Actualidad    Emergencia sanitaria

La española Sylvia Daunert crea en la Universidad de Miami un test que 'pilla' el Covid-19 en 30 minutos

El sistema está acabando las pruebas que la FDA de EEUU requiere para presentar una solicitud de aprobación

24 MAR. 2020
5 minutos
Sylvia Daunert (en el centro), con su equipo en el laboratorio de la Universidad de Miami.
Sylvia Daunert (en el centro), con su equipo en el laboratorio de la Universidad de Miami.

La búsqueda de un sistema de diagnóstico rápido del coronavirus es esencial para frenar la expansión del virus. Investigadores de la Universidad de Miami ha dado un paso decisivo en esta misión. El equipo, liderado por la española Sylvia Daunert, ha desarrollado una prueba para saber si una persona tiene coronavirus sin necesidad de que intervenga un laboratorio o un médico y en solo 30 minutos.

"Estamos acabando las pruebas que la FDA (Food and Drug Administration de EEUU) requiere para presentar una solicitud de aprobación", dice a Efe Daunert. En su laboratorio trabaja "día y noche" un equipo de unas 30 a 40 personas, seis de ellas jóvenes científicos españoles.

La compañía biofarmacéutica Heat Biologics de Carolina del Norte colabora en este proyecto de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami, concretamente del laboratorio del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular, que dirige Daunert, una barcelonesa que lleva 10 años trabajado en esta universidad.

Daunert afirma que no espera que la nueva prueba para detectar el coronavirus esté en el mercado antes de dos meses, aunque esa tardanza no le preocupa porque "desgraciadamente" todavía se necesitará. "Esto va para largo", subraya sobre la expansión del nuevo virus.

La prueba que ha desarrollado junto a su equipo se caracteriza por la facilidad y la rapidez en que se obtiene el resultado. Aunque no es tan fácil como una prueba de embarazo, tampoco no se necesita que intervenga un laboratorio de análisis clínicos ni tampoco un médico.

Simplemente se toma una muestra de la faringe de la persona con un bastoncito que forma parte del kit, se le aplican unos reactivos que vienen en un tubito y se pasa por una tira de papel donde se puede ve el resultado al cabo de 30 minutos.

No está pensado para que lo haga la propia persona. La idea es que lo usen el personal de primeros auxilios, las farmacias, empleados comunitarios, enfermeros y agentes de aduanas.

"Es mucho más barata que las otras pruebas ya existentes", subraya Daunert.

De la producción comercial, una vez que la FDA dé su aprobación, se encargará Heat Biologics, que también está involucrada en un proyecto para desarrollar una vacuna para el coronavirus que realiza otro equipo de científicos de la misma universidad.

"Nuestro laboratorio tiene una gran experiencia en desarrollar test precisos y fáciles de usar para enfermedades contagiosas como HPV (papiloma humano) y zika", comenta Daunert en el comunicado.

A diferencia de las pruebas IgG e IgM que detectan anticuerpos, los cuales "pueden tardar semanas en aparecer", esta prueba utiliza técnicas de reconocimiento molecular y amplificación del objetivo viral, según los investigadores Sapna Deo y Jean-Marc Zingg, que también colaboran en el proyecto.

De esta forma, puede permitir una detección más temprana, en un plazo de exposición al virus de dos días, lo que significa una información importante para "ayudar a frenar la expansión de la enfermedad".

Recibe las últimas novedades sobre la carrera de la innovación contra el coronavirus en nuestra NEWSLETTER ESPECIAL COVID-19 pinchando aquí