TIC    ESTUDIO

El camino de ida y vuelta ‘cloud computing’

Un reciente estudio refleja cómo siete de cada diez empresas están devolviendo recursos migrados a la nube a sus centros de datos propios

04 DIC. 2019
4 minutos

Dicen que hay caminos que se hacen para no volver atrás y otros cuya senda se puede recorrer una y otra vez en ambos sentidos. Vías de ida y vuelta, de decisiones revisadas y perspectivas actualizadas. De nuevas formas para afrontar los retos que nos encontramos cada día y de múltiples variantes para encarar un mismo destino. 

Más allá de la filosofía, esta premisa la podemos aplicar sin problema a la migración masiva de sistemas y software a la nube; un fenómeno que ha explotado en los últimos años y que ha puesto en tela de juicio la necesidad misma de disponer de un centro de datos propio en las empresas tipo. Pero como decimos, esta ruta de un aparente sentido único se ha tornado ahora en un viaje de vuelta para muchas de estas compañías, que están volviendo a su punto de salida en busca de algunos equipajes perdidos.

Un reciente estudio internacional de la firma de análisis Vanson Bourne y Nutanix, con menos prosa pero más datos, constata esta cruda realidad.  Según este informe, el 73% de las empresas afirma que está sacando algunas aplicaciones de la nube pública para devolverlas a sus instalaciones, de las cuales un 22% está moviendo cinco o más aplicaciones.  Con ello no es de extrañar que el 85% considere la nube híbrida como el modelo TI ideal para su negocio al poder moverse con más flexibilidad entre la nube y los centros de datos al uso.

En esta tendencia de reverso, la seguridad sigue siendo el principal factor que dirige las decisiones de las compañías. No en vano, el 60% de los participantes del estudio afirmó que el estado de la seguridad entre las nubes influirá más en sus futuros planes de despliegues cloud. Del mismo modo, el 26% de los encuestados consideró la seguridad de los datos y el cumplimiento normativo como los aspectos principales a la hora de determinar dónde ejecutar una carga de trabajo determinada. 

Con ello, el 28% de las empresas eligió la nube híbrida como el modelo más seguro, superando sustancialmente a los que eligieron un modelo cloud completamente privado/local (21%), y siendo más del doble los que optaron por los centros privados de datos tradicionales (13%).

Y, como telón de fondo, aquellas compañías que viven completamente ajenas al camino marcado, en ninguna de las dos direcciones, aquellas que han decidido no moverse de la casilla de salida. En base a este estudio, el 23,5% de las empresas no está aprovechando actualmente ninguna tecnología cloud, aunque el porcentaje de compañías sin despliegues cloud disminuirá al 6,5% el próximo curso, y en dos años a más de la mitad, alcanzando tan solo el 3%.