Especial    Innovar para viajar

Así quieren Visa y El Corte Inglés hacer de España un destino de compras

Estas compañías subrayan que innovar es una necesidad para atraer a este tipo de turistas a los comercios españoles

26 JUN. 2019
4 minutos
Las compras, un aliciente más para los turistas. / Shutterstock.com

Qué atrae de España a los turistas? Su rico patrimonio histórico, su variada gastronomía, sus sorprendentes enclaves naturales… Muchas son las variables que juegan a favor de nuestro país como destino de vacaciones favorito (por algo es el sector más relevante para nuestro PIB). También las compras, un aliciente más para el visitante, que bien integrado con su cultura digital, puede ser decisivo a la hora de viajar.

“Intentamos ayudar al comercio español a atraer turismo de compras y de calidad”, afirmaba la directora general de Visa en España, Carmen Alonso, en Innovar para Viajar, el espacio de Visa e Innovadores en el programa Gente Viajera de Onda Cero. ¿Y cómo puede contribuir a este objetivo una compañía de medios de pagos? Ofreciendo una experiencia de pago sencilla y segura.

Javier Fernández y Carmen Alonso durante el programa.

Una empresa que sabe cómo adaptarse para captar este tipo de turistas de compras es El Corte Inglés, que solo el año pasado recibió visitantes de 150 países. “Debemos tener en cuenta que para muchos de ellos la implantación digital en sus países está más avanzada”, apuntaba el director de marketing internacional de El Corte Inglés, Javier Fernández. Por eso, “es una necesidad innovar en este sentido para convertir a España en uno de los destinos más importantes para este tipo de viajeros”, añadía. ¿Cómo? Trabajando con línea aéreas, con empresas que devuelven los impuestos o con otras de medios de pago como Visa.

“Cuando viajas 14 horas en avión a un país tan diferente culturalmente, el comercio donde compras te tiene que dar confianza”, comentaba Fernández. “Hemos hecho un gran esfuerzo para incluir la tarjeta como algo habitual en España, la llevas encima, en el móvil, en todas partes… pero también con la infraestructura de aceptación para que no haya ningún problema y que todo sea muy digital”, explicaba Alonso.

“Creamos nuevas experiencias y fórmulas para hacer más fácil el pago a los viajeros que están interesados por nuestro patrimonio cultural, que nos hace un país tremendamente interesante”, indicaba Fernández. Un interés cada vez mayor en mercados emergentes, especialmente los procedentes de Asia, Latinoamérica y Norteamérica. De ahí que El Corte Inglés haya implantado en Madrid, Barcelona y Marbella una plataforma de acogida a estos turistas, que les permite competir con otros grandes destinos de compras como París, Londres, Milán o Nueva York.