Profesionales    Notas digitales

Comando empresarial frente al COVID-19

Se estima que el efecto será mayor en los sectores de automoción, moda, retail, tecnología, alimentación y turismo

02 ABR. 2020
6 minutos

La consultora kearney estimaba este mes que el impacto global del COVID-19 en la pérdida de valor de las cadenas de suministro se acercará a los 400.000 millones de dólares. Su efecto será mayor en los sectores de automoción, moda y retail, tecnología, alimentación y turismo.

Esta crisis ha puesto en evidencia la debilidad de los modelos operativos y las cadenas de suministros de las empresas debido a la globalización y la dependencia productiva de los mercados internacionales. El parón productivo de China ha tenido un efecto dominó en las cadenas de suministros a nivel mundial. Esto incluye parones en líneas de montaje, retrasos en entregas y roturas de stock.

Para responder a este desafío, Kearney recomienda establecer un centro de comando COVID-19 que debe adoptar un enfoque ágil de las operaciones, utilizando herramientas digitales para permitir actualizaciones rápidas y colaboración entre funciones. El objetivo es crear y ejecutar un plan de comunicación sólido con una sola voz para los empleados, clientes, proveedores, accionistas y otras partes interesadas.

Los mensajes clave deben crear conciencia, apoyar la continuidad del negocio, fomentar la calma, demostrar disponibilidad y proporcionar una dirección clara. Una respuesta rápida completa considera todas las funciones de una empresa.

El impacto del COVID-19 en el negocio

La consultora McKinsey publicaba este mes un informe recomendando a las empresas crear un centro de crisis. Este centro es útil para:

  • (1) Crisis o disrupciones urgentes.
  • (2) Situaciones novedosas debido a la naturaleza o la escala de la amenaza.
  • (3) Disrupciones  que se desarrollan mucho más rápido de lo que la empresa puede entender o interpretar usando métodos tradicionales.

Después de analizar la situación con profesionales de salud y seguridad de 200 empresas, McKinsey ofrece un ejemplo de marco conceptual con cinco equipos y 18 flujos de trabajo. Los cinco equipos son: (1) Protección de la fuerza laboral. (2) Estabilización de la cadena de suministro. (3) Compromiso con el cliente. (4) Pruebas financieras de estrés. (5) Hacer operativo el centro de crisis.

Cambios globales que puede traer el COVID-19.

Carin Ism y Julien Leyre resumen para Singularityhub algunos de los cambios que pueden venir por esta crisis:

  • 1) Apreciación de la autosuficiencia.
  • 2) Adopción de paneles solares.
  • 3) Innovación y adopción de drones.
  • 4) Renta básica universal.
  • 5) Nunca confiar ciegamente en un líder.
  • 6) Aprender y apreciar hacer lo mínimo.
  • 7) Protocolos descentralizados de internet.
  • 8) Un mundo post-post-verdad.
  • 9) Expansión de telepresencia.
  • 10) Protocolos de emergencia actualizados.
  • 11) La longevidad reinventada.
  • 12) El poder de la creencia colectiva.

El invierno se acerca para la economía y la IA

Tom Davenport publicaba en Forbes que entramos en los primeros días de invierno, a medida que la producción y la demanda caen y las empresas anuncian despidos. Esto también tendrá una serie de impactos en los proyectos de IA.

  • (1) El foco de la IA girará desde las innovaciones a las mejoras operacionales.
  • (2) El regreso de la reingeniería habilitada por la tecnología.
  • (3) La necesidad de la productividad impulsada por la IA
  • (4) La integración con procesos y sistemas existentes.

Llegan las tecnologías de control y lectura mental

R. Douglas Fields alertaba en Scientific American que debemos descifrar las implicaciones éticas del control y lectura mental. Monitorizar el cerebro durante unos minutos puede revelar cómo está conectado. La medición del coeficiente intelectual, fortalezas y debilidades cognitivas, personalidad, aptitud para aprender o posibles comportamientos. 

Ciencia para curar el COVID-19

Los medicamentos que se están estudiando para el COVID-19 son la hidroxicloroquina o combinaciones que se han utilizado en el tratamiento del ébola, la malaria o el VIH. El Remdesivir diseñado para el ébola. El ritonavir y el lopinavir, para el VIH. El ritonavir, lopinavir e interfon-beta para el MERS.

Paco Bree es profesor de Deusto Business School.

Recibe las últimas novedades sobre la carrera de la innovación contra el coronavirus en nuestra NEWSLETTER ESPECIAL COVID-19 pinchando aquí