La plataforma de recursos humanos ‘made in Spain’ que se abre al empleado

La solución de la startup catalana Factorial, que acaba de levantar 15 millones, es divertida y tan fácil de usar como Instagram

20 MAY. 2020
6 minutos
Los tres socios fundadores de la startup catalana Factorial.
Los tres socios fundadores de la startup catalana Factorial.

La HR Tech (por las siglas de tecnologías de recursos humanos en inglés) tiene un alumno aventajado en Factorial. Su plataforma, que ha estado desarrollando desde 2016, es abierta e intuitiva, e implica a todo el equipo de una empresa en la gestión de los recursos humanos. "Somos la única en el mundo que está pensada para todos los trabajadores y no solo para el equipo de gestión. Es funcional, incluso divertida, y es tan sencilla de utilizar como lo es Instagram, una aplicación de consumidor", explica Jordi Romero, uno de los tres fundadores y CEO de la firma. ¿Qué se consigue? Implicación e interacción de todos los empleados.  

Desde Factorial se controlan de manera sencilla "todos los procesos que tienen que ver con los recursos humanos de una empresa: las vacaciones y las ausencias, el horario, las incidencias en nóminas, el reclutamiento y la selección de personal, la acogida de nuevos empleados, la evaluación del desempeño, la firma electrónica y todos los documentos". 

La empresa, pionera y líder en HR Tech, centra su crecimiento en desarrollar nuevas funcionalidades que creen valor añadido a la empresa y le ayuden en la toma de las mejores decisiones. Su solución ofrece un portal para el empleado, un programa para los equipos de RRHH, además de optimizar la gestión de la empresa.

Nació de la mano de Romero, Pau Ramón, actual CTO, y Bernat Farrero, CRO, que previamente ya habían fundado dos startups: Redbooth, de la mano de Romero y Ramón; y Camaloon, por parte de Farrero. "De estos retos personales surgió la frustración de no encontrar tecnologías que realmente nos ayudaran en la gestión del día a día de nuestras empresas. Nos encontramos con programas de gestión de RRHH complejos, pesados y solo adaptados al equipo de esta área. Y aquí vimos una oportunidad de negocio y nos unimos para el proyecto", explica Romero.

La plataforma, un SaaS (Software as a Service), trabaja desde la nube, centralizando y facilitando la gestión de RRHH de las empresas, a través de suscripción. La incorporación de la tecnología a este departamento, según Romero, "permite enfocarse más en las personas y menos en los procesos".

Factorial es una Interfaz de Programación de Aplicaciones (API), una tecnología abierta que posibilita la personalización según las necesidades de cada empresa. "Cualquier firma que disponga de programadores puede construir a medida sus funcionalidades. Esta característica nos permite ser muy extensibles". 

El equipo de Factorial está trabajando actualmente en proyectos relacionados con los datos anonimizados que se obtienen de toda la gestión de RRHH. "Esto nos permitirá ofrecer a las empresas unos datos estructurados para que puedan tomar la mejor decisión en cada momento".

Iniciaron el camino de Factorial con 100.000 euros de capital propio. Un año más tarde, la aportación de business angels añadió 400.000 euros y una tercera ronda de inversión, en 2018, sumó 2,5 millones de euros más. La trayectoria de vértigo les llevó a participar en una ronda Seria A de 15 millones de euros, la mayor del año en España, que cerraron este abril pasado y que estuvo encabezada por el fondo de venture capital CRV de Silicon Valley -inversora en Twitter, Dropbox o Zendesk- y de la que también han formado parte los fondos Creandum, Point Nine y K Fund, que ya habían confiando en rondas previas en Factorial. "Esta última ronda nos permitirá crecer exponencialmente tanto en los mayores países de Europa como en Estados Unidos".

La startup cuenta actualmente con 80 empleados y casi 2.000 clientes en más de 40 países, entre los que se encuentran Ulabox, Housfy, Aticco, Fever o The Power MBA. En tan solo un año, de 2018 a 2019, multiplicaron por ocho la facturación y este incierto 2020 prevén cerrarlo triplicando los resultados del año pasado.