Profesionales    Predicciones

Así cambiarán el negocio y la sociedad en 2019

Estas son las predicciones de los líderes de la economía, entre directivos y escuelas de negocio, para este 2019, en el que la inteligencia artificial volverá a dejar su huella, según The Aspen Institute

10 ENE. 2019
3 minutos

En The Aspen Institute han recopilado las predicciones de 17 líderes de la economía, entre directivos y escuelas de negocio, para 2019. Entre ellas, destaca el papel que jugará la inteligencia artificial. Una tecnología, concluye, que “dejará su huella silenciosamente en el lugar de trabajo”.

“Los movimientos más inquietantes en inteligencia artificial serán los menos visibles para el consumidor”, asegura Joseph Byrum, jefe científico de datos en Principal Financial Group. Más allá de los asistentes virtuales tipo Alexa o Google Home o los dispositivos conectados en la casa inteligente, será el uso de la llamada ‘inteligencia aumentada’ lo que impulsará una mayor productividad en los procesos industriales. “En 2019, los sistemas de inteligencia aumentada serán más transparentes”.

Otra de las predicciones de este grupo de líderes es que los consejos de las empresas se abrirán a más actores. “El aumento de las voces de los empleados, la guerra por el talento y el temor a las percepciones negativas del público, mantendrán los temas de diversidad e inclusión en el radar” de las empresas, asegura Eli Malinsky, director asociado Aspen Institute Business & Society Program.

En este año que hemos inaugurado, llegará el fin de la gobernanza autoritaria en Silicon Valley, como apunta Jerry Davis, profesor de Michigan Ross School of Business, que incide en que 2019 será el año en el que “los inversores finalmente se unan para exigir el fin de estos sistemas autoritarios”.

Por último, otra de las predicciones destacas se centra en los medios digitales: “La sustancia seguirá siendo más importante que el formato”. Keith Schumann, responsable de Comunicación en Business & Society Program, vaticina que los formatos multimedia no están “terminados”, pero no van a ser la panacea, porque cada vez más los consumidores piensan más en cómo gastan el tiempo cara a una pantalla, por lo que “la sustancia será el factor decisivo”.