Actualidad    Agritech

Logran cultivos verticales de lechuga y albahaca en interior de edificios

Una investigadora italiana, en la Universidad Politécnica de Cartagena, combina luz roja y azul con bombillas led para conseguir estos cultivos

23 DIC. 2019
3 minutos

Cultivos verticales de lechuga y albahaca, en estanterías y en el interior de un edificio climatizado, ya son una realidad, según constatan los ensayos de una tesis doctoral, la primera cotutelada de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), defendida en la Universidad de Turín por Giuseppina Pennisi, una de las estudiantes internacionales de doctorado. Para que crezcan con éxito, la italiana ha utilizado una combinación de luz roja y azul con bombillas led.

Pennisi, en su tesis, calificada con la máxima puntuación (sobresaliente Cum Laude), ha cultivado hortalizas de hoja y hierbas comestibles a través de agricultura vertical, informaron fuentes de la UPCT.

En su investigación, realizada en el seno del grupo de Hortifloricultura Mediterránea de la UPCT, ha utilizado estanterías en las que cada balda tiene su propia iluminación. Para ello ha cultivado las hortalizas en baldas separadas entre 30 y 40 centímetros, cada una de ellas con su propia iluminación, y se han realizado a través de cultivos hidropónicos.

La nueva doctora ha determinado cuál es la combinación de luz roja y azul, la intensidad óptima de iluminación y el fotoperíodo óptimo para obtener la máxima producción y la mayor eficiencia de los recursos en lechuga y albahaca, ha señalado el codirector de la tesis, Juan Fernández, del área de Producción Vegetal.

Estos cultivos están encaminados hacia una producción agrícola sostenible, responsable y con un menor consumo de recursos, están pensados para lugares en los que hay poco espacio para producir alimentos, como Singapur, por ejemplo, y en la actualidad se están realizando en Japón y, de forma experimental, en Novagric, en Murcia.

Los ensayos de la tesis doctoral Led lighting for indoor cultivation of leafy vegetables and herbs se han realizado en cámaras climáticas de crecimiento de la Universidad de Bolonia, la Universidad de Wageningen (Holanda) y del Instituto de Biotecnología Vegetal de la UPCT.