La app para el rastreo de la Covid-19 aprueba con nota

El piloto realizado durante un mes en La Gomera demuestra la eficacia de Radar Covid, la app desarrollada por el Gobierno, que se ha puesto a disposición de las comunidades autónomas.

03 AGO. 2020 - Zarautz
5 minutos

¿Funcionaría una aplicación voluntaria para complementar el sistema de rastreos de la Covid-19 en España? Según los resultados del piloto que se ha llevado a cabo en la isla canaria de La Gomera, sí. Se la han descargado más voluntarios de los que se esperaba, un alto porcentaje la mantiene activa y la usa cuando le comunican que es positivo y mejora los resultados del rastreo manual de contactos: un éxito.
Ahora queda que las comunidades autónomas -son quienes tienen transferidas las competencias involucradas- se sumen y que funcione con la misma efectividad en la vida real. No es lo mismo compartir un positivo ficticio en un piloto que un positivo de verdad en la vida real, por más que uno de los mensajes más repetidos es el respeto de la privacidad de los datos.

Este último ha sido uno de los caballos de batalla fundamentales para el despliegue de este tipo de herramientas, desbloqueado curiosamente cuando se involucraron dos compañías antagónicas en el mundo de los sistemas operativos móviles: Apple y Google, o lo que es lo mismo iOS y Android. La app desarrollada por Indra para el Gobierno español está basada en la api de los dos gigantes estadounidenses, en línea con la Unión Europea.

Toda la actividad de la app se realiza en el propio móvil, en local, sin enviar datos a servidores ni a la nube. Se basa en un envío de paquetes de información a través de BlueTooth desde un terminal a los que se encuentren a su alcance; si está a menos de dos metros y durante más de 15 minutos al alcance guardará el dato, pero codificado. En caso de que dé positivo, la propia app avisará a los terminales de que uno de sus contactos ha dado positivo.

Pero también había que comprobar si era capaz de controlar esos dos metros, si estaban separados por una pared o no... Y si era fácil de usar y de instalar... Los datos del piloto de La Gomera dicen que sí.

Para empezar, se han descargado la aplicación más de 3.100 usuarios en la isla canaria, algo más de lo que estaba previsto (en toda España han superado las 60.000 descargas, aunque en la propia página se pedía que sólo lo hicieran los residentes en la isla). El 83% de quienes la bajaron a su móvil la activaron, dato que también supera el promedio de retención esperado. 

Durante el piloto, que arrancó el 23 de junio y finalizó el 31 de julio, se simularon cuatro brotes. El 61% de los que recibieron el aviso de que eran positivos, activaron el sistema de comunicación. Y el 78% de ellos lo hicieron en un plazo de 24 horas.

Además, mientras que el sistema de seguimiento manual era capaz de establecer una media de 3,5 contactos estrechos de riesgo por cada caso positivo, la app lograba 6,4 contactos. Una eficiencia prácticamente del doble. 

¿Y ahora qué?

La hoja de ruta de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial ha establecido el 15 de septiembre como la fecha en la que estará disponible a nivel del Estado, pero un puñado de comunidades autónomas, se barajaba un número de tres en la que disponer de ella podría ser crítico -Baleares y Canarias por el turismo, por ejemplo- la podrían tener lista para el 10 de agosto, y, para mediados de este mes de agosto también estará en inglés.

Para que se pueda desplegar, cada comunidad autónoma deberá establecer los mecanismos de entrega de los códigos de positivos para activar la comunicación y los teléfonos de referencia. Mientras tanto, desde Indra continúan afinando aspectos de la app.