TIC    Investigación

Más cerca de un estándar criptográfico para la era cuántica

Desde el NIST de EEUU trabajan para crear herramientas que sean capaces de proteger la información confidencial en el futuro. Así están desarrollando diferentes familias de algoritmos para realizar las pruebas de encriptación y desencriptación

31 JUL. 2020
4 minutos

La carrera para proteger la información electrónica de la amenaza de la computación cuántica entra en la recta final. Después de tres años examinando nuevos enfoques para el cifrado el National Institute of Standards and Technology de EEUU ha iniciado la tercera ronda de revisión pública que ayudará a elegir los algoritmos que formarán el núcleo del primer estándar de criptografía poscuántica y así contrarrestar la amenaza de su posible descifrado.

"Tenemos la intención de proporcionar a las personas las herramientas para que sean capaces de proteger la información confidencial en el futuro, incluso después del advenimiento de poderosas computadoras cuánticas", señala el matemático del NIST Dustin Moody tras publicar los últimos detalles del proyecto Status Report on the Second Round of the NIST Post-Quantum Cryptography Standardization Process (NISTIR 8309).

Así, reclaman a los expertos en criptografía de todo el mundo que "centren su atención en estos últimos algoritmos", porque el reto es que estos "sean lo más fuertes posible", subraya Moody.

La computación clásica tiene muchos puntos fuertes, pero hay algunos problemas que son irresolubles para ella, como factorizar rápidamente grandes números. En este sentido, explica, los sistemas criptográficos actuales aprovechan esta dificultad para proteger los detalles de las transacciones bancarias online, así como otra información confidencial. Sin embargo, la computación cuántica podría resolver muchos de estos problemas que antes no se podían solucionar fácilmente, pero esta tecnología aún está en pañales.

Moody apunta que múltiples vías para el cifrado, en caso de que alguien logre romper uno de ellos en el futuro". "El resultado probable es que al final de esta tercera ronda, estandarizaremos uno o dos algoritmos para el cifrado y el establecimiento de claves, y uno o dos más para las firmas digitales", puntualiza el matemático. 

No obstante, advierte de que “para cuando hayamos terminado, el proceso de revisión habrá continuado durante cinco o seis años, y alguien podría haber tenido una buena idea mientras tanto. Así que también encontraremos una manera de ver enfoques más nuevos”.

Los algoritmos criptográficos protegen la información de muchas maneras, por ejemplo mediante la creación de firmas digitales que certifican la autenticidad de un documento electrónico. El nuevo estándar especificará uno o más algoritmos de resistencia cuántica, cada uno para firmas digitales, cifrado de clave pública y la generación de claves criptográficas, aumentando las de FIPS 186-4 , >Publicación Especial (SP) 800-56A Revisión 3 y SP 800- 56B Revisión 2> , respectivamente.