Industria    Fabricación aditiva

La mayor granja de impresión 3D industrial está en España

Las 63 máquinas conectadas de BCN3D son capaces de producir como una gran planta, hasta 10.000 piezas al mes

19 AGO. 2020
5 minutos
Un técnico de la startup catalana BCN3D, en su granja de 63 impresoras 3D.
Un técnico de la startup catalana BCN3D, en su granja de 63 impresoras 3D. / Innovadores

Durante los últimos meses, la impresión 3D ha demostrado sus bondades al mundo. La flexibilidad y el diseño personalizado han convertido a esta tecnología en un poderoso aliado contra el avance de la Covid. Pero, al mismo tiempo, esta crisis ha puesto en evidencia su gran debilidad: el escalado industrial.

Una startup española tiene la solución. BCN3D ha creado una de las granjas de impresoras 3D más grandes de Europa. Sus 63 máquinas conectadas son capaces de producir como una gran planta, hasta 10.000 piezas mensualmente.

“Se trata de un concepto nuevo”, afirma el CEO de BCN3D, Xavier Martínez, a INNOVADORES. La joven empresa ha desarrollado su propia tecnología de fabricación aditiva, pero veía una necesidad en el mercado: la posibilidad de dar el servicio a terceros garantizando un volumen elevado de producción. Así conectó 63 de sus impresoras de los modelos Sigma, Sigmax y BCN3D Epsilon (la que tiene las especificaciones más industriales), que trabajan día y noche los siete días de la semana. Así son capaces de crear entre 8.000 y 10.000 piezas al mes.

La clave de esta instalación no es tanto el número de impresoras que tiene, sino la propia tecnología que ha ideado BCN3D. Y es que gracias a su doble extrusor independiente, sus máquinas pueden imprimir dos materiales simultáneamente. Su arquitectura de doble cabezal, por tanto, permite fabricar dos piezas al mismo tiempo. Así, esta granja duplica su capacidad sin necesitar más máquinas.

Además, la startup de Barcelona ha semiautomatizado el proceso, donde la mayor carga de trabajo la asumen las impresoras, pero un operador se encarga de supervisarlo.

Aunque Martínez comenta que existen otras granjas de impresión 3D en Europa, están más enfocadas a nivel doméstico. “A nivel industrial, la nuestra es la más grande”, indica. También les sirve para que futuros clientes verifiquen que la tecnología cumple con sus necesidades antes de hacer la compra de las máquinas.

¿Qué se fabrica en esta granja? Hasta la Covid, el 80% de su capacidad estaba destinada a la producción de piezas para proveedores locales, desde topes y embellecedores hasta partes mecánicas. Sin embargo, el pasado mes de marzo, BCN3D vio que su tecnología tenía mucho que aportar. Lanzaron entonces la campaña Here to Help a través de la cual han impreso en 3D más de 4.200 viseras de protección, que repartieron de forma gratuita a 50 centros médicos de toda España.

En total, esta iniciativa ha llevado más de 2.300 horas de impresión. De media, cada máquina ha producido ocho unidades cada cuatro horas. Además, un equipo de voluntarios de más de 40 empleados trabajó junto a representantes del sector sanitario, organizaciones gubernamentales y contactos profesionales en el diseño, la creación de prototipos y la producción de las piezas. “Dedicamos completamente nuestra propia granja de impresión”, señalan desde la compañía, que recientemente ha cerrado una ronda de inversión de 2,8 millones de euros en la que ha entrado el Grupo Mondragón junto al CDTI.