TIC    Asociación

Ametic tiende la mano a la alianza de patronales TIC

Pedro Mier saca pecho de cómo la histórica patronal resistió la escisión de las 'telco' y defiende su estrategia de tender puentes pese a las diferencias con ellas

8 minutos
Pedro Mier, presidente de la patronal Ametic. / INNOVADORES

A finales de 2016, los operadores de telecomunicaciones sembraron la discordia en la patronal del hipersector tecnología, Ametic. En su opinión, esta asociación no defendía correctamente sus intereses al no entregarles el mando completo de la misma a cambio de su generosa contribución económica. Pedían acabar con el sistema democrático de voto y favorecer otro en el que los grandes players, léase ellas, tomaran la delantera y fijaran las posiciones en temas tan sensibles como la neutralidad de la red o la tasa Google, en los que las 'telco' están enfrentadas al resto de la industria digital.

Un escándalo empresarial aderezado de propaganda mediática que acabó con la escisión de Telefónica, Vodafone y Orange, junto a sus proveedores de confianza, en una nueva patronal, llamada irónicamente DigitalES, y un caos generalizado en la histórica Ametic. Se llegó incluso a dudar de su sostenibilidad financiera, e incluso de su mera supervivencia ante el teórico empuje de las 'telco'.

Dos años más tarde, la situación es muy diferente: Ametic ha conseguido estabilizarse de la mano de su nuevo presidente (recién reelegido) Pedro Mier, ha captado decenas de nuevos socios y DigitalES apenas ha conseguido ser anecdótica en el sector. Buenas nuevas para los que fueron fieles a la difícil gesta de la patronal unida de la que, con la calma que da el trabajo bien hecho, saca pecho el propio Mier en una entrevista con INNOVADORES.

"Mi primer objetivo al acceder al cargo era estabilizar la asociación en todos los sentidos y modernizarla. Para ello, hemos actualizado nuestros estatutos para que sean mucho más abiertos y flexibles. Además, cubren un punto muy importante, que es el acceso a la junta directiva, que fue uno de los motivos claves del conflicto y donde hemos introducido muchos de los criterios que nosotros defendimos hasta el final". Habla de las múltiples vías de dar voz al más alto nivel a las comisiones, áreas de actividad, asociaciones y empresas presentes en la patronal.

"Aquí no hay empresas de primera ni de segunda. Nosotros no ponderamos a las empresas por lo que aportan, sino por el tipo de compañías. Seguimos apostando por el método de ‘una empresa, un voto’, pero ahora damos espacio específico a las grandes, medianas y pequeñas empresas", añade el que fundara una de las principales compañías espaciales de nuestro país.

La propuesta parece calar entre el tejido productivo, ya que no sólo han captado alrededor de 60 nuevos socios, sino que Ametic lo está haciendo en sectores que tradicionalmente permanecían ajenos a estos temas, como la banca o el transporte. Renfe ha sido uno de los últimos, de hecho, en sumarse a esta asociación. Y, por supuesto, algunos de los díscolos que abandonaron este foro en dirección a DigitalES han acabado volviendo al redil. 

Pese a todo lo sucedido, y frente a la actitud pasivo-agresiva de sus antaño hermanos, Pedro Mier mantiene la mente fría y sigue abogando por una alianza entre ambas para defender los intereses comunes. "Yo siempre he sido de tender puentes, desde el primer minuto. Puedo estar de acuerdo en que no tengamos una sola voz, porque hay temas en los que defendemos legítimamente intereses opuestos y deben ser defendidos con contundencia. Hasta ahora teníamos que compaginar estos intereses contrarios, como sucedió con el segundo dividendo digital por ejemplo. Y nadie quiere eso, no es bueno. Al final buscábamos el mínimo común denominador en que estuviéramos de acuerdo y no podíamos defender una postura con claridad. Pero sí que tenemos que tener una postura común en asuntos que son transversales, como el impulso a la digitalización en España o el talento tecnológico". 

Para lograr esta necesaria (pero quizás imposible en estos momentos) unión de lo desunido, Mier aboga por "algún punto neutro de unión de las distintas asociaciones, como una confederación, que pudiera ser la voz de esas posturas comunes. No hace falta escindir toda la industria, que ha sido el resultado de lo que ha pasado, para poder defender posturas diferentes en algunos temas". Preguntado sobre la predisposición de su contraparte, el directivo de Ametic se limita a sonreír. 

"Creo mucho en la lógica de las cosas. No perderíamos nada y podríamos ganar mucho. Tendríamos una sola voz para los temas relevantes sin perder la capacidad de defender cada uno por separado sus propias prioridades", sentencia Mier. 

Proyectos tractores Una de las claves estratégicas de Pedro Mier y la nueva Ametic ha sido la de los ‘proyectores tractores’ y las ‘tecnologías habilitadoras’. Ambas son iniciativas que buscan encontrar casos de uso claros en sectores como la industria, el medio ambiente o la agricultura para catalizar la inversión TIC y, a su vez, involucrar nuevas tecnologías en el proceso. Un tema «que no va de gobiernos» en opinión del directivo, que además ha de involucrar a Europa. «Todos los países vamos a ser consumidores digitales. Pero tenemos que aspirar a ser actores, a exportar tecnología», concluye Mier.