Entre Bits y Chips    Análisis

Mamá, quiero ser vlogger

La respuesta puede ser: "¿Eso qué es?" o "para tu cumpleaños te compraré una Sony ZV-1" (si tiene dinero abundante, claro)

20 JUL. 2020 - Madrid
10 minutos

Sony ha tomado una RX100 y la ha rediseñado para crear una nueva categoría de cámara orientada a vloggers y youtubers. El resultado es muy bueno, aunque no deja de ser un producto de nicho y bastante caro. Son 800 euros, a los que se les deberían sumar los 200 euros del soporte con mando a distancia GP-VPT2BT, un nombre como para aprenderselo de memoria.

Por aclarar, vlogger, con v y no con b es el bloguero que en lugar de utilizar la escritura como herramienta de comunicación, emplea el vídeo. Y no creo que haya que explicar qué es lo que significa youtuber...

Y ¿qué es lo que le pide un vlogger a una cámara? Para empezar, debe ser muy compacta. Poco voluminosa y que prácticamente quepa en un bolsillo, aunque siempre vas a llevar una mochila para otros complementos. Tiene que ser sencilla de manejar, con posibilidades de manejo avanzado, pero también con un modo automático eficaz.

Un vlogger fundamentalmente se graba a sí mismo. Y necesita verse mientras se graba. Y por supuesto estar en foco, aunque con la versatilidad de poder enfocar un objeto que muestras en la mano.

Pero, a pesar de que hablemos de vídeo, también necesita audio. La mayor parte del tiempo las grabaciones serán a la distancia del brazo o menos, pero incluso así, necesitamos asegurar una buena calidad en el registro de la voz y, en exteriores, conviene contar, por ejemplo, con un cortavientos.

Lo ideal sería que, además, la propia cámara tuviera conectividad para publicar directamente los vídeos y calentar las redes sociales. Así que, en esta carta a los fabricantes de cámaras se debería añadir WiFi y también BlueTooth. Este último nos servirá para poder manejar la cámara con control remoto y con empuñaduras como la propia GP-VPT2BT que aparece en las fotos.

La última petición del oyente en esta lista es compartida por los usuarios de cualquier dispositivo electrónico con batería: que no me deje tirado; que tenga energía suficiente con una carga para grabar una entrada del videoblog.

Pues todo esto es lo que hace la ZV-1, de Sony. Manteniendo la calidad de imagen de las RX100.

Comenzando por el tamaño, es difícil que una cámara de estas prestaciones sea más pequeña: diez centímetros y medio, por seis de ancho y menos de cuatro y medio de fondo. Y pesa con la batería y la tarjeta de memoria SD incluidas 290 gramos. De hecho, es tan compacta que, descontando la superficie de la pantalla abatible, y una zona de agarre de apenas un centímetro cuadrado, queda muy poco espacio para controles en la parte trasera: los imprescindibles. Hablando de botones, el de grabación está bien destacado en la parte superior. 

Uno de los elementos fundamentales de esta cámara es la pantalla. No cuenta con visor electrónico, pero en lugar de una pantalla abatible en una única dirección como suele montar Sony, la de esta ZV-1 se despliega lateralmente (176 grados) y también en vertical (270 grados). De esta forma, el usuario se ve a sí mismo. Como la pantalla es táctil, también puede manejar algunos controles directamente desde ella, aunque no el menú de configuración, por ejemplo.

El tamaño de la pantalla es de tres pulgadas de diagonal, con una resolución cercana al millón de puntos y un formato 4:3. Es un formato muy clásico, nada cinematográfico, pero que se puede adaptar para publicar en web y tablet (horizontal) o en móvil (vertical).

Evidentemente, se puede utilizar como una cámara de fotos y vídeo "normal" y aquí podemos profundizar bastante en la configuración de las tomas o grabaciones. Sin embargo, para el propósito vlogger es más probable que se utilice el modo automático. Dos guiños para usuarios avanzados y autores de video blogs experimentados: dos botones de modo dedicados, C1 y C2. El primero activa directamente el desenfoque de fondo resaltando al sujeto enfocado (efecto Bokeh); el segundo, el modo product showcase, exhibición de producto y cambia el foco al objeto que estemos presentando en la mano.

Hereda de la familia RX100 un enfoque rapidísimo de 315 puntos, con tracking del objeto seleccionado y con en enfoque al ojo (Eye AF), una característica que Sony está llevando también a sus móviles. Y es a los móviles a los que debería comer terreno esta cámara especialista, pero todos llevamos un smartphone en el bolsillo y esta ZV-1 cuesta sus 800 euros.

El audio ha sido durante mucho tiempo como el hermano pequeño del vídeo. Se miraba mucho más la calidad de imagen que la del sonido. Es algo que ha ido cambiando en móviles, tabletas, televisores... y en las propias cámaras. En esta ZV-1 probablemente no necesites un micrófono externo conectado. En la parte superior, sacrificando el flash, han colocado un micro direccional de buenas dimensiones. Es de tres cápsulas e incorpora un filtro para capturar el sonido frontal con mayor claridad. Para grabaciones al aire libre han incluido en la caja un curioso cortavientos. Se coloca en el zócalo superior (está previsto también para conectar un micrófono o un flash) y confiere a esta Zony una imagen divertida, como si tuviera un flequillo de peluche.

Imagina que ya tienes tu vídeo grabado; imagínate que lo has grabado fuera de casa y, claro, estás impaciente para subirlo a tu site. Pues si hay una red WiFi dalo por hecho. Tiene conectividad WiFi y también BlueTooth, lo que le permite conectarse con complementos como mandos a distancia...

Utiliza una batería recargable que le da una autonomía de grabación de unos tres cuartos de hora. Como siempre, es aconsejable desactivar las conexiones inalámbricas -WiFi y BlueTooth- hasta que se vayan a utilizar.

Las especificaciones completas se pueden consultar aquí

Valoración                                             

Rendimiento:                           3
Usabilidad:                               3
Precio:                                      2,5
Resistencia:                             3
Diseño:                                    3
Valoración total:                      3
Valoraciones de  0 a 5