I + D    Sostenibilidad

Universitarios españoles crean una boya que filtra microplásticos del mar

El sistema de filtrado, desarrollado por alumnos de la UPV, se basa en una serie de tamices de mayor a menor gramaje que van colando los microplásticos según su tamaño. Una vez separados se pasa a su reutilización para que no regresen al mar

26 SEP. 2019
5 minutos
Este dispositivo ha ganado el premio nacional The James Dyson Award.

Yuna es una boya de fondeo que filtra el agua del mar con el objetivo de eliminar microplásticos. Diseñada por Yu Design, un equipo formado por 20 estudiantes del Grado en Ingeniería del Diseño y Desarrollo de Productos de la Universitat Politènica de València, este dispositivo tiene una estructura aerodinámica inspirada en la antropometría del pez luna, por la fácil adaptación de su forma a los flujos de la marea.

Esta boya, que ha ganado el premio nacional The James Dyson Award, un concurso de diseño internacional para las nuevas generaciones de ingeniería, “requiere de poca energía para cumplir su función”. Además, en este proyecto se plantea la filtración por carbón activo para las partículas microscópicas.

Alice Ville, estudiante de la UPV y miembro del equipo, explica cómo funciona: ”Los microplásticos que viajan por las corrientes llegan al interior de la boya que gira con las corrientes, como una veleta”. El sistema de filtrado se basa en una serie de tamices de mayor a menor gramaje que van colando los microplásticos según su tamaño. Una vez separados los microplásticos, se pasa a su reutilización para que no regresen al mar.

Un prototipo a escala

Ya existe una maqueta a escala 1:5 del prototipo de este sistema de filtrado y, en un futuro, el equipo prevé que se pueda utilizar el polietileno para evitar que su degradación contamine. Asimismo, los estudiantes pretenden ”abaratar los costes de producción realizando las dos piezas de su estructura exterior con un solo molde”.

El objetivo de este proyecto es crear una startup para comercializar la idea: “Ya tenemos desarrollado el plan de negocio a tres años vista”, explican los alumnos. 

El equipo Yu Design, creado en octubre de 2017, forma parte de Generación Espontánea, la plataforma lanzada desde la institución que dirige Francisco Mora para ayudar a sus estudiantes más competitivos e internacionales. Bajo este paraguas, la UPV despliega un programa de un apoyo institucional a las asociaciones más activas para que lleven a cabo sus actividades extracurriculares (participación en eventos, competiciones, concursos internacionales, programas de voluntariado...) y sirvan de ejemplo al resto de la comunidad universitaria.

En la actualidad, pertenecen a Generación Espontánea más de 40 asociaciones de la UPV, entre ellas, Hyperloop UPV que en julio de 2019 consiguió el Premio a la Innovación en la Hyperloop Pod Competition de Los Ángeles; Formula Student UPV, la escudería universitaria que asombra al mundo, o iGEM UPV que, en octubre de 2018, se proclamó vencedor absoluto de la competición de biología sintética más importante del planeta, celebrada en Boston.

Competiciones Yu Design cuenta con experiencia en competiciones de emprendimiento universitario. Ganaron la VI edición del Challenge de IDEAS UPV, en la categoría de Ecología y Medioambiente, así como la Start UPV Ideas 2k19, en la categoría de Proyecto Empresarial. Y han expuesto su prototipo en citas como la exposición Cultura Politécnica; el Repensat i Fet o el Salón Náutico Internacional de Sevilla. El premio de la Fundación James Dyson supone un tremendo impulso para el equipo de Yu Design: el 17 de octubre, la Fundación dará a conocer, de entre los 27 diseños nacionales premiados, qué finalistas competirán por el premio internacional. El ganador absoluto se embolsará 33.500 euros y su universidad recibirá 5.500 libras esterlinas