Industria    Innovar para vivir

El astillero 4.0 o cómo es la transformación digital de la construcción artesanal de barcos

Accenture y Navantia crean una plataforma digital para conectar toda la información que se genera en los procesos de diseño, construcción y mantenimiento de los barcos

03 FEB. 2020 - Madrid
3 minutos
Los directivos de Accenture y Navantia en los estudios de Onda Cero.

Cómo un proceso muy artesanal y tradicional, como es la construcción naval, aprovecha las ventajas de la Industria 4.0. Con esta premisa arranca en este 2020 una nueva edición de Innovar para vivir, el espacio de Accenture en La Brújula de Onda Cero en colaboración con Innovadores by Inndux.

El concepto de Industra 4.0 implica la transformación en los procesos industriales derivados de las nuevas tecnologías, pero, en la actualidad, el ritmo de cambio se ha incrementado a “una velocidad exponencial” por lo que es más adecuado hablar de Industria X.0, subraya Julio Juan Prieto, managing director de Accenture. “Se trata de una evolución constante para incorporar todas las eficiencias operativas de la mano de estas tecnologías y al mismo crear nuevos servicios y experiencias con nuestros clientes”.

Cada sector industrial es diferente y hay que adaptarse a las necesidades de cada uno. En este caso, Accenture y Navantia trabajan en lo que han llamado Astillero 4.0. “El astillero del futuro será inteligente, digital y colaborativo en todas las fases de la construcción de un buque”, vaticina Prieto.

Para ello, Donato Martínez, director de Tecnología y Transformación Digital de Navantia, señala que hace un año empezaron a montar una plataforma digital para “conectar toda la información que se genera en los procesos de diseño, construcción y mantenimiento de los barcos”.

El objetivo es que los trabajadores de Navantia puedan acceder a todos estos datos de forma más sencilla para facilitarles sus tareas y “ganar en eficiencia al conectar toda la cadena de valor de un astillero”, explica Martínez. Se trata de tener una visión global de todas las fases del proceso.

Es un proyecto “ambicioso de tres años” para poder construir esta plataforma digital que fomenta la colaboración en una gran empresa como Navantia para sacar provecho de estas tecnologías.

Las personas están en el centro de cualquier iniciativa de transformación digital. En el caso de Navantia hay más de 1.000 personas implicadas dentro de la empresa, pero también a todo su ecosistema formado por más de 40 compañías de la empresa auxiliar.