TIC    Robótica

Drones con alas que demuestran la agilidad de un pájaro

Con apenas 42 gramos de peso, estos nuevos drones, pensados para el transporte de piezas en rutas predeterminadas, demuestran la agilidad de las aves. Se llaman BionicSwifts y son el último desarrollo de la firma de robótica alemana Festo

4 minutos
Prueba de vuelo de este dron con morfología de ave.
Prueba de vuelo de este dron con morfología de ave.

No son los primeros pájaro-robot, pero si los que han demostrado mayor agilidad. Los BionicSwifts son drones con alas artificiales que vuelan como los pájaros. Capaces de realizar maniobras imposibles, auténticas acrobracias aéreas hasta ahora permitidas sólo a las aves: caídas libres en picado, giros de casi 360 grados… Movimientos que les permiten desplazarse con rapidez por recintos estrechos o de estructuras complejas.

¿Su secreto? Está diseñado con estructuras ultra ligeras. Los ingenieros de Festo han imitado a la naturaleza para construir estas nuevas “naves”: cuanto menos peso hay para mover, menos material se requiere y menos energía se consume. BionicSwift pesa solo 42 gramos a pesar de tener una longitud corporal de 44.5 centímetros y una envergadura de 68 centímetros. Esto lo convierte en el dron más ágil, capaz de volar incluso haciendo bucles y giros cerrados.

Plumas artificiales aerodinámicas

Para poder emular lo más fielmente posible el vuelo natural de las aves, las alas de los BionicSwifts están hechas de una espuma ultraligera, flexible pero muy robusta. Formadas por láminas que se superponen entre sí y que se unen a una pluma de carbono que funciona como eje central. Durante el vuelo estas láminas se pliegan o despliegan permitiendo – como ocurre con las plumas – que el aire fluya a través del ala. De esta manera consiguen velocidad y sobre todo agilidad.

Sistema GPS para movimiento autónomo

Estos pájaros biónicos vuelan de manera coordinada y autónoma gracias al GPS que llevan en su  interior basado en radio con tecnología de banda ultra ancha (UWB). Vuelan en un espacio aéreo predefinido en el que se han instalado varios módulos de radio para controlar estos pájaros. De esta forma se puede ubicar con exactitud la posición exacta de cada uno de los drones desde el ordenador central que funciona como sistema de navegación. Si las aves se desvían de la ruta de vuelo predefinida porque varían repentinamente las condiciones ambientales (el viento o la temperatura, por ejemplo) desde el ordenador central se puede corregir la ruta de manera autónoma sin que sea necesario la intervención de ningún operador. Incluso si se pierde el contacto visual. El uso de UWB como tecnología de radio garantiza un funcionamiento seguro y sin interferencias.

Estos nuevos pájaros robots podrían usarse para transportar materiales dentro de una fábrica. Por muy estrechos que sean sus corredores o por muchas diferencias de nivel que haya que salvar, los BionicSwifts están preparados para volar con autonomía y libertad.