Actualidad    SUCESO

Así es la cápsula de escape que Elon Musk quiere usar en el rescate de los niños en Tailandia

La cápsula, de 40 kilogramos de peso, consiste en un pequeño submarino sellado del tamaño de un niño

Europa Press
09 JUL. 2018
4 minutos
Fotograma de unas de las pruebas de la capsula que ha subido Musk en su Twitter.

El CEO de SpaceX y Tesla, Elon Musk, ha compartido en redes sociales una de sus creaciones, una cápsula de escape diseñada para salvar a los 12 niños y su entrenador que se encuentran atrapados en una cueva de Tailandia.

Elon Musk y su equipo de ingenieros han creado una cápsula de escape con cubierta de aluminio y conectividad térmica que emplea el tubo de transferencia de oxígeno líquido del cohete Falcon como casco, como el propio Musk ha informado en uno de los varios tuits con los que ha dado a conocer este dispositivo.

El pasado 23 de junio, 12 niños integrantes de un equipo de fútbol y su entrenador quedaron atrapados en una cueva de Tham Luang (Tailandia) debido a una tormenta que inundó la gruta. Las condiciones climatológicas y la dificultad del trayecto hacen que el rescate de los niños, que ha comenzado este fin de semana, se convierta en un lento proceso.

Musk anunció hace unos días el envío a Tailandia de un equipo de ingenieros de SpaceX y The Boring Company para ayudar al Gobierno debido a la complejidad de las tareas de rescate. Posteriormente, Musk compartió varios 'tuits' y vídeos de una cápsula de escape que estaba probando en una piscina de Los Ángeles (Estados Unidos).

La cápsula, de 40 kilogramos de peso, consiste en un pequeño submarino sellado del tamaño de un niño que emplea el tubo de transferencia de oxígeno líquido del cohete Falcon como casco. El aparato puede ser transportado por dos buceadores y atravesar estrechos espacios debido a su pequeño tamaño, explica Musk.

En otro 'tuit' Musk explica que la cápsula tiene cuatro manijas o puntos de enganche en la parte delantera y los mismos en la parte trasera, además de dos conexiones de tanque de aire en ambas partes que permiten conectar de uno a cuatro tanques al mismo tiempo, todos con protección contra impactos que se puedan producir y con una tapa secundaria en caso de sufrir una fuga.

El minisubmarino permite la visualización en todo momento de la cabeza de su ocupante y ofrece la posibilidad de ajustar la flotabilidad mediante cinturones alrededor del cuerpo de la cápsula.

El aparato emplea una carcasa de aluminio con alta conductividad térmica, por lo que si el ambiente está frío, una fina capa de aislamiento de neopreno alrededor del interior mantendrá al ocupante caliente, añade el director de SpaceX y Tesla.

Por el momento, las labores de rescate, que se han retomado este lunes, han logrado que cinco niños hayan salido ya de la cueva, a la espera de que el resto pueda hacerlo en las próximas horas.