TIC    INFORME

Estas son las 10 tecnologías emergentes para España

El investigador y Premio Jaime I Javier García recopila las posibilidades de innovación capaces de crear "ventajas competitivas", para la cátedra de Ciencia y Sociedad de la Fundación Del Pino

24 JUN. 2020
7 minutos
Nuria Oliver, Andrés Pedreño, Héctor Perea y Javier García.
Nuria Oliver, Andrés Pedreño, Héctor Perea y Javier García.

Este es un análisis para que disparemos con precisión, como francotiradores de nuestro sistema de I+D. No con un trabuco, sin definir una estrategia concreta", expone Javier García, catedrático de química inorgánica y director del laboratorio de nanotecnología molecular de la Universidad de Alicante, emprendedor de éxito y ahora también titular de la cátedra de ciencia y sociedad de la Fundación Rafael del Pino (entre otros títulos y ocupaciones). 

El análisis es el informe titulado 10 tecnologías emergentes para impulsar a España, desvelado en un webinar de la fundación. El coronavirus ha obligado a retrasar su presentación oficial, con impacto en el propio estudio al añadir un capítulo de última hora, "10 más 1", dedicado a la "lucha contra las pandemias recurrentes".

El objetivo es "identificar qué tecnologías tienen mayor capacidad para mejorar la competitividad de la economía española, aumentando la complejidad de nuestro sistema productivo, porque seamos un país líder en ellas, o tengamos industrias clave o grandes empresas".

No es un catálogo de tecnologías incipientes, prometedoras y futuristas, sino consolidadas, aunque con amplio margen para innovar, profundizar, desarrollarlas, convertirlas en ventajas competitivas y "apalancar recursos y talentos". Esas diez tecnologías, seleccionadas por un panel de expertos, se agrupan en tres grupos: el digital, mayoritario con cinco "disciplinas", como prefiere decir una de las expertas, la científica de datos Nuria Oliver; el de la energía, que agrupa tres; y el de la biomedicina, con las dos tecnologías restantes, además del añadido del "10 más 1".

La enumeración empieza por la inteligencia artificial, que "lo impregna todo", según Oliver, participante en el webinar junto con el ingeniero Héctor Perea y el economista Manuel Pedreño. La inclusión de la IA es inevitable, como una tecnología "que lo está trasformando todo", señala García.

La segunda es la edición genética. García recuerda que "el mayor descubrimiento científico de este siglo" se produjo en España, "en la Universidad de Alicante", por el microbiólogo Francisco Juan Martínez Mojica, quien describió la posibilidad de provocar alteraciones genéticas introduciendo un vector, un virus bacteriano con un segmento específico de ADN. Esto desemboca en la técnica del CRISPR Cas9, el "corta y pega" que permite cambiar a animales y plantas. "Es un mercado que crece al 18% anual y hay en España decenas de startups trabajando en ello".

La seguridad digital es la tercera, subrayando la enorme "oportunidad de negocio y también de riesgo para los que no se protegen", en un mundo interconectado y dominado por internet.

Cuarta tecnología, IoT: un compendio de equipos conectados, cámaras, micrófonos, sensores, que adquiere mayor consistencia con la aplicación de IA. "Europa tiene una posición de liderazgo, que podemos perder frente a Asia-Pacífico. Hay que generar más desarrollo".

Los materiales fotoactivos, la evolución de las celdas de los paneles solares con nuevas composiciones, integran el quinto capítulo, en busca de "la mayor eficiencia" y la universalización de la energía solar. 

También pesará en esto la sexta tecnología propuesta, la generación de energía distribuida, con estaciones cada vez de menor tamaño y más cercanas al consumo.

La séptima propuesta es la utilización de satélites y los datos que recogen, para la toma de decisiones en múltiples actividades económicas. Un terreno en el que la industria aeroespacial española es poderosa, con unos 3.500 profesionales de alto y nivel una cuarentena de empresas.

Las tecnologías contra el envejecimiento son el octavo capítulo, en el que España tiene destacadas actividades, con una mención a María Blasco, integrante del comité de expertos reunido para la realización del informe.

El noveno apartado vuelve a la cuestión energética: el almacenamiento, como reto fundamental para el desarrollo de las renovables que, como señala Perea, "son intermitentes" y necesitan esta tecnología para dar un servicio permanente. 

Blockchain es la décima, un campo abierto para un desarrollo económico diferente en un mundo digitalizado, con las cotas de seguridad y fiabilidad necesarias. Es una nueva industria, pero bien asentada, en la que "EEUU y China acaparan más del 50% y, en Europa, Reino Unido supone más de la mitad". 

Javier García concluye revisando la idea de que un país que ignora su historia está condenado a repetirla: "Nuestro problema como país es que no hemos imaginado nuestro futuro".