I + D    Informe

Cómo almacenar energía o producir bioplásticos, tecnologías emergentes para el WEF

Este informe del World Economic Forum recopila las tecnologías que necesitaremos para tener un “futuro sostenible e inclusivo”

09 JUL. 2019
8 minutos
World Economic Forum ha celebrado recientemente el Annual Meeting of the New Champions 2019.

Cómo podremos tener un futuro sostenible e inclusivo? La respuesta tiene que incluir, sí o sí, la tecnología y la innovación humana. Para ello hay que abrir el campo de visión y tener en cuenta las tecnologías emergentes que son las que aceleran este ritmo de innovación. Y para conocerlas el informe de World Economic Forum subrayan cuáles son las 10 que marcarán el desarrollo de este año.

1. Bioplásticos

El futuro del plástico está en entredicho tal y como lo hemos conocido porque menos del 15% del que se genera en todo el mundo se recicla, es decir, el 85% se incinera, se abandona o se envía a vertederos. ¿Cómo frenamos este problema? El plástico biodegradable es una de las respuestas, pero aún tiene el hándicap de carecer de la resistencia que sí tiene el convencional. “Una idea innovadora promueve la economía circular mediante el uso de celulosa o lignina de los desechos de las plantas, lo que aumenta la resistencia del material sin utilizar cultivos que, de otro modo, podrían usarse para alimentos”.

2. Robots sociales

Cada vez más se están impulsando los usos sociales en la robótica: cuidar de ancianos, educar a niños y realizar tareas de nuestra vida cotidiana. Los robots ya pueden reconocer nuestra voz, nuestro rostro e, incluso, interpretar nuestras emociones y lenguaje gestual.

3. Metalentes

Lentes pequeñas, finas y planas que podrían reemplazar las tradiciones de vidrio más voluminosas que se utilizan en smartphones, ordenadores y otros dispositivos. Esto es posible gracias a la nanotecnología y a su capacidad para reducir a la escala nano tanto sensores como dispositivos manteniendo las capacidades técnicas.

4. Tratamiento de proteínas ‘desordenadas’

Los científicos han encontrado una manera de evitar el cambio de forma de este tipo de proteínas ‘intrínsicamente desordenadas’ “el tiempo suficiente” para que el tratamiento surta efecto. Este tipo de proteínas pueden causar cáncer u otras enfermedades, por lo que estos avances ofrecen “nuevas posibilidades a los pacientes”, ya que hasta ahora su estructura cambiante les hace “difíciles de tratar”.

5. Fertilizantes más inteligentes

La innovación en este campo del agritech se centra en mejorar la capacidad de los nuevos fertilizantes para liberar nutrientes lentamente para evitar dañar el medio ambiente con componentes como el amoniaco. “Los nuevos fertilizantes utilizan fuentes de nitrógeno más ecológicas y microorganismos que mejoran la absorción por parte de las plantas”.

6. Telepresencia colaborativa

Combinar tecnologías como la realidad aumentada, la realidad virtual, las redes 5G y sensores avanzados en reuniones que no requieran una presencia física en un mismo lugar o en consultas médicas en las que el médico puede trabajar de forma remota con sus pacientes como si estuvieran en la misma habitación.

7. Trazabilidad de la alimentación

La tecnología blockchain aplicada en este sector es clave, por ejemplo, para localizar un brote de contaminación en un alimento. De hecho, alrededor de 600 millones de personas consumen alimentos contaminados cada año y, mientras antes se tardaban en rastrear la fuente días o incluso semanas, ahora puede ser cuestión de minutos al monitorizar cada paso del proceso de un producto en la cadena de suministro. El internet de las cosas, con los sensores que se incorporan en los embalajes es otra de las partes esenciales para garantizar que no se trata de un producto deteriorado.

8. Seguridad en los reactores nucleares

Están surgiendo nuevos combustibles que son mucho menos propensos a sobrecalentarse que las barras de combustibles de los reactores nucleares. Además, en caso de sobrecalentarse, estos nuevos combustibles producirán poco o ningún hidrógeno, por lo que es más complicado que puedan explotar. Estas nuevas configuraciones pueden reemplazar las barras de combustible existentes con poca modificación.

9. Almacenamiento de datos basado en el ADN

El consumo de energía es uno de los hándicaps de los actuales sistemas de almacenamiento de datos junto con el hecho de la gran cantidad de datos que producimos y que les obliga a mantenerse al día. Por ello, los investigadores están utilizando el almacenamiento de datos basado en el ADN, como una alternativa de baja energía a los discos duros de los ordenadores y con una gran capacidad.

10. Almacenamiento a escala de energía renovable

Las baterías de iones de litio están programadas para dominar la tecnología de almacenamiento en la próxima década: ser capaces de almacenar hasta ocho horas de energía, “el tiempo suficiente para permitir que la energía generada por el sol satisfaga la demanda máxima de la noche”. Esta es una de las barreras que se están tratando de superar: cómo almacenar la energía renovable cuando no hay sol o viento.

La selección de estas 10 tecnologías se basa en su poder de “interrumpir positivamente el orden existente”, así como ser atractivas tanto para los investigadores como para los inversores y tener la expectativa de alcanzar una escala considerable en los próximos 5 años.

“La tecnología desempeñará un papel fundamental en la búsqueda de soluciones para todos los desafíos, desde la desigualdad de ingresos hasta el cambio climático, a los que se enfrenta nuestro mundo hoy en día”, afirma Jeremy Jurgens, director de Tecnología en el Foro Económico Mundial.