I + D    Estudio

El 80% de los españoles pide al Gobierno más inversión en I+D+i

El grado de confianza en la innovación ha caído 16 puntos desde 2017, según una encuesta de la Fundación COTEC

09 ENE. 2020
5 minutos

Ocho de cada diez españoles piensa que la inversión pública en I+D+i en España es insuficiente, una percepción que además es "unánime" en los votantes de los partidos de izquierda y de derecha que reclaman más fondos para la ciencia.

Esta es una de las conclusiones de la III Encuesta sobre percepción social de la innovación realizada por Sigma Dos a partir de 2.404 entrevistas que a través de cuarenta preguntas recoge la opinión de los españoles sobre los riesgos y beneficios de la automatización del empleo, la tecnología y la desigualdad social.

La encuesta, presentada por el director general de la Fundación Cotec, Jorge Barrero, refleja que el 75% de los españoles tiene una visión positiva sobre la innovación, un grado de confianza que, sin embargo, ha caído 16 puntos desde 2017 (era del 89%).

La pérdida de confianza es mayor en los sectores más vulnerables: las personas con estudios de primaria (32 puntos menos), los que tienen salarios bajos (29 puntos menos), los que ocupan trabajos no cualificados (-28 puntos) y los mayores de 65 y las mujeres, ambos con un retroceso de 21 puntos. En el extremo contrario, los empresarios, doctorados y técnicos profesionales han perdido algo de confianza en la innovación pero su apoyo sigue alto, en el 80%.

Según la encuesta, el 65% por ciento de los españoles piensa que la regulación actual no favorece la innovación y el 80% cree que la I+D+i debería recibir más inversión, pública y privada.

En cuanto a la desigualdad social, la encuesta señala que el 55% de los españoles cree que la tecnología aumenta las desigualdades sociales, frente al 34% que piensa lo contrario.

Además, seis de cada diez españoles está a favor de la creación de una renta básica universal y el 46% estaría dispuesto a pagar más impuestos para costearla (siete puntos más que hace un años), si bien, la encuesta matiza que esta conciencia social es mayor en los sectores y votantes de izquierda que en los de la derecha.

En cuanto al mercado de trabajo, el 75% de los ciudadanos cree que la automatización del trabajo afectará de una manera importante al empleo del futuro y el 66% piensa que muchos trabajos serán sustituidos por robots, aunque el 48% piensa que esta pérdida de empleo será compensada con la creación de nuevos tipos de trabajo.

La encuesta advierte que desde 2017 el pesimismo sigue creciendo entre los encuestados y un tercio de la población activa (trabajadores y desempleados), es decir, ocho millones de españoles, no se ven capaces de competir en un mercado laboral automatizado.

Además, el 75% cree que el sistema educativo no responde a las necesidades formativas y el 80% piensa que la sociedad española tiene poca cultura de la innovación y no se está preparando para este impacto.

Los españoles opinan que los más adecuados para cambiar esta percepción y "liderar la transición" al empleo del futuro son los políticos (45%) por delante de las universidades, los propios científicos o los sindicatos.