Finanzas    Negocio

CaixaBank transforma Imagine en una ‘app’ de estilo de vida para niños y jóvenes

El banco móvil para jóvenes se convierte en una plataforma digital de servicios para fidelizar a los clientes más jóvenes

18 JUN. 2020
7 minutos

Después de cuatro años en funcionamiento y 1,6 millones de usuarios, Imagine deja de ser solo un banco móvil para jóvenes y se transforma en una plataforma digital de servicios y sobre todo en una app life style, con todo aquello que más atrae a jóvenes y niños, desde música a animación, pasando por formación financiera y también realidad aumentada. El objetivo es impulsar el crecimiento y la fidelización de los clientes más jóvenes, los que utilizan casi desde la cuna las nuevas tecnologías en la vida diaria, y llegar a superar los cuatro millones de usuarios en 2024.

Benjamí Puigdevall, consejero delegado d’Imaginebank, ha presentado la nueva etapa de Imagin, que incluye ImaginKids, dirigida a niños entre 0 y 11 años y muy enfocada a la educación financiera a través de juegos y personajes conocidos por ellos; ImagineTeens, para adolescentes de 12 a 17 años, con contenidos y servicios pensados para jóvenes que empiezan a necesitar soluciones para sus primeras compras y para entrar en la gestión de sus finanzas personales; e Imagin, a partir de los 18 años, con una completa oferta financiera y de servicios.

“De ser el banco líder en el segmento joven, pasamos a convertirnos en una comunidad de usuarios enfocada al estilo de vida. De esta manera, nuestra relación con los clientes no empieza con una alta en una cuenta bancaria, como pasa con cualquier entidad, sino cuando el usuario decide registrarse en la plataforma a través de su correo electrónico y bajándose la app. Y el cliente ya no solo vendrá a Imagin para buscar productos financieros, sino que también lo hará interesado en contenidos de valor y en experiencias únicas”, explicó Puigdevall.

Desde el punto de vista del usuario, la transformación de Imagin es especialmente visible en tres aspectos: la oferta de productos -financieros y no financieros-, que puede variar en función de la vinculación del cliente; el modelo de relación, ya que solo es necesario el correo electrónico para registrarse en la aplicación; y la gama de aplicaciones móviles disponible, que se ha ampliado para acompañar a los clientes desde la infancia con tres apps novedosas.

El eje principal de ImaginKids es la educación financiera a través de gamificación orientada al fomento del ahorro y que utiliza conceptos básicos. También ofrece recursos de entretenimiento. Es la más infantil de las tres apps y está pensada para que sean los padres los que decidan cuando y como se utiliza. Todo su contenido es gratuito, aunque la familia no sea cliente de CaixaBank.

ImaginTeens está orientada a adolescentes, ofrece recursos, juegos y contenidos adaptados a su edad, como memes para compartir, ideas de manualidades, puzles, pero también noticias y recursos digitales relacionados con la música, el gaming y ofertas de experiencias en colaboración con conocidas marcas. También ofrece servicios financieros, como la gestión de la paga familiar, la hucha virtual o retos de ahorro. Tendrán también la posibilidad de una tarjeta de prepago con función de control parental activada.

Para los mayores de 18 años, la aplicación se convierte en una plataforma de servicios financieros -Imagin&Split, para compartir gastos con amigos o compañeros de viaje; una wallet digital y un servicio de asesoramiento en inversiones, entre otras- y no financieros, con contenidos digitales -ImaginMusic, ImaginGames, ImaginCafe e ImaginShop- y experiencias, gracias a los acuerdos de CaixaBank con Booking, eDreams, Hoteles.com, eCooltra, Rentalcars, Reby o Bip&Drive. Los usuarios serán imaginers, imaginers reload o imaginers infinity, según las opciones básicas o completas que escojan.

Imagin dispone de un equipo integrado por unos 50 profesionales de diferentes especialidades y sigue una filosofía de trabajo startup like, basada en el diseño de servicios para la que experiencia de usuario sea la mejor posible. La startup de CaixaBank ha aplicado también metodologías agile y design thinking para identificar al máximo el perfil de los usuarios y adecuar el producto a las necesidades de cada uno. Para llegar a ello, se han realizado sesiones de cocreación con más de 200 usuarios reales.

Para la nueva plataforma, Imagin ha creado una arquitectura tecnológica nueva que, junto con la oferta propia, es capaz de incorporar tecnologías y productos de terceros, hecho que abre una vía de colaboración con otras fintech o startups.