Entre Bits y Chips    Presentación

La familia Moto G se apunta a la 5G

La serie G de Motorola es una gama media alta que ha cosechado importantes éxitos. Combina características y elementos de gamas superiores y ahora incorpora la 5G.

08 JUL. 2020 - Madrid
5 minutos

Motorola fue el primer fabricante en sacar un modelo compatible con la nueva generación de telefonía móvil, con la 5G. La verdad es que hizo un poco de trampa. Hace unos años lanzaron una familia de terminales muy finos a los que se podía acoplar distintos módulos: un altavoz de JBL, una cámara de Hasselblad... incluso una Polaroid con su impresora. Uno de los últimos Mods (así se llamaron estos complementos) fue un accesorio que convertía al Motorola Z en un teléfono 5G.

El Moto G 5G que llega ahora lo hace de verdad. Y lo hace en una gama media con un precio interesante: 349 euros. Como ellos dicen "democratizando la tecnología".

Es cierto que ser de los primeros se paga y que los móviles compatibles con 5G llevan un subreprecio importante, pero 349 ya empieza a ser  adecuado para un móvil que, además, cuenta con otras características apetecibles. Si se está dispuesto a invertir un poco más (depende de la frecuencia de renovación del móvil sería recomendable hacerlo), por 50 euros más se puede paras de lo cuatro gigas de RAM a seis y de 64 de almacenamiento a 128. 

Al margen de ser compatible con 5G gracias a la tecnología de Qualcomm (lleva el Snapdragon 765 lanzado el año pasado con el modem X52) el Moto G 5G tiene una gran pantalla de 6,7 pulgadas y formato cinematográfico. Para los que no estén muy familiarizados, el formato habitual del cine es de 21:9, donde 21 es la base de la pantalla y 9 la altura. En este Moto se mantiene esa proporción, lo que da como resultado un móvil estilizado, que se puede sujetar con una mano aunque para manejarlo hagan falta las dos.

La pantalla cuenta además con un par de tecnologías que se están haciendo imprescindibles: alto rango dinámico (en este caso HDR10) y un refresco de pantalla de 90 hercios. Es cierto que hay otros terminales que llegan a los 120 hercios, pero también es cierto que se beben la batería a una gran velocidad. 

En cuanto a la batería, 5.000 miliamperios lo colocan en la parte alta de la lista con batería más potente. Eso le da, por una parte, hasta dos días de autonomía, y por otra parte, un perfil un pelín gordito.

También contribuye al grosor el conjunto de cámaras traseras, que sobresale su milímetro largo de la superficie. Hablando de cámaras, es un módulo con cuatro objetivos, aunque uno de ellos es un sensor de profundidad. El principal es un gran angular con sensor de 48 millones de píxeles que utiliza píxel bining (une cuatro píxeles en uno mayor que atrapa más luz). Los otros dos son un súper gran angular y han optado por el macro en lugar del tele.

La cámara de selfies es doble y se asoma a la pantalla a través de dos perforaciones individuales. A la cámara principal de 16 millones de píxeles (también con tecnología píxel binning) añade un súper gran angular que permite realizar autorretratos grupales.

Llega el 21 de julio (en preventa desde el día 10 con un bono de 40 euros) con Android 10 y la nueva versión de la piel de Motorola, My UX, que añade a sus funciones, por ejemplo, un menú desplegable con las aplicaciones más utilizadas clicando dos veces en el botón de inicio. Por cierto, se han sumado a la corriente de colocar el lector de huellas en el botón de encendido, situado en el lateral derecho del móvil.