I + D    Coronavirus

Internet de las cosas e inteligencia artificial para controlar el distanciamiento social en las empresas

La tecnología de la española Quodus permite controlar accesos y aforos y monitorizar la distancia social en tiempo real

12 MAY. 2020
7 minutos

Digitalizar grandes espacios interiores con tecnología basada en internet de las cosas (IoT) e inteligencia artificial (IA) que permita controlar accesos y aforos y monitorizar la distancia social en tiempo real es la solución que aporta la firma Quodus a las empresas para retomar su actividad con seguridad y que ya se está aplicando en los servicios de atención al cliente de las empresas Endesa y las del grupo Global Omnium.

En concreto, la tecnología de Quodus, a través del internet de las cosas y la inteligencia artificial, permite monitorizar el acceso a los espacios con control de fiebre y de uso de mascarillas, así como la contabilización del aforo máximo para evitar que entren más personas de las permitidas según el espacio.

Igualmente monitoriza el distanciamiento de las personas en el interior en tiempo real "para conocer si las personas están sentadas con la separación adecuada", así como los aforos interiores. "Si en una sala de reuniones para diez si se meten más personas de las que se permite por las distancias, el programa emite una alerta que llega a servicios generales y controla el cumplimiento de la política de seguridad", detalla a Efe el primer ejecutivo y fundador de la empresa, Tomás López.

López explica que se instalan sensores especiales con visión artificial que, mediante algoritmos de experiencia artificial, captan el número y la distribución de las personas dentro de un espacio. "Son discretos, se ponen en el techo cada 50 metros cuadrados y obtienen información totalmente anónima", añade. El control del acceso se hace con un módulo independiente que monitoriza el flujo de personas con la tecnología de visión artificial.

Con sede en Sevilla y tutelada por la aceleradora valenciana GoHub del grupo Global Omnium (antes Aguas de Valencia), la empresa emergente ha "pivotado" con la pandemia del coronavirus y su tecnología, antes aplicada especialmente al ámbito educativo, ahora es una solución integral para empresas de cualquier sector que pueden reabrir ya durante la desescalada.

López explica que existen en el mercado soluciones como la suya pero "que funcionan bien en espacios pequeños", mientra que el "diferencial" de Quodus es que "tiene capacidad para conocer el aforo en grandes salas de hasta 1.000 metros cuadrados, en tiempo real y con gran exactitud".

Incluso, con su tecnología, se pueden crear alarmas en el caso de que se incumplieran cualquiera de las condiciones de seguridad, apunta López que, junto a su socio Carlos Zaccaro, ambos ingenieros, accedieron hace año y medio al programa de GoHub, gracias a la sede que la aceleradora valenciana tiene en la capital andaluza.

"Somos una plataforma de monitorización de infraestructuras y gracias a Quodus nuestros clientes tienen un mejor aprovechamiento de sus espacios físicos", explica para reconocer que esta pandemia "ha sido una oportunidad para dar valor" a su producto, "una vez concluya la crisis sanitaria".

Hasta ahora el protagonismo de la plataforma había estado en el ámbito educativo, en concreto para ayudar a universidades públicas y privadas a "sacar mayor rendimiento de sus salas de estudio y bibliotecas, con el control del aforo y la ocupación de puestos de estudio, ademas de planificar las aulas y sus aforos".

"Con la COVID hemos visto una aplicación directa de nuestra tecnología a otros ámbitos en los que inicialmente no parecía interesante y ahora ha pasado a ser vital para poder reabrir: conocer con precisión el aforo en cualquier tipo de espacio", añade.

Cuando saltó la pandemia parecía que su tecnología "no iba a ser tan relevante porque nadie imaginaba la magnitud del coronavirus, pero ahora mismo los clientes lo ven como una solución muy útil", remarca, para poder abrir "sin incertidumbre".

"Empezamos a ver su potencial para la COVID-19 y esa es la magia del asunto; antes solo se veía clara la solución en el ámbito educativo y ahora todos ven la necesidad inmediata de su uso", según López. Con la desescalada y la apertura en las sucesivas fases "se ve que estas soluciones sirven para muchas cosas y ahí está su valor", asegura.

El joven empresario valora su entrada en GoHub cuando abrió su sede en Sevilla e hicieron un programa piloto con la empresa valenciana, lo que les permitió entrar en su programa de aceleración para "conectar con las industrias" e impulsar su línea de negocio