Entre Bits y Chips    Análisis

B&O Beoplay E8, un lujo para tus oídos

Es la tercera generación de los auriculares totalmente inalámbricos de Bang & Olufsen, y se notan las mejoras. Un lujo de sonido, de diseño, pero también de precio.

19 MAY. 2020 - Madrid
7 minutos
Los auriculares 'true wireless' Beoplay E8, de B&O, con su caja de transporte y carga inalámbrica. / Javier López Tazón

Bang & Olufsen es sinónimo de lujo: ingeniería de gran calidad aplicada al sonido, diseño nórdico con acabados en cuero... Nada más abrir la caja de los nuevos Beoplay E8 uno se puede dar cuenta de ello. Pero más allá del cuero que cubre la caja de transporte y alimentación o el elegante color blanco quebrado de los auriculares, el lujo va por dentro.

Estos E8, que han llegado a Europa hace un par de meses, son la tercera versión de los auriculares totalmente inalámbricos de B&O. Pero, ¿por qué la insistencia en el "totalmente" inalámbricos? Los profanos en esta materia o quienes no conozcan la evolución de los auriculares encontrarán raro esto de recalcar "true wireless", "verdaderamente inalámbricos", "inalámbricos de verdad"... Simplemente es para diferenciar los auriculares inalámbricos que mantienen un cable entre ellos de los que son dos piezas separadas (aunque no sean totalmente independientes; por ejemplo, en este caso, el derecho es el primario).

Esta tercera iteración de los Beoplay E8 se caracteriza por una disminución del tamaño y el peso. Con un 17% menos de volumen, ahora se ajustan mejor en un espectro más amplio de orejas y canales auditivos. Esto le permite a B&O dirigirse con menos limitaciones al público femenino.

Por cierto, la caja de carga y transporte tiene un tamaño más adecuado para un bolso o mochila que para un bolsillo: 70,5 x 46 x 34,5 milímetros. No es de las pequeñas. Aunque, ya que estamos con ella, tiene una buena batería: 800 miliamperios y además es compatible con el estándar QI de carga inalámbrica. Se carga completamente en dos horas conectada por USB y en dos horas y media a través de una base inalámbrica (que, si se quiere, hay que comprar aparte por 125 euros). Con la batería al completo puede recargar cuatro veces los auriculares. Con los auriculares y la caja de transporte cargados, la autonomía total será de 35 horas: siete horas de autonomía de los cascos, más cuatro recargas completas. Eso sí, cada recarga llevará dos horas si es completa, aunque con un chute de 20 minutos lograremos una hora y media de reproducción de audio.

Los auriculares en sí son bastante pequeños; no sólo la parte que se introduce en el canal auditivo (trae cuatro medidas de tapones de silicona para una mejor adaptación) sino el conjunto. Cada uno pesa 5,8 gramos y miden 25 x 19 x 26 milímetros. Están realizados con aluminio y polímeros y silicona de alta calidad.

En cuanto al sonido, cuentan con drivers electro-dinámicos de 5,7 milímetros de diámetro y un buen refuerzo de graves. La reproducción de sonido, tanto escuchando música con en conversaciones telefónicas es muy buena, reforzada por el mejor encaje en el canal auditivo y la suspensión del ruido ambiental. La mejora en este último aspecto se debe, en parte, a la duplicación de los micrófonos. Ahora son cuatro en lugar de dos. ¿Y tanto aislamiento no será peligroso? En cualquier momento, tocando la superficie expuesta del auricular izquierdo se activa la transparencia de sonido y oiremos con claridad lo que sucede a nuestro alrededor.

Como ocurre con todos estos equipos, tienes que aprenderte los toques. No es algo intuitivo, aunque son iguales o muy parecidos en casi todos los modelos. En ocasiones cambia de oído y hay que tocar en el derecho en lugar del izquierdo.

Básicamente, hay que aprender cuáles son las pulsaciones sobre qué auiricular, el derecho o el izquierdo, para atender o rechazar una llamada, activar los comandos de voz, la transparencia (escuchar el sonido ambiente) o gestionar la reproducción (avanzar de canción, retroceder, aumentar o disminuir el volumen...).

También sucede con la mayoría de los auriculares, que se dan una serie de configuraciones complementarias que hay que manejar desde una app gratuita que acostumbra a estar disponible para los sistemas operativos más extendidos de móviles (Android y iOS). En el caso de estos Beoplay, lo más destacable de la app es el ecualizador visual con el que puedes adecuar el sonido a tu gusto.

Lo que me ha resultado extraño en un equipo tan bien deseñado en cuanto a sonido, acabados, ergonomía, software... es que no se corte la reproducción de la música cuando te quitas los auriculares. Siguen sonando. ¿?

Valoración

Bang & Olufsen Beoplay E8
Rendimiento:    4  
Usabilidad:        3 
Precio:               2
Resistencia:      2,5
Diseño:             4
Valoración total: 3,5
Las valoraciones son de 0 a 5