TIC    Educación

Este blockchain corta de raíz las falsificaciones de documentos

BlockTac, creada por dos médicos que dieron el salto al blockchain, verifica la información educativa con un ‘DNI identificador’ y ha dado el salto a Latam

04 AGO. 2020 - Barcelona
7 minutos
Francisco Guillén, cofundador de esta startup.
Francisco Guillén, cofundador de esta startup.

Francisco Guillén, médico de profesión, doctor en Medicina y máster en ADE, 64 años; y Enrique Lizaso, también médico y además ingeniero y matemático, 56 años. Ambos muy involucrados en proyectos de educación. Tenían la vida más que solucionada, pero lo dejaron todo para llevar a cabo un proyecto que surgió de una manera inesperada en noviembre del 2017. Poco antes, habían recibido de la Comunidad Europea el informe BlockChain and Education.

"Yo no lo entendí muy bien y decidí enviárselo a mi amigo, y ahora también socio, y él sí que vio el interés de la aplicación de esta tecnología, en un principio, a los títulos universitarios", explica Guillén, cofundador junto con Lizaso de BlockTac, una startup que está revolucionando las aplicaciones de blockchain en usos cotidianos. Dos seniors muy seniors, con mucha adrenalina y sin ningún temor a dedicarse en cuerpo y alma al nuevo proyecto.

El día de Navidad de ese mismo año hicieron una primera prueba del desarrollo de la aplicación en la que estuvieron trabajando durante un mes y medio, y en enero presentaron la idea al entorno universitario y de alumnado. Por aquel entonces se hablaba del título universitario falso de la ya expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. "Fue una coincidencia, pero ciertamente la solución que aportamos resuelve todas las dudas a cerca de la autenticidad de un documento".

En abril de 2018 decidieron dar el paso y crear la empresa, y la publicitaron en el ámbito al que pensaban que se dirigiría, el universitario. "Al principio tuvimos que evangelizar el mercado sobre la tecnología porque por aquel entonces al blockchain se lo relacionaba solo con criptomonedas", dice Guillén, que al preguntarle para cuándo la internacionalización, responde que, sin planearlo a conciencia, surgió también en los primeros meses de la empresa, estableciendo contacto con diversos centros universitarios de Latinoamérica. Sin embargo, el paso definitivo fue la entrada en Cuatrecasas Acelera, la aceleradora de legaltech del despacho de abogados líder en España, en septiembre y el premio recibido en febrero de 2019, en la tercera edición del Demo Day.

BlockTac se define como un servicio de conversión de la información en infalsificable a través de blockchain. Utilizan la plataforma descentralizada Ethereum, "a más segura que existe, imposible de falsificar y donde que cualquier miembro puede verificar de manera inmediata la autenticidad de una información", explica Guillén.

La solución puede ser utilizada por una persona individual, una empresa, institución o administración pública. Sin embargo, asegura, "previamente se necesita una institución fiable que verifique que la información que se añade a la plataforma es cierta".

BlockTac proporciona los instrumentos para realizar de manera automática la operación de registro y verificación de cualquier título o producto. Aconsejan plataformas públicas de blockchain porque solo se podrán añadir documentos a través de una clave privada, la información estará encriptada y se dispondrá de una dirección única. "Hemos creado un algoritmo que registra de manera automática y segura, y reparte los costes de registro, realizando una economía de escala", subraya.

En el caso del sector de la alimentación, BlockTac tiene mucho que aportar: "A través de un código QR, se puede verificar de inmediato con el móvil que llevamos en el bolsillo si un producto o un medicamento es original o no, aunque también puede realizarse la operación de verificación a través de la web", dice Guillén.

A pesar de llevar solo dos años en el mercado, BlockTac tiene partners repartidos por el mundo y acuerdos con diversas empresas -sobre todo las dedicadas a los licores- y universidades. "Con BlockTac, cada unidad de producto es único, es como un DNI identificador".

Entre sus clientes o socios colaboradores figuran Bureau Veritas, KPMG Colombia, European Open Business School, Asociación Española de Escuelas de Negocios, Cámara Nacional de Comercio y Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud de Bolivia, Consejo General de Colegios de Agentes Comerciales de España, Asociación de Industrias Alimentarias de Madrid o Telefónica, entre otros. 

Han recibido numerosos premios y reconocimientos, y aseguran que de momento no tienen competidores en el mercado mundial. Se consideran identificadores singulares. Con el crecimiento de internet de la cosas (IoT), ven a BlockTac con mucha tarea por hacer. "Hemos vuelto a ser mileuristas, pero nos lo pasamos muy bien", apostilla Guillén.