I + D    Materiales

Así es el nuevo material con el que se creará la capa de invisibilidad de uso militar

La compañía Hyperstealth trabaja en las diferentes funcionalidades: ocultar personas, vehículos e, incluso, edificios

22 OCT. 2019
4 minutos
Este material podría ocultar personas, vehículos e, incluso, edificios. / Chuanchai Pundej / Unsplash

Un material ligero y flexible, capaz de ocultar a una persona, un vehículo e, incluso, un edificio, sin necesidad de contar con una fuente de energía para ‘funcionar’. Se trata del Quantum Stealth, un material para el que Hyperstealth ya ha solicitado cuatro patentes para desarrollar la capa de invisibilidad

“Este material no solo oculta un objetivo en el espectro visible, sino que también dobla la luz ultravioleta, la infrarroja y la infrarroja de onda corta mientras bloquea el espectro térmico, para convertirse en una verdadera capa de invisibilidad de ‘banda ancha”, explica en un comunicado Guy Cramer, CEO de Hyperstealth.

Así, una pieza de este material puede funcionar en cualquier ambiente, en cualquier estación y a cualquier hora del día o de la noche, “algo de lo que ningún otro camuflaje es capaz”, puntualizan fuentes de la compañía.

También se ha incluido un sistema de visualización para producir imágenes holográficas a partir de un proyector, que sí que precisaría de alimentación energética. Una funcionalidad con la que “la ‘holocubierta’ de Star Trek está más cerca de conseguirse.

Además, también existe la posibilidad de usar este material en una lente para que actúe como “amplificador” de un panel solar, ya sea este de capa fina, monocristalino o policristalino. Los experimentos, en este caso, se han realizado en Vancouver (Canadá) con solo un tercio de la radiación solar (si se compara con un uso en el ecuador).

Otra de las opciones que se contempla es incorporar un solo láser capaz de dividirse en más de 3.888.000 láseres más pequeños e implementarlos en un sistema lídar. “Este aumento de un láser a millones debería permitir una resolución ultra alta a distancias mucho más largas para poder determinar condiciones peligrosas u objetos mucho más rápido, con lo que se consigue un tráfico mucho más seguro tanto para el vehículo como para los peatones y animales cerca de las carreteras”. 

De cara a su aplicación militar, esta funcionalidad podría permitir la detección y el seguimiento de aeronaves y, además, puede implementarse tanto en aeronaves convencionales como en las llamadas de ‘acción furtiva’ por su carácter sigiloso, con el objetivo de “barrer” una zona de conflicto y obtener, con este nuevo sistema lídar, “detalles sin precedentes de cualquier soldado y equipo adversario, independientemente de su camuflaje”.