Industria    Biotech

La española NBD, qué hace un ‘ferrari’ de la bioinformática en una fábrica

Nostrum Biodiscovery realiza simulaciones biomoleculares para acelerar el descubrimiento de fármacos y ahora ‘exporta’ esa tecnología para mejorar la producción industrial

15 ABR. 2020 - Barcelona
7 minutos
Ezequiel Mas, CEO de Nostrum Discovery (NBD)
Ezequiel Mas, CEO de Nostrum Discovery (NBD). / Innovadores

Las simulaciones biomoleculares son esenciales para acelerar la aparición de nuevos fármacos y reducir considerablemente el coste de su obtención. El proceso no es sencillo y necesita, sobre todo, de tecnología computacional y de extensas bases de datos de moléculas. "Nosotros tenemos tecnología propia y también una librería de datos nuestra. Cuando un grupo de investigadores identifica una diana terapéutica, en Nostrum Biodiscovery (NBD) buscamos algún compuesto en las librerías públicas y en la nuestra que pueda modular la actividad de la diana que el equipo investigador nos han presentado. Lo que intentamos es encontrar una molécula que se adhiera bien a la presentada con el objetivo de hacerla mutar. La introducción de estas mutaciones ayudará a obtener el fármaco idóneo", explica Ezequiel Mas, que hace escasos días fue nombrado nuevo CEO de NBD.

La función de la mayoría de fármacos es bloquear la actividad de un enzima y revertir la anomalía que está generando en el cuerpo humano, es decir, frenar o eliminar la enfermedad. Existen diversas estrategias para atacar este proceso y todas pasan por evitar que la proteína siga con su función maléfica.

Esta es la función de NBD, una spin off que surgió en 2016 de la mano de los científicos Modesto Orozco, catedrático de la Universidad de Barcelona e investigador del Institut de Investigació Biomèdica de Barcelona (IRB), y Víctor Guallar, profesor de investigación ICREA del Barcelona Supercomputing Center (BSC-CNS), y que actualmente cuenta con un equipo de nueve personas, entre ellas cinco mujeres, algo poco habitual en el campo científico y computacional.

Uno de los software propios de NBC es el bautizado como PELE, desarrollado ya hace más de 15 años, del que posee licencia exclusiva. Se trata de una plataforma de simulación que aloja un conjunto de software procedentes del BSC y del IRB. Todos ellos son complementarios y todos se dirigen a drug discovery. 

"A través del PELE simulamos los pequeños movimientos de la proteína que provocan la enfermedad. Observamos su actividad y buscamos una molécula que encaje bien y se enganche a ella como una pieza de puzle, con el objetivo de acelerar la obtención de nuevos fármacos o de otros que sean más eficientes", comenta Mas, que destaca que PELE se distingue de otros software de simulación en que es capaz de trabajar de manera más eficiente y rápida, hecho que lo convierte en el método con menor coste computacional del mercado. «Las simulaciones que otros hacen en días, nosotros las realizamos en horas, con la máxima calidad», apunta Mas.

Hasta ahora, NBD se había dedicado al drug discovery, siempre dentro del campo de la salud. Desde el mes de mayo del año pasado, PELE amplió su ámbito de acción y se dirige también a la ingeniería de enzimas, de aplicación en el sector industrial. "Muchas empresas utilizan enzimas -proteínas con actividad catalítica- para acelerar sus procesos diarios o bien como parte del producto final, pero son biomoléculas que no tienen un rendimiento demasiado óptimo. A través de PELE, simulamos cambios en estos enzimas para que sean más eficientes", comenta Mas. En definitiva, la mutación que provocan en las enzimas convierte el proceso de producción es más fiable y con mayor rendimiento.

En poco más de tres años, NBC está logrando un liderazgo en el panorama internacional. Ha aplicado con éxito sus tecnologías en la industria pharma y biotech, presta servicios de química computacional a empresas como AstraZeneca y desarrolla programas tecnológicos en ingeniería de enzimas con multinacionales europeas y norteamericanas. Ha trabajado con los laboratorios Almirall y Esteve, y actualmente proporciona datos de manera desinteresada en investigaciones de fármacos relacionados con el Covid-19. Las expectativas de crecimiento del equipo de NBD son altas: "A corto plazo esperamos consolidar nuestra presencia en los mercados europeos y americano e introducirnos en China, India, Corea del Sur, Japón y también Oceanía".

Doble negocio NBD comercializa las tecnologías propias a través de servicios o licencias, o bien colaborando con grupos de investigación de grandes centros hospitalarios. Des del inicio de su actividad, ha captado 1,5 millones de euros de capital público y privado, y ha facturado más de un millón de euros.