TIC    EVENTOS

Microsoft da rienda suelta a la inteligencia artificial y al internet de las cosas en Build 2018

Microsoft da el pistoletazo de salida a su conferencia anual de desarrolladores con una batería de lanzamientos en la arena profesional, los cuales versan sobre materias tan dispares como la inteligencia artificial, la realidad mixta, el desarrollo unificado para Windows y Office, el internet de las cosas y el 'edge computing' o la movilidad. Y todo bajo un cielo cubierto de nubes de Azure, como no podía ser de otro modo.

16 minutos
Joe Belfiore (VP para Windows), Scott Guthrie (VP para cloud e IA) y Kevin Scott (CTO) en el briefing con prensa de Microsoft Build 2018

Seattle acoge desde hoy y a lo largo de toda esta semana una nueva edición de Build 2018, el congreso anual de Microsoft para desarrolladores al que asisten unos 6.000 profesionales de todo el mundo. Una cita que, más allá del intercambio de conocimiento y experiencias en torno a los productos de este fabricante de software, también sirve para que la firma de Satya Nadella ponga la alfombra roja a algunas de sus novedades más destacadas del curso.

El propio Microsoft Build es una prueba viviente de la transformación que está sufriendo no sólo esta marca sino el sector tecnológico en general y la sociedad en su trasfondo: si hace cuatro años en este mismo evento se presentaban actualizaciones de sistemas operativos móviles para consumidores (Windows Phone 8.1, por ejemplo), ahora el foco de atención está puesto en el segmento corporativo -clave en la hoja de ruta de Nadella, en contraposición a la de Steve Ballmer- y, más en concreto, en tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, internet de las cosas y cloud computing

INNOVADORES ha tenido ocasión de participar en el briefing previo al evento con Scott Guthrie -vicepresidente ejecutivo de cloud e IA- Group-, Kevin Scott -CTO-, y Joe Belfiore -vicepresidente corporativo de Windows-, y estas son las principales tendencias y anuncios que estos ejecutivos han traído bajo el brazo de cara al Microsoft Build 2018:

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial es una de las claves por las que pasa el éxito de Microsoft (de la industria entera, podría decirse, a tenor de las ingentes inversiones en estas lides de Google, IBM u Oracle, entre otros). Por ello, varios de los principales anuncios en Build 2018 versan sobre cómo incorporar capacidades cognitivas a los productos de la casa y crear experiencias basadas en IA para entornos profesionales, pero también de nuestra vida cotidiana (e incluso en la lucha contra el cambio climático, para lo que esta casa ha invertido 50 millones de dólares en proyectos de IA, como ya adelantamos en primicia).

Novedades como el Proyecto Kinect para Azure, que rescata las capacidades de sensorización y reconocimiento visual del popular complemento de la videoconsola XBOX para crear escenarios de inteligencia ambiental en los que poder seguir o mapear operaciones, movimientos de operarios en una fábrica o los delicados y sutiles pasos de un cirujano en una intervención. Para ello, se han incorporado sensores adicionales, así como se ha integrado el sistema con las capacidades cloud de los de Redmond, pero también con computación en el extremo (edge computing).

"Fue hace 8 años cuando lanzamos Kinect, que fue el primer dispositivo de inteligencia artificial con reconocimiento de voz, visual y de mirada. Después llevamos esa tecnología a las gafas HoloLens, donde la hemos aplicado en la industria o en la salud. Y conforme los sensores evolucionan, vemos una gran oportunidad de combinarlos con la potencia de los servicios de IA de Azure, como machine learning, servicios cognitivos y edge computing", ha explicado a la prensa Frank Shaw, vicepresidente corporativo de Comunicación en Microsoft.

Mención aparte merece también el Proyecto Brainwave, una arquitectura para el procesamiento de redes neuronales profundas. Disponible ya en Azure, esta tecnología promete "la inteligencia artificial más veloz en tiempo real en la nube" y además está integrada con las capacidades de machine learning de Azure y las redes neuronales basadas en ResNet50.

No podemos olvidarnos de los chatbots, esa primera representación comercial del potencial que la inteligencia artificial tiene en el ámbito empresarial. Microsoft ha dado a conocer en Build 2018 nuevas actualizaciones de Bot Framework y Cognitive Services que permitirán "diálogos más ricos, y personalización de voz y personalización completa para que coincida con la identidad de marca de la compañía", según se ha indicado en el briefing previo con la prensa.

Internet de las cosas

Internet de las cosas es otra de las áreas estratégicas que están marcadas a fuego en la piel de todos los empleados de Microsoft desde hace unos años. Sin ir más lejos, hace justo un mes, la multinacional anunció una inversión de nada menos que 5.000 millones de dólares durante los próximos cuatro años con el objetivo de evolucionar el internet de las cosas hacia un nuevo paradigma que han denominado ‘Intelligent Edge’.

En este contexto, Build 2018 ha servido para que conozcamos más funcionalidades de internet de las cosas sobre su plataforma cloud Azure. Es el caso de IoT Edge Runtime (que permite modificar, depurar y tener más transparencia y control para esta clase de despliegues) o IoT Edge Custom Vision (que facilita a dispositivos como drones y equipos industriales la toma de decisiones críticas rápidamente sin requerir conectividad en la nube).

Pero más importante si cabe son las alianzas que Microsoft está sellando para allanar su camino hacia el internet de las cosas. Brad Smith, presidente de la compañía, ya nos contó en este mismo medio que su firma tenía  "la responsabilidad de ayudar a la comunidad a sacar el máximo provecho de nuestra tecnología (...) Tenemos que tender los puentes entre ambos polos". Dicho y hecho con acuerdos con marcas tan potentes como DJI -el mayor fabricante de drones del mundo-, con quien creará un SDK de control de vuelo y transferencia de datos para Windows 10, además de usar la nube de Azure para soluciones comerciales de drones. O la nueva alianza con Qualcomm para crear un kit de desarrollo de inteligencia artificial para imágenes que se ejecutará sobre Azure IoT Edge. 

Microsoft 365

Decía Stephen Covey que "las sinergias son estimulantes" y en Redmond han tomado nota muy seriamente de este precepto. No en vano, el sentido de Microsoft 365 responde a esta premisa con una fidelidad pasmosa: aunar bajo un mismo paraguas multiplataforma a Windows 10, Office 365 y Enterprise Mobility + Security

Hablamos de combinar las capacidades de desarrollo de Office 365 (135 millones de usuarios comerciales mensuales) y Windows 10 (700 millones de dispositivos conectados) mediante funcionalidades como las conocidas en Build 2018, consistentes en nuevas API (como la de Microsoft Teams) e integraciones más profundas entre los distintos componentes fabricados en la casa de software por antonomasia (SharePoint con Excel, Power BI Visualizations en Excel, etc.). 

"Hoy, muchos se consideran desarrolladores de Windows u Office. O desarrolladores web que se dirigen a usuarios de Windows y Office. E incluso los desarrolladores de dispositivos móviles preguntan cómo alinear la experiencia de estos entornos con otras plataformas. Nuestro objetivo con Microsoft 365 es que todo eso quede bajo un mismo marco, unificar la experiencia de desarrollo en todas esas vías", ha añadido Joe Belfiore, vicepresidente corporativo de Windows.

Movilidad

Pero no todo en Microsoft es asbtracto, está en la nube o confiado al buen hacer de la inteligencia artificial. Y es que, también de cosas más palpables vive el hombre, como pueden ser nuestros smartphones (apéndices prácticamente cosidos a nosotros, podría decirse).

Por ello, Nadella y los suyos también han traído a Build 2018 novedades en el ámbito de la movilidad, como la nueva aplicación Your Phone, que habilita una ventana en el teléfono de un usuario directamente desde su PC para poder intercambiar sin interrupciones mensajes, fotos y notificaciones. O la mejora de las capacidades profesionales de Microsoft Launcher para Android o la sincronización plena de la experiencia de navegación de Microsoft Edge con los iPad y iPhone de Apple.

Hologramas y más

Por supuesto, en Build 2018 no podía faltar el toque más futurista y llamativo... siempre y cuando todo lo anterior no haya llamado ya su atención. En esta ocasión, la misión de despertar los suspiros del respetable ha corrido a cargo de la realidad mixta y los hologramas, las nuevas vías de colaboración profesional en remoto según Microsoft.

Así pues, se ha lanzado Microsoft Remote Assist, una solución de colaboración remota con heads-up, llamadas de video en manos libres, intercambio de imágenes y anotaciones con realidad mixta. También Microsoft Layout, para diseñar espacios con la realidad mixta, importando modelos 3D para crear diseños a escala del mundo real y experiencias de hologramas de alta calidad que se muestran en el espacio físico o en la realidad virtual.

De la cara visible volvemos al corazón de la tecnología con otros anuncios de menor calado mediático (que no menor relevancia estratégica) como son Azure Kubernetes Service (para simplificar el trabajo de construir y ejecutar aplicaciones basadas en contenedores), Visual Studio IntelliCode (que proporciona sugerencias inteligentes para mejorar la calidad y la productividad del código) o una nueva alianza con GitHub para proporcionar a los desarrolladores de esta comunidad la posibilidad de automatizar los procesos de DevOps desde esta propia plataforma. 

Compromiso: Tecnología accesible
Microsoft no podía dejar Build 2018 sin hacer un guiño a la parcela favorita de Brad Smith: la accesibilidad a la tecnología para personas con discapacidad. Por ello, la firma ha anunciado AI for Accessibility, un nuevo programa de cinco años y dotado con 25 millones de dólares que pretende aprovechar la inteligencia artificial para "amplificar las capacidades humanas de 1.000 millones de personas con discapacidad en todo el mundo". Esos 25 millones de dólares se reparten entre donaciones, inversiones en tecnología y experiencia, además de llevar implícito el compromiso de incorporar herramientas específicas de accesibilidad en la nube inteligente de Microsoft.

"El programa lo hará de tres maneras. Primero, proporcionaremos concesiones iniciales de tecnología a desarrolladores, universidades, organizaciones no gubernamentales e inventores que adoptan un enfoque de IA para crear soluciones que, a su vez, crearán nuevas oportunidades y ayudarán a las personas con discapacidad en su trabajo, vida y conexiones humanas. A continuación, identificaremos los proyectos que muestran el mejor potencial y haremos inversiones de tecnología más grandes, además de darles acceso a los expertos de IA de Microsoft para ayudarlos a escalar. Y tercero, a medida que inyectamos la inteligencia artificial y el diseño inclusivo en todas nuestras ofertas, trabajaremos nuestros socios incorporando estas innovaciones para maximizar el acceso de estas personas", ha explicado el presidente de Microsoft en su blog personal.