Entre Bits y Chips    Lanzamiento

No, no nos olvidamos de Samsung

La avalancha de presentaciones de móviles chinos parecía eclipsar a Samsung, pero la coreana también ha lanzado dos terminales: el A21s y el M21.

20 MAY. 2020 - Madrid
8 minutos
Los Galaxy M21 y A21s, de Samsung.

Durante las últimas semanas, ha habido una auténtica cascada de presentaciones de móviles chinos en todas las subcategorías de la gama media, desde premium hasta de entrada.

Hemos asistido a presentaciones de Oppo, Xiaomi, OnePlus, Realme, TCL... y vuelta a empezar. Pero no, no es que el líder mundial no esté haciendo nada; es que parece que no se ha adaptado tan bien como su competencia china a la virtualización de las presentaciones.

Mientras los Xiaomi, Honor y compañía hacían actos mundiales (la hora buena para China son las 14 aquí y nos deja sin comer en España), Samsung ha envíado notas de prensa. En ambos casos, presentaciones virtuales y notas de prensa, la desventaja con respecto los actos presenciales es notable: no hay muestras de equipos (alguna compañía sí ha enviado terminales para poder probarlos a la vez o casi simultáneamente) para comprobar la bondad de los equipos, al menos en primera instancia.

También es cierto que Samsung se centra bastante para sus presentaciones más potentes en las gamas más altas: Galaxy S y Note. Y el resto queda menos destacado. Pero es que la empresa coreana tiene, si no se me escapa ninguna, cinco gamas de teléfonos móviles.

En la cumbre del catálogo de Samsung destaca el Note. Son los móviles en los que el fabricante coreano da lo mejor de sí mismo y cuentan con el valor añadido del S-Pen, ese puntero que han ido evolucionando desde hace casi una década (se lanzó en 2011). Son terminales de representación, más caros, para profesionales que le puedan sacar partido a las características que le aporta el S-Pen y sus funciones, que, además, suelen contar con una serie de complementos de lujo firmados por casas como Montblanc...

Inmediatamente por debajo de los Note está la Serie S, probablemente, la que más alegrías le ha dado a Samsung desde que se lanzó en 2010. Es la que estrena los nuevos procesadores (incluidos los propios Exynos).

Un peldaño más abajo está la gama A. En principio era un poco más experimental; introducían caracteristicas novedosas, pero se ha ido destilando y ahora se puede decir que representa la gama media pura de Samsung. Además, desde 2018 abosorbió la línea dedicada a los más jóvenes, la serie J. Aquí es donde se integra el Galaxy A21s que acaban de lanzar.

La desaparición de la serie J dejaba un hueco por cubrir que, papel que, desde el año pasado, le toca cubrir a los terminales M. Clase media, pero de entrada y con algunas sorpresas. Aquí encaja el Galaxy M21, que trae una batería de ¡6.000 miliamperios!
Y quedan, como una categoría muy aparte, los flexibles.

Los nuevos

A pesar de que los inicios de la gama A apuntaban a un segmento en el que probar cosas nuevas, el A21s que acaban de presentar, que todavía no tiene precio oficial en España y que llegará dentro de un mes, el 22 de junio, es muy 'normal' por sus características. Es un gama media total, con pantalla agujereada TFT de 6,5 pulgadas y resolución HD+; cuatro cámaras traseras -la principal de 48 millones de píxeles, gran angular de 12 MP, sensor de profundidad para retratos y desenfoques y macro en lugar de tele de 2 MP, batería de 5.000 miliamperios y carga rápida a 15 vatios.

Estará disponible con dos capacidades de RAM y almacenamiento: cuatro o seis gigas de RAM y ¡32 o 64 GB! de memoria. Es cierto que cuenta con una bandeja para una tarjeta de memoria microSD hasta 512 gigas, pero 64 gigas de almacenamiento interno es francamente poco.

El escáner de huellas lo lleva en la trasera, no bajo la pantalla. Me permito un inciso: el lector de huellas bajo la pantalla es un alarde tecnológico, pero creo que todavía funcionan mejor, son más rápidos, los tradicionales, ya sean en la parte trasera o en el lateral.

Samsung destina el M21 "al público más joven". Es probable que los más jóvenes sean los que más batería necesitan por su dependencia a estar permanentemente conectados y por los juegos (ojo, cuenta con Game Booster para exprimir la potencia gráfica y simultáneamente contener el consumo de energía). Por eso si hay que dastacar algo en este terminal es su enorme batería: 6.000 miliamperios lo colocan en el podio. Otra característica qeu pueden disfrutar los más jóvenes, aunque ya los selfies también los controlan los abuelos, es la cámara frontal de 20 millones de píxeles.

La pantalla es AMOLED, de 6,4 pulgadas y resolución Full HD+. En lugar de tener un agujero, como la de A21s, tiene un flequillo en forma de gota de agua. Contando con una batería tan grande, necesita un sistema de carga rápida. Viene con cargador de 15W y, claro, conector USB tipo C.

Como el A21s, monta lector de huellas digitales en la parte trasera y desbloqueo por reconocimiento facial (no es el método más seguro si no se cuenta con sensor de profundidad y cámara 3D frontal).

Está ya a la venta, en tres colores: negro, verde y azul. Con cuatro gigas de RAM y 64 de memoria, cuesta 229 euros. Buen precio, a pesar de que 64 gigas...