Actualidad    MOTOR

Audi acelera su proceso de diseño con la impresión 3D de Stratasys

El fabricante alemán produce piezas de múltiples materiales y colores con la impresora 3D

12 JUN. 2018
5 minutos
Con la impresora 3D de Stratasys se producirán las cubiertas de luces traseras en una sola tirada de impresión. / INNOVADORES

El objetivo es reducir los plazos de entrega en los procesos de diseños de los prototipados de sus modelos. Para conseguirlo Audi utilizará la impresora 3D con múltiples materiales y colores de Stratasys, para innovar en su diseño y acelerar el proceso. En concreto se va a trabajar en las cubiertas para las luces traseras, donde el fabricante alemán espera reducir los plazos de entrega de prototipado hasta un 50%.

Antes de iniciar la producción en serie de un nuevo automóvil, el centro de Audi en Ingolstadt realiza prototipos y modelos físicos para evaluar rigurosamente los nuevos diseños y conceptos. Este proceso exige la asignación de la mayoría de las piezas del vehículo –desde las cubiertas de las ruedas hasta los tiradores de las puertas y la rejilla del radiador– en una etapa inicial del desarrollo del producto.

Normalmente, se utilizan métodos tradicionales, como el moldeo y el fresado, para crear y replicar los nuevos diseños. Sin embargo, la impresión 3D en plásticos se ha convertido en un componente esencial del proceso de diseño en este centro, lo que ha permitido acelerar la verificación de los diseños.

En el caso de las cubiertas para las luces traseras, el equipo solía utilizar fresado o moldeo para producir piezas individuales. El principal problema de estas técnicas de producción eran las cubiertas de varios colores de la carcasa para las luces traseras. Estos componentes individuales en color tienen que montarse porque no se pueden producir en una sola pieza. Se trata de un proceso largo que retrasa la verificación del diseño y, en consecuencia, la comercialización del vehículo.

“El diseño es uno de los factores que más influyen en la decisión de compra de los clientes de Audi, así que es fundamental que cumplamos estándares de calidad muy elevados durante la fase de diseño y concepto del proceso de desarrollo del vehículo”, explica Tim Spiering, responsable del centro de impresión 3D en plásticos de Audi.

“Necesitamos que los prototipos tengan una geometría de piezas exacta, sin distorsiones y con una calidad muy alta, además de un color y una textura transparente muy realistas. La impresora 3D Stratasys J750 nos proporciona una ventaja significativa, ya que nos permite imprimir las texturas y los colores exactos definidos en nuestro diseño”, destaca Spiering.

Prototipado de gran realismo

Para ello, el centro de impresión 3D en plásticos de Audi utilizará la impresora J750 multimaterial y multicolor de Stratasy, con la que se podrán producir cubiertas para luces traseras transparentes y de varios colores en una sola tirada de impresión, lo que permitirá prescindir del proceso de varias fases que se utilizaba anteriormente.

Con más de medio millón de combinaciones de colores disponibles, el equipo puede imprimir en 3D piezas transparentes de varios colores y texturas que cumplen los estrictos requisitos del proceso de aprobación de diseños de Audi.

Andy Middleton, presidente de Stratasys para EMEA, señala que Audi es “un ejemplo excelente de cómo nuestra exclusiva tecnología de impresión 3D con múltiples materiales y colores puede combinar varios procesos de diseño en uno para acelerar los ciclos de desarrollo”. En este sentido, matiza que si se extrapola “el ahorro de tiempo que Audi ha conseguido en las luces traseras a otras piezas del automóvil, el impacto global en el tiempo de comercialización puede ser enorme”.