Agro / Medio    Biotecnología

Biotecnología para proteger el campo de plagas sin veneno

Investigadores de la TUM crean un agente biodegradable, inspirado en la planta del tabaco, que se rocía sobre el cultivo y funciona de manera muy parecida al repelente de mosquitos, extendiendo un olor que mantiene alejados a los insectos

C.I.
09 JUL. 2018
3 minutos
Este agente se rocía sobre las plantas y funciona de manera muy parecida al repelente de mosquitos. / INNOVADORES

Los insecticidas producidos sintéticamente ponen en peligro no solo a las abejas, sino también a los escarabajos, las mariposas y los saltamontes, entre otras especies. Estos se acumulan en el medio ambiente, por lo que afecta a la biodiversidad en suelos, lagos, ríos y mares.

Por ello, un equipo de la Universidad Técnica de Múnich (TUM, por sus siglas en alemán) ha desarrollado una alternativa a los insecticidas tradicionales: un agente biodegradable que mantiene a raya a las plagas sin envenenarlas, que se rocía sobre las plantas y funciona de manera muy parecida al repelente de mosquitos usado por los bañistas en el verano, extendiendo un olor que mantiene alejados a los insectos no deseados.

"No se trata solo de las abejas, se trata de la supervivencia de la humanidad", dice el profesor Thomas Brück, que dirige la Cátedra Werner Siemens de Biotecnología Sintética en TUM. "Sin las abejas que polinizan una amplia variedad de plantas, no solo las estanterías de nuestros supermercados estarían casi desnudas, sino que en poco tiempo ya no sería posible abastecer de alimentos a la población mundial". 

El equipo de investigación de la TUM se inspiró en la planta de tabaco, que produce cembratrienol (CBTol) en sus hojas, una molécula que utiliza para protegerse de las plagas. Así, aisló con herramientas sintéticas de biotecnología las secciones del genoma de esta planta que forman las moléculas de CBTol y reconstruyeron el genoma de la bacteria E.coli. Las bacterias genéticamente modificadas, alimentadas con salvado de trigo, ahora producen el agente activo deseado.

Los estudios de esta investigación señalan que este spray de CBTol no es tóxico para los insectos y, aún así, protege contra los áfidos. Además, como es biodegradable, no se acumula. El cembratrienol tiene un efecto antibacteriano por lo que se puede utilizar como un aerosol desinfectante contra patógenos como Staphylococcus aureus (agente patógeno MRSA), Streptococcus pneumoniae (agente patógeno de la neumonía) o Listeria monocytogenes (agente patógeno de la listeriosis).