Finanzas    Regulación

El Gobierno anuncia incentivos fiscales para impulsar la inversión en startups

El secretario de estado para el Avance Digital, Francisco Polo, ha anunciado que eliminará la necesidad de NIE para que un extranjero invierta en una startup española y ampliará los fondos ENISA. También se compromete a reducir la burocracia

21 NOV. 2019
8 minutos
El secretario de Estado de Avance Digital en el Congreso Nacional de Business Angel.

Me gustaría lanzar mensaje rotundo. Para el Gobierno los inversores jugáis un papel estratégico. La inversión facilita que la innovación disruptiva emerja y progrese”. Así ha comenzado su discurso el secretario de estado para el Avance Digital, Francisco Polo, en el Congreso Nacional de Business Angels que organiza anualmente la asociación Big Ban Angels en Valencia.

“La acción del Gobierno en este sentido se basa en una visión socioeconómica de la innovación que se enmarca en dos pilares: crecimiento económico y bienestar de la ciudadanía”, afirma Polo. Es un modelo de gestión de la innovación -dice- que responde al modelo que establece la Constitución cuando habla de que España es una economía de mercado y al mismo tiempo un Estado social. “Tenemos una oportunidad histórica de impulsar la digitalización para que se convierta en el mayor factor de crecimiento económico y bienestar; de crear una nación emprendedora con personalidad propia, la primera startup nation del mundo con foco social”, asegura.

“No queremos ser el Silicon Valley del sur de Europa”

Polo destaca que el modelo a seguir no es el de Silicon Valley. “No queremos ser el Silicon Valley del sur de Europa”. Ese modelo [en referencia a la alta cantidad de sintecho, sanidad privatizada, elevado precio del alquiler y desigualdad en EEUU] “no es el que queremos para nuestro país”. Sostiene también que, si hay una lección aprendida de la crisis económica es que “el crecimiento económico basado en recortes y en polarización social no es sostenible”. No puede -añade- haber crecimiento con trabajadores y ciudadanos pobres, “algo que defienden todos los grandes organismos económicos y financieros internacionales”.

El secretario de estado para el Avance Digital está convencido de que el florecimiento del ecosistema digital da la posibilidad de una redistribución de la riqueza que favorezca la innovación, el emprendimiento y la iniciativa privada pero que, al mismo tiempo, haga posible un bienestar más equitativo. “Queremos construir una nación emprendedora vertebrada, cohesionada y solidaria que revierta en el conjunto de la economía, y que nos ayude a crecer sin renunciar el bienestar digital o a nuestros derechos”, dice.

Incentivos fiscales

Polo sostiene que España necesita un ecosistema “más grande, más fuerte y más maduro”. Ello -reconoce- pasa por mejorar la financiación de las startups. Entre las medidas que plantea el Gobierno para apoyar ese objetivo destaca la Estrategia España Nación Emprendedora. Asegura que la Agenda Digital que se presentará próximamente pone especial foco en el sector del emprendimiento tecnológico. Una de las medidas más inmediatas es la Ley de Startups, “donde se reconocerá la personalidad jurídica propia de las startups, que podrán beneficiarse de incentivos específicos”. Entre ellos, incentivos fiscales inspirados en modelos que funcionan como el esquema británico Seed Enterprise Investment Scheme (SEIS) para el impulso del ecosistema y de la inversión.

“Que el sueño del emprendedor no sea vender sino internacionalizar”

“También queremos mejorar la fiscalidad de la participación accionaria para favorecer la atracción de talento internacional e impulsar venture building corporativo para facilitar la escalabilidad e internacionalidad”, señala. “Que el sueño del emprendedor no sea vender sino internacionalizar”, recalca. Por otro lado, confirma que el Gobierno seguirá apoyando los mecanismos de financiación directa e indirecta de startups que aporta el Estado, como el Fondo FOND-ICO y líneas ENISA, “a las que dotaremos mayores fondos una vez aprobemos los presupuestos”.

Polo reconoce que una de la principales barreras para la creación de empresas es el exceso burocracia: “Tenemos previstas varias medidas para reducirla y eliminar la exigencia de que un inversor extranjero tenga que solicitar un NIE para invertir en una startup española”. Por otra parte, subraya la necesidad de que la colaboración entre los diferentes actores del ecosistema sea mucho más fluida, algo que también impulsará el Gobierno.

Por último, el secretario de estado menciona como reto la brecha de género en el sector emprendedor: “Hay pocas mujeres que se inclinan por carreras técnicas y son menos quienes lanzan su propia startup (19% según el Mapa del Emprendimiento de South Summit y Spain Startup)”. “Estas reciben además menos financiación que los hombres”. Desde el Gobierno estudiarán qué incentivos podemos aplicar para cerrar esta brecha, “máxime cuando está demostrado que las empresas dirigidas por mujeres ofrecen mejores retornos financieros”, asegura.

Polo alaba “grandísimas startups, emprendedores, programadores e inversores con trayectorias cada vez más contrastadas que tenemos en España”. “En estos 10 años el ecosistema emprendimiento ha dado pasos muy importantes y gracias a una mayor colaboración en el sector en los próximos 10 años serán pasos aún mayores. Vamos a demostrar que jugamos en la Primera División mundial de la innovación”, sentencia.