TIC    POR DENTRO

Blockchain contra la corrupción y para compartir viviendas de lujo

La aceleradora de IBM lanza proyectos para ‘trazar’ frutas y verduras, seguir el tráfico marítimo de mercancías o ‘tokenizar’ grandes deudas corporativas. Hablamos con su responsable, Jules Miller

26 MAY. 2020
8 minutos
Jules Miller, cofundadora de la aceleradora IBM Blockchain.
Jules Miller, cofundadora de la aceleradora IBM Blockchain.

En Aspen, Colorado, uno de los lugares de vacaciones de montaña más elegantes de Estados Unidos, el St. Regis Resort, un hotel de lujo de cinco estrellas, ha tokenizado su propiedad. Es el primer caso de un valor inmobiliario sometido a un proceso de acreditación de propiedad mediante blockchain. "No podrás permitirte comprar St. Regis entero, pero si puedes tener un trocito, que tal vez sirva para disfrutar de un fin de semana especial al año", dice Jules Miller, inversora, emprendedora, cofundadora de IBM Blockchain Ventures y responsable de la aceleradora blockchain del gigante azul.

El caso de Aspen es un gran ejemplo de que la tecnología blockchain no tiene por qué estar vinculada a criptomonedas como Bitcoin y tantas otras, para ser un factor de cambio social. De hecho, Miller confiesa a INNOVADORES que las cripto perjudican su imagen, desde la perspectiva de marketing. "Lo que hacemos en IBM es muy diferente y, aunque blockchain se lanzó con la revolución de Bitcoin y el libro blanco de Satoshi Nakamoto, hay aplicaciones mucho más amplias".

Aplicaciones a casos reales de negocio, como el proyecto Food Trust, con la cadena Wallmart, que hace seguimiento trazable de la cadena de suministro de frutas y verduras, desde el lugar en el que se producen hasta la tienda donde se vende. Miller lo valora como una cuestión de salud pública: "Miras una ‘lechuga romana’ y es muy fácil saber exactamente de dónde viene".

Otro proyecto es Tradelens, en asociación con la naviera Maersk, en el que blockchain se aplica a la automatización y simplificación del control de toda la cadena global de mercancías. Miller no sabía gran cosa sobre ese mundillo marítimo cuando empezó el proyecto. Y es muy complicado, con hasta 200 documentos distintos para un flete. "Por ejemplo, flores que se llevan desde Marruecos hasta España, que es un viaje muy corto". Con la tecnología se reduce el tiempo dedicado a trámites en un 80% y los documentos se reducen a 20. 

Hay otros ejemplos de tokenización, para la inversión en artículos de valor. Es el caso del cuadro pop-art titulado 14 Small Electric Chairs, de Andy Warhol (1980), que en 2018 se convirtió en la primera obra de arte ‘troceada’ en smart contracts para venderlo en pública subasta en Londres. En este caso los pagos se hicieron con criptomonedas. 

Lo que encuentra Miller mucho más interesante es la posibilidad de que las compañías que comercian entre sí puedan tener una contabilidad distribuida común de sus operaciones, en la que no caben discrepancias en los asientos y en la forma de registrarlos cada uno, porque son compartidos con el respaldo de seguridad de la cadena de bloques.  

"Estamos trabajando con una startup que se llama Securitize", explica Miller. "Trabaja en tokenizar deuda corporativa. Supongamos que tengo problemas a un año con una deuda de 2.000 millones. Sólo le hacen falta un par de días para resolverlo, si tokenizar esa deuda reduce sus ineficiencias. Hablamos de miles de millones de dólares y, a veces, hasta de billones [con «t», especifica, de «trillones» en inglés]. Esté atento a esa empresa: Securitize…". 

Otra startup que le entusiasma es Figure, una compañía fundada en 2018 en el área de la Bahía de San Francisco, dedicada a ‘securizar’ préstamos inmobiliarios e hipotecas. "El gran problema son los títulos de propiedad. Para hacer una transacción necesitas tenerlo y, dependiendo de la jurisdicción, unos pueden ser digitales y otros no. Entonces puedes conseguir un fax, una copia de papel, o algo que te envían… Ahora trabaja con otra compañía que se dedica a digitalizar los títulos. Empezó en California y se está expandiendo".

La digitalización de las escrituras "reduce los casos de corrupción". Cuenta que hay "proyectos realmente punteros en Ghana, Georgia [la república ex soviética] y Honduras para luchar contra la corrupción mediante la digitalización con blockchain de los títulos. Suele haber problemas para, por ejemplo, registrar una cesión de tierras a un primo sin tener que pagar impuestos.  Así se incrementa la transparencia para los compradores, que pueden ver la procedencia completa y verificar la propiedad".

También habla de las ventajas de un documento identidad con blockchain, para acreditar los datos estrictamente necesarios en cada caso, ocultando el resto. "En Estados Unidos has de tener 21 años para poder beber. Si voy a un bar y tengo que enseñar mi carnet, pueden ver dónde vivo y muchos otros datos que no necesitan". 

Pero el proyecto que más le entusiasma es Provenance, para "restablecer la confianza en internet, autentificando sus contenidos". Es un proyecto contra las fotos falseadas, en el que IBM colabora con el diario The New York Times, en una derivación denominada News Provenance. 

Verifican las fotos que se publican en TNY y cómo se comparten en las redes sociales, haciendo seguimiento de su origen mediante los metadatos certificados con blockchain. "No estamos diciendo que lo que se publica sea verdad o no, sólo brindamos información adicional al usuario para que pueda tomar su propia decisión, si se lo cree o no".