Especial    ESPECIAL

Ahora cualquier coche puede estar 'contectado'

Telefónica apuesta por la conectividad en el vehículo con su último lanzamiento: 'Movistar Car', un dispositivo que acerca el internet de las cosas a cualquier utilitario, sin necesidad de ser de alta gama

31 DIC. 2018
7 minutos

Mientras esperamos la llegada del vehículo autónomo, el coche conectado ya está aquí. La tecnología para hacer nuestros coche más inteligentes y disfrutar de todas las ventajas que ofrece la conexión a internet ya está disponible, pero como no cambiamos de utilitario al mismo ritmo que las posibilidades de la tecnología avanzan, es difícil que podamos beneficiarnos de todas las ventajas que el internet de las cosas puede aportar a un espacio en el que pasamos un parte tan importante de nuestro tiempo. 

Para facilitar esta transición tecnológica en nuestros coches, Telefónica ha lanzado  un nuevo dispositivo que permite poner a la última a casi cualquier vehículo gracias a un simple dispositivo que coloca el propio conductor en el vehículo y una aplicación que lo gestiona. El utensilio es una suerte de pen drive que representa sólo la parte física de un servicio más amplio que Telefónica ha bautizado como Movistar Car

"La tendencia a conectar coches es una de las áreas de mayor crecimiento en el denominado internet de las cosas", aseguran desde la compañía. Tanto, que en el informe Things Matter, elaborado por Telefónica en colaboración con Accenture e Ipsos, el coche conectado destaca como uno de los ámbitos más relevantes dentro de la vida conectada de las personas.

Así, y para responder a esta demanda, con este nuevo servicio  Telefonica amplía su experiencia en IoT -ya conecta más de un millón de vehículos en todo el mundo- a su oferta de servicios para personas. "De esta manera, cualquier automóvil puede ser un coche conectado, con funcionalidades que hacen la experiencia de conducción más segura, digital y eficiente, al mismo nivel de los últimos modelos de gama alta", asegura la compañía.

Así pues, conseguir que cualquier coche, independientemente del nivel de madurez tecnológica existente en el momento de su compra, pueda aprovecharse de todas las ventajas que ofrece la digitalización es la principal ventaja que comporta este nuevo sistema. 

Una vez instalado, la conectividad es la primera gran función de este dispositivo, ya que genera una red wifi exclusiva para el coche con 3GB al mes de consumo, pudiéndose conectar hasta cinco dispositivos simultáneamente para navegar sin consumir datos de la tarifa móvil del cliente.

Esta conectividad es la que permite desplegar toda una serie de  servicios que afectan a las distintas áreas de la conducción. La seguridad es una de las que más beneficiadas sale de la implementación de Movistar Car, ya que, en caso de recibir un impacto, la aplicación realiza automáticamente una llamada a una plataforma que inicia el protocolo de asistencia, incluyendo la gestión del servicio de emergencias 112 en caso necesario.

El mantenimiento predictivo también se convierte en realidad gracias a esta conexión. Y es que, según explican desde Telefónica, esta nueva herramienta facilita al conductor el mantenimiento del coche al recibir avisos de posibles averías o problemas técnicos, además de poder programar recordatorios para procedimientos rutinarios como la Inspección Técnica de Vehículos o las revisiones habituales.

Geolocalización

La geolocalización es otra de las posibilidades que abre la conectividad. De esta forma, con el coche conectado a la red, se pueden  configurar alertas para estar informado del movimiento del vehículo, que sepan que algo está pasando con su vehículo. Y también permite conocer en todo momento dónde está estacionado el vehículo. Además, el conductor puede dirigirse a los destinos que seleccione o tenga almacenados como favoritos a través del navegador incluido en la aplicación. 

El ahorro en servicios vinculados es también una de las promesas de Movistar Car. Según explican desde la compañía, los acuerdos con terceras empresas también permiten que, a partir de todos estos datos registrados, los usuarios puedan recibir ofertas particulares vinculadas al universo de la conducción, como en combustible, talleres o seguros.

Las reservas ya están abiertas en la web de la compañía y el dispositivo empezará a comercializarse a partir del próximo mes de febrero. Este nuevo servicio  estará disponible para los coches de gasolina fabricados a partir del año 2004 y del 2005 para los coches con combustible diésel.