Entre Bits y Chips    Consumer Electronic Show 2020

La batalla por las 8K: Samsung y LG lanzan sus nuevas teles de ultrarresolución

Samsung y LG amplían su catálogo de televisores de resolución 8K, cuatro veces mayor que los actuales de 4K. Mejora de la calidad de imagen, del sonido, Inteligencia Artificial... Una de las novedades vistas en el CES de Las Vegas es que esta Ultra Alta Resolución llega a paneles de 65 pulgadas

7 minutos

Podría parecer el título de un nuevo episodio de otra versión de El Señor de los Anillos o Juego de Tronos, pero no. En realidad, es otro asalto en la competición por hacerse con el primer puesto en los televisores con resolución 8K.

En el combate por el título se juegan varias cosas. En primer lugar la demostración de las cualidades de las tecnologías que defienden los dos contendientes fundamentales: LG y Samsung; en segundo lugar, una cuestión de orgullo de marca y, además, colocarse en una buena posición para el futuro inmediato y ampliar el catálogo de televisores por la parte alta, la más cara.

LG ya llevó la resolución 8K a sus paneles OLED el año pasado y Samsung hizo lo propio con sus televisores QLED. El aumento de resolución ha ido acompañado de un incremento de las críticas entre ambos. Y es que LG lleva defendiendo que lo que Samsung anuncia como 8K, en realidad no es 8K. El último movimiento de esta última parece orientado a desarmar esa crítica. Y es que el gigante coreano ha anunciado estos días un acuerdo para fijar los criterios de certificación de televisores 8K con la 8K Association (8KA).

El punto clave no está sólo en la propia resolución, que ya es importante, sino en otros aspectos. Un panel 8K debe tener tantos píxeles como cuatro televisores 4K o 16 Full HD, pero también necesita una circuitería suficientemente potente para gestionar los cientos de millones de puntos que debe mostrar cada segundo. Además tendrá que contar con la conectividad que permita una transferencia de imágenes y sonido de calidad, procesadores de escalado de imagen y el brillo necesario. Es un compendio de características, no sirve sólo que el panel sea 8K.

Televisor OLED 8K de LG. Su gran ventaja, además de la resolución y delgadez, es que ofrece negros puros.Y así, en este rifirrafe, LG hace hincapié en el adjetivo "real": "LG presenta su nueva gama de televisores 8K real". Así titula su nota de prensa. Esta resolución no queda reservada para la gama Signature ni para los paneles OLED, sino que se lleva también a los NanoCell (así llama LG a su LED) y "democratiza" el tamaño de pantalla bajándolo hasta las 65 pulgadas.

Si Samsung anunciaba su acuerdo con la 8KA, LG presume de cumplir de sobre con los estándares definidos por la Consumer Technology Association (CTA) y la validación del laboratorio independiente TÜV Rheinland.

La Inteligencia Artificial figuraba en todas las apuestas como una de tendencias del año 2020. Y no se ha hecho esperar en este CES. Además de una de las ponencias de LG, los nuevos televisores 8K de esta compañía se apoyan en la ionteligencia artificial para identificar los rostros y los textos que aparecen en las imágenes para tratarlos de tal manera que tanto el tono de la piel como los rargos faciales queden más definidos. El AI Pictura Pro que está incorporado en el procesador Alfa9 de tercera generación es capaz de identificar y adaptarse a cuatro géneros televisivos: cine, deportes, animación y estándar, mientras que el AI Sound Pro hace lo propio con cinco categorías de sonido: música, cine, deportes, drama y noticias.


Pantalla infinita, del móvil a la tele


Samsung sigue apostando por su tecnología QLED, ahora con resolución 8K. Los avances más significativos de la gama que ha presentado en el CES de Las Vegas son el aumento del ratio de pantalla sobre superficie total hasta alcanzar el 99%, la reducción del grosor, la certificación como 8K, el sonido inmersivo, la optimización de las conexiones y, por supuesto, la aplicación de la inteligencia artificial.

El resultado de estas mejoras se combinan en el Q950, un televisor que apenas tiene marcos y que se convierte, según la marca coreana, en el primero en alcanzar ese ratio del 99% de imagen sobre la superficie total del panel. También recupera ventaja en cuanto al grosor. Es uno de los problemas de los paneles Full LED, sobre los OLED. Este televisor QLED, sin embargo, con sus 15 milímetros puede competir con ellos.
Desde Samsung se han preocupado por anunciar que todo los modelos de esta nueva gama "cumplirán con los requisitos de las especificaciones de Prueba de la 8KA, así como la Definición de pantalla Ultra HD 8K por la CTA".

En su caso, se apoyan en la inteligencia artificial tanto para detectar y analizar la distribución de la luz en el espacio en el que se encuentra el televisor para ofrecer la mejor calidad de imagen, como para optimizar el ancho de banda disponible. Es capaz de comprimir la imagen suministrada por el proveedor de contenido para descomprimirla cuando llega al televisor. De esta forma, puede reducir la banda ancha necesaria hasta en un 50%.

En los próximos meses se irán anunciando en nuestro país qué modelos de los presentados estos días en CES llegan estarán disponibles en España y a qué precios.