Entrevistas    PERSONAJES ÚNICOS

“En 2025, la mayoría de empresas no tendrá licencias, sino suscripción a servicios de comunicación”

Jack Chen, CEO mundial de Alcatel-Lucent Enterprise, enarbola en este reencuentro con INNOVADORES los mantras de su gestión al frente de la firma

11 minutos
Jack Chen, CEO mundial de Alcatel-Lucent Enterprise. / INNOVADORES

Sabía que no podría hacer frente al futuro a menos que fuera capaz de reencontrar el pasado". Esta frase, pronunciada por la mítica actriz Gene Tierney, viene como anillo al dedo a la entrevista que sigue a continuación. Porque va de apredizaje, va de encarar un futuro cambiante y desafiante y, también, porque va de reencuentros. En 2016, apenas dos años después de la asiática Huaxin comprara la histórica Alcatel-Lucent Enterprise, tuve el honor de hablar con su consejero delegado a escala mundial, Jack Chen. Y ahora, tres años después, con algunas canas más pero la misma energía, volvemos a reencontrarnos en Madrid para un nuevo cara a cara en el que, como decía la cita, poder reencontrarnos con el pasado y hacer frente al futuro de esta empresa y del sector de las comunicaciones en general.

La trayectoria de Chen es dilatada e intachable, siempre vinculada a marcas de la casa: fue directivo de la multinacional en la región de APAC y también ejecutivo en Alcatel Shanghai Bell. Un camino de tres décadas que ha recorrido en paralelo a la propia evolución de una industria que, como ya reconocía hace tres años, hace tiempo que olvidó la meta de transmitir voces a distancia para abordar el desafío de interconectar millones de datos en tiempo real, dentro y hacia fuera de las empreas

"Primero empezamos con conexiones de muy baja capacidad y muy baja velocidad. y por supuesto, no estaban basadas en IP. Ahora estamos en un mundo totalmente IP y se exige una capacidad mucho mayor y más fiable que antes", adelanta Jack Chen a INNOVADORES. "Para el futuro, está llegando el internet de las cosas que exigirá millones de conexiones en todo momento, con accesos fiables, seguros y de amplia capacidad". Ese es el planteamiento general, el trazo rápido sobre el lienzo, pero Chen tiene discursos muy específicos en cada uno de los desafíos que afectan a las comunicaciones empresariales en estos momentos. 

Precisamente sobre esa evolución hacia redes basadas en IP, el directivo confirma que estamos aún en la "transición" de las viejas conexiones a las actuales, pero que el proceso en regiones como España, Europa o Estados Unidos ya está muy maduro. "Ahora la región que más crece, donde más oportunidad hay, es Asia", admite.

Chen sonríe cuando le recuerdo algunas de las predicciones respecto al devenir de Alcatel-Lucent Enterprise hace tres años. Como aquella en que anunciaba una estrategia corporativa basada en tres pilares ("vertical, cloud y como servicio") que sigue manteniendo a fecha de hoy, aunque ahora con una puntualización diferencial en torno a este último aspecto. 

"Nuestra propuesta va más allá de una cuota de mantenimiento, sino que nos ocupamos de todo lo relacionado con las comunicaciones empresariales, indistintamente del hardware o software. Cada vez más compañías entienden mejor este concepto, porque además les ayuda a cambiar el modelo de propiedad a una suscripción, más flexible y escalable", detalla el directivo, que pronostica que estos contratos serán mayoritarios en el sector de las comunicaciones para el año 2025. No queda tanto, ¿verdad?

Rainbow es otro de los temas que no podían faltar en este reencuentro, en esta conexión personal que irónicamente no requiere de ninguna de las tecnologías de la compañía que dirige Chen. Tan solo una grabadora y un par de botellas de agua. Hablamos de su propuesta de comunicaciones integradas, con mensajería y videochats de categoría profesional. Y parece que la propuesta ha calado en el mercado porque si hace un par de años esta plataforma tenía medio millón de clientes -de los que un 10% eran usuarios de pago-, ahora la cifra supera el millón y 250.000 de ellos son usuarios de pago. "Hemos visto cómo esta plataforma ha ido creciendo, no solo en la parte colaborativa, sino especialmente en la parte diferencial, la que está orientada de forma vertical para cada tipo de empresas", dice.

De hecho, uno de los pilares fundamentales en que Jack Chen ha basado su gestión al frente de Alcatel-Lucent Enterprise es en la verticalización de sus propuestas, creando decenas de casos de uso fácilmente comercializables en lugar de un sinfín de productos y tecnologías aisladas que requerían luego de la imaginación y el buen hacer del CIO para conseguir un resultado palpable. "Nosotros no buscamos lanzar productos con unas determinadas especificaciones, sino aportar valor real a la empresa. Queremos que esos productos y soluciones ayuden a mitigar un problema de la compañía, sin necesidad de tener una visibilidad tecnológica de cómo se está resolviendo", apela el ejecutivo, sacando su lado más pragmático.

El mañana

Aunque para muchos las comunicaciones empresariales se hayan convertido en una commodity al uso, nada más lejos de la realidad. Jack Chen defiende a capa y espada los numerosos retos y desafíos que se les plantean a diario, desde las cosas más mundanas hasta las grandes tendencias que prometen transformarlo todo en apenas unos años. "Necesitamos la capacidad que conecte al mundo. Y hacerlo con seguridad y una estrategia clara. Eso requiere muchas soluciones, muchos enfoques a tener en cuenta y muchísimas tecnologías disponibles a tu alcance. Tenemos desde el uso de 5G dentro de las empresas como conexión privada en la industria o en las oficinas, o las herramientas de colaboración y trabajo remoto. Pero también tenemos que abordar correctamente el uso de plataformas cloud, relacionarlas rápida y fiablemente con los equipos locales. Por no hablar del internet de las cosas», se sincera Chen. 

"Todo ello requiere una nueva arquitectura y el uso de inteligencia artificial o machine learning sobre la red, no solo para mejorar la gestión misma, la predicción de la demanda o el mantenimiento preventivo, sino también con fines de seguridad, para detectar amenazas".

Quizás este sea el momento de mayor transformación que este proveedor de comunicaciones haya vivido en sus 100 años de historia. Un instante en el que se vivimos cambios técnicos (paso a IP, evolución hacia redes 5G privadas), cambios en el modelo de negocio (de las licencias a las suscripciones), en los productos (del hardware al software y los servicios) y además en la relación con el ecosistema. Y es que, como bien entiende Jack Chen, la supervivencia de cualquier negocio en la actualidad pasa por "relacionarnos con el ecosistema, especialmente cuando te verticalizas. No puedes cerrarte en tí mismo: tienes que ofrecer una plataforma abierta y que se conecte con el resto de soluciones que tengan tus clientes". 

Lo que nadie sabe, ni tan siquiera Chen, es adónde nos llevarán estos vientos de cambio. "Dentro de otros dos años seguramente veremos la madurez de la transformación digital. Seguiremos asistiendo al fenómeno de que los consumidores evolucionen mucho más rápido que las empresas. También espero ver un ecosistema claro en cada industria, desde el gobierno hasta la educación o la industria. Ecosistemas cada vez más especializados y basados en plataformas abiertas".