I + D    Material

Estos bioplásticos se degradan en agua dulce en menos de dos meses

Con una composición de base de maíz, patata y otras fuentes renovables, la española Kompuestos desarrolla este material como alternativa al plástico tradicional

03 ABR. 2020
3 minutos

La española Kompuestos (Plásticos Compuestos S.A.) ha lanzado al mercado Okean una gama de bioplásticos capaces de biodegradarse totalmente en agua dulce bajo condiciones naturales, convirtiéndose en biomasa, dióxido de carbono y agua, y sin dejar residuos tóxicos.

Se trata de tres nuevos bioplásticos, que han sido certificados por la entidad independiente TÜV Austria con la certificación OK biodegradable WATER, que reconoce la biodegradabilidad de estos productos en 56 días en agua dulce a una temperatura entre 20°C y 25°C.

Gracias a su composición biobasada, con base de maíz, patata, y otras fuentes renovables, su producción genera un impacto menor en el medio ambiente y contribuye a una reducción significativa de la huella de carbono.

"La innovadora formulación de estos nuevos bioplásticos ofrece una alternativa a los artículos de plástico tradicionales con riesgo de acabar en los ríos", señalan fuentes de la compañía de Barcelona en un comunicado.

El objetivo de estos productos es prevenir la acumulación de residuos plásticos para asegurar la conservación de los ríos, lagos y cualquier fuente natural de agua y de la vida acuática. Además, estos productos pueden procesarse en equipos estándar, con lo que suponen "una alternativa fiable a los plásticos tradicionales".

Junto con la creación de la gama de productos Biokomp, el desarrollo de la gama de productos Okean es "un paso adicional dentro del compromiso global de la nueva economía del plástico al que Kompuestos se ha unido para impulsar la generación de modelos circulares que permitan un desarrollo sostenible". 

Gracias a este acuerdo global, puntualizan desde Kompuestos, "las empresas y los gobiernos se comprometen a cambiar la forma en que producimos, usamos y reutilizamos el plástico".

Con sede en Barcelona, esta compañía es uno de los principales proveedores internacionales de compuestos de alto rendimiento destinados a disminuir la huella de carbono en la producción de plásticos, que se utilizan como materia prima en múltiples industrias en todo el mundo. En este sentido, se posiciona a favor de la economía circular del plástico y apuesta por una innovación sostenible al desarrollar productos biodegradables y compostables así como mezclas con minerales que mejoran la impronta de CO2.