forzadas, aunque por debajo del vertiginoso ritmo que viven otros países como EEUU, Francia o las naciones nórdicas.

Así pues, el sector TIC ya ocupa a 423.541 personas en un total de 25.065 empresas y supone ya un 3,13% del PIB español.

Pero por debajo de la buena marcha de esta arena se ocultan numerosas lagunas en el ámbito laboral. Así lo ha denunciado el sindicato CCOO en un informe, en el que se indica que las condiciones de trabajo del personal que trabaja en el sector TIC patrio incluyen bajos salarios de entrada, una excesiva rotación y una preocupante falta de perfiles femeninos en las empresas digitales.

Sueldos por debajo de la media

Vayamos punto a punto. Según las cifras facilitadas por CCOO, más del 45% de las plantillas cobra menos de 22.000 euros anuales, por debajo del Salario Medio en España (23.333 euros), y en el caso de los programadores junior asciende al 94%. Para más inri, más del 40% de los profesionales no ha tenido una subida salarial en los últimos tres  años y existe otro 40% que lleva más de cinco años sin subida.

Si ponemos estos datos en relación, vemos que en la categoría de Programador Junior, el 94,4% cobra menos de 22.000 euros, es decir, por debajo del Salario Medio. En cambio, en las categoría superiores las bandas salariales están más repartidas. De hecho, la edad es un factor crítico a la hora de percibir un sueldo por debajo del salario medio:  el 71% de las personas menores de 30 años cobra menos de esos 22.000 euros. Eso sí, sólo encontramos un porcentaje significativo de personas por encima de los 48.000 euros en los mayores de 55 años, asociados a perfiles ejecutivos o de alta dirección.

En relación con el salario, vemos que las personas que proceden de estudios de Formación Profesional difícilmente alcanzan las bandas salariales superiores, algo que no ocurre tanto en las personas que proceden de la Universidad. Solo el 10% de las personas que estudian FP alcanzan salarios superiores a 34.000 euros mientras que el 61% está por debajo de 22.000 euros.

Excesiva rotación

Estos bajos sueldos son unas de las razones que llevan a que el sector TIC sea uno de los que más rotación registra de entre todo el tejido productivo nacional. En ese sentido, más del 75% de las plantillas lleva menos de 15 años trabajando en la misma empresa. Así, en los últimos diez años, más de la mitad de los profesionales (56%) ha cambiado de empresa, y un 10% lo ha hecho en el último año.

Según los datos del sondeo, el 80% de las personas que trabajan en el sector menores de 30 años ha cambiado de empresa en los últimos tres años. "Podemos concluir que este cambio busca satisfacer sus expectativas económicas y profesionales ya que la carrera profesional en el sector se hace mediante el cambio de empresa", dicen desde CCOO.

Poca representación femenina

Las condiciones laborales son especialmente delicadas para las mujeres que trabajan en el sector TIC. Por lo pronto, su peso relativo es muy inferior al de los hombres, ya que la masa laboral se compone apenas de un 33,98% de mujeres frente al 66,02% de hombres. 

Las mujeres que trabajan en el sector, además, lo hacen mayoritariamente en los tipos de empresa con los salarios más bajos del sector, como son las empresas BPO y las subcontratas. Así, encontramos un 53,74% de mujeres que cobran menos de 22.000 euros frente a un 32,49% de hombres.