Entre Bits y Chips    IFA 2020 / Lanzamiento

Lenovo anticipa la carta a los Reyes Magos

Renueva su catálogo con la actualización de los Yoga y Legion a los nuevos procesadores de Intel, mejora de diseño e incorpora el cuero natural.

31 AGO. 2020 - Zarautz
7 minutos
El nuevo Lenovo Yoga Slim 9i, con la tapa de cuero natural.

El nuevo de la familia Yoga se llama Slim 9i (la "i" minúscula en el nombre de los equipos de Lenovo quiere decir que lleva procesadores de Intel) y se distingue porque la tapa está recubierta de cuero auténtico, una alternativa que también está disponible como opción para el Yoga 9i.

Yoga Slim 9i y Yoga 9i son dos opciones parecidas, pero con una diferencia notable: mientras que el Yoga 9i hace honor a su nombre y la pantalla gira en 360 grados para convertirse en una tableta, el Slim es un portátil con pantalla táctil, pero no se abre para ser utilizado como tableta. 

Cada vez que un fabricante incorpora un material en la construcción de sus equipos, se acompaña de una explicación que alaba sus cualidades a la vez que magnifica el proceso de fabricación. Lo hace Apple cuando pasa de aluminio 6000 a aluminio serie 9000 y después a acero inoxidable y ahora Lenovo no se ha librado de contar el proceso de 30 pasos en el tratamiento de sus cubiertas de cuero. Por lo que han anunciado, el tacto va a ser muy bueno, como el de una cartera de buen cuero, pero habrá que esperar para probarlo.

La pantalla de ambos equipos (el Slim 9i de 14 pulgadas y el Yoga 91 de 14 o de 15,6 pulgadas) es táctil, con una resolución 4K (según las fichas técnicas podría haber versiones Full HD) y 500 nits de brillo, que permiten trabajar con ellos en la calle a plena luz del día. Los bordes, sobre todo los laterales y el superior, son bastante reducidos, lo que posibilita un tamaño más compacto.

También comparten certificaciones de imagen Dolby Vision y de audio Dolby Atmos. En el apartado de sonido, el Yoga 9i tiene ventaja con la barra de sonido rotatoria incorporada en la bisagra, mientras que el estiloso Slim se conforma con un sistema de doble altavoz. El túnel de sonido de la barra del Yoga 9i es ahora más amplio.

Tengo ganas de probar, además de cómo se desenvuelve la nueva generación de procesadores de Intel que integrarán estos modelos, el "reposamanos de vidrio de extremo a extremo", que lleva integrado un touchpad con respuesta háptica.

Incluyen nuevas prestaciones sencillas, pero muy agradecidas, como arrancar el portátil simplemente levantando la tapa, la cámara de infrarrojos se bloquea cortando la alimentación con un obturador eléctrico, reconocimiento facial, alertas de peivacidad cuando alguien está mirando tu pantalla, bloqueo de la pantalla cuando te alejas...

La duración de la batería, así como las posibilidades de configuración de memoria RAM y almacenamiento, dependen de los modelos, pero está entre las 15 y las 20 horas en función de la exigencia de las actividades. Por cierto, no consume lo mismo ver vídeo en local que hacerlo a través de streaming.

Legion, igual de potente, pero más fino

La gama de equipos para videojuegos Legion me parece una de las mejores ideas de Lenovo. Y que se mantenga fiel a ella me reafirma. No es una moda, sino que parece que han acertado al plantear portátiles especializados en gaming, pero con un diseño que no desentona en el escritorio de ningún trabajo.
Uno  de los axiomas más extendidos es que si buscas un ordenador potente para trabajar en cualquier área, mires en el departamento de videojuegos. Un portátil que mantenga en marcha una partida de Final Fantasy XV o del último Red Dead Redemption es capaz de hacer casi todo lo que le eches encima. Y de eso trata la gama Legion: potencia para todo, pero camuflada en un diseño discreto aunque configurable.

Los nuevos modelos para esta navidad llegan con el merecido apellido Slim. Y es que para ser la bestia que son han limitado su grosor a 1,8 centímetros, con un sistema de disipación de calor avanzado (Coldfront 2.0) y un pedazo de batería de 71 vatios que le da más de siete horas de vida desenchufado.

Iremos hablando de estos equipos que se avanzan para la campaña de navidad en los preámblos de una IFA virtual. De momento, ahí van los precios: los Yoga Slim 9i arrancan en 1.899 euros y llegarán al mercado en noviembre; los Yoga convertibles 9i de 14 pulgadas con tapa de cuero marcan un precio de salida de 1.799 euros, los de 15 metálicos, 1.999 y llegan a partir de octubre. El Legiion Slim 7i de 15 pulgadas también estará disponible a partir de octubre desde 1.299.