Finanzas    POSICIÓN CRÍTICA

Carlos Torres (BBVA): "Las regulaciones sobre datos en Europa son asimétricas"

El presidente del BBVA, Carlos Torres, ha criticado el planteamiento regulatorio en materia de datos e inteligencia artificial de la Unión Europea. Por un lado, defiende que la disparidad de normas "no tiene sentido" y solo perjudica a industrias como la banca y, por otro, afirma que el GDPR "necesita madurar más"

24 FEB. 2020 - Madrid
3 minutos
Carlos Torres, presidente del BBVA
Carlos Torres, presidente del BBVA / INNOVADORES

Cada vez son más las voces que manifiestan públicamente sus críticas al Reglamento General de Protección de Datos y a las distintas estrategias en materia de gestión de información digital que la Unión Europea ha ido impulsando en los últimos años. Uno de los que más claro ha hablado al respecto ha sido el presidente del BBVA, Carlos Torres.

Durante una mesa redonda junto al experto en IA Kai-Fu Lee, Carlos Torres ha criticado la existencia de una heterogeneidad de normativas que generan diferentes campos de juego para una misma batalla en función de quién ejerce el mando. "Para mi tiene poco sentido que haya regulaciones y percepciones distintas sobre el uso de la inteligencia artificial en el mundo, pero más todavía dentro de una misma región como Europa en función del sector que sea", afirmaba el directivo. "Porque en esencia lo que tiene valor es común para cualquier industria: el dato".

En esa línea, Torres ha tildado de "asimétrica" la actual regulación europea y considera que verticales como el de la banca se ven perjudicados por esta situación: "Tenemos regulaciones muy estrictas en banca, con la PSD2, que no aplican a otros sectores".

Carlos Torres defiende al respecto que debería flexibilizarse la regulación para permitir un intercambio más fluido de datos entre distintos operadores y actores económicos. "Si el dato tiene valor y puede ser reutilizado, debemos usarlo y reutilizarlo. No tiene que haber estos límites que van en contra del bienestar económico, especialmente en lo que concierne a abrir los datasets de la Administración Pública al tejido productivo", defendió el máximo ejecutivo del BBVA, quien también aclaró que "obviamente cumpliendo siempre con la privacidad y manteniendo el control individual sobre los datos".

Finalmente, Carlos Torres redondeó su crítica al atacar directamente al corazón de normas como el GDPR: su utilidad social. "Es una regulación para proteger la privacidad, pero no lo hemos logrado. Necesitamos madurarla más. La gente sigue aceptando los términos y condiciones sin leerlos y sin entenderlos".