Industria    Sostenibilidad

Una firma aragonesa crea un panel solar híbrido para generar energía y agua caliente

La empresa Arpa desarrolla una tecnología solar que mejora un 15% el rendimiento de los paneles fotovoltaicos

30 MAY. 2019
5 minutos
La instalación Arpa Change proporciona energía y agua caliente. / INNOVADORES

La empresa zaragozana Arpa ha desarrollado una instalación fotovoltáica híbrida para generar energía y agua caliente. Se trata de paneles fotovoltaicos, que poseen 60/72 células, y se sitúan sobre un sistema para la absorción de calor formando un único módulo. Además del cableado habitual para cualquier panel, este sistema cuenta con una zona por la que se da salida al calor, que se aprovechará para calentar el agua.

Esta instalación, explican fuentes de la firma aragonesa, cuenta con un circuito hidráulico y un pequeño depósito térmicamente aislado para que se pueda dar el doble uso (generar energía y agua caliente), sin mermar la capacidad para la producción de electricidad, ya que las células fotovoltaicas de este panel funcionan con un rendimiento mejorado de hasta el 15%.

Este tipo de soluciones basadas en la generación de energía solar, potabilización de agua y gestión de residuos facilitarán el cumplimiento de los principales Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU para 2030. “Queremos dar una respuesta justa y adecuada a los desafíos de la globalización, diseñando, fabricando e implantando soluciones sostenibles, llave en mano, para que todo tipo de instalaciones puedan adoptar estas tecnologías, guiando su transición hacia la sostenibilidad”, afirma Clara Arpa, CEO de la compañía. 

De hecho, la instalación Arpa Change se podrá implementar en industrias, hospitales, granjas, hoteles, centros deportivos, colegios, cuarteles o residencias, entre otras. “Además de la obvia ventaja de reducir a la mitad el espacio necesario para dar a la energía captada del sol ambos usos, también se reducen costes de producción e instalación, convirtiéndolo en el panel solar híbrido más eficiente del mercado en la actualidad”, explica Fernando Peitivi, director industrial de Arpa.

Su retorno de inversión es de cuatro a siete años, dependiendo del establecimiento, explican fuentes de la compañía. Con estos paneles solares, se puede ahorrar hasta el 70% de la energía y se evitan emisiones de hasta 530 Kg de dióxido de carbono por panel.

Tratamiento y potabilización de agua

Además, Arpa ha diseñado también plantas de tratamiento de agua que convierten cualquier tipo de agua (salada, salubre, dulce o de condensación atmosférica) en agua potable para el ser humano. Arpaqua es un generador atmosférico de agua que convierte la humedad existente en el aire en agua a través de un sistema de condensación. Se trata de una solución para los entornos más hostiles, donde el agua es difícil o imposible de obtener o transportar.

Junto a esta, la firma de Zaragoza también cuenta con una planta potabilizadora autónoma, ARPOT 6, para todo tipo de aguas, que puede funcionar tanto en red como con paneles solares. En red, puede tratar hasta 2.000 litros de agua diarios y hasta 600 litros con paneles solares. 

100% sostenible Arpa ha fijado su objetivo de ser 100% sostenible en enero del 2020, y para ello ya cuenta con una instalación solar híbrida en sus instalaciones. “Nuestro objetivo es guiar a otras empresas a hacerlo, a través de un análisis de sostenibilidad, realizamos un diagnóstico de sostenibilidad y personalizamos una solución para cada instalación”, explica Clara Arpa. Con esta decisión estratégica, Arpa ratifica su implicación con la sostenibilidad y posiciona al sector privado como elemento fundamental de cambio.