TIC    SOSTENIBILIDAD

De ciudad a ‘isla’ inteligente

Ecosistemas tecnológicos completos transforman las urbes, mientras surgen nuevos conceptos de movilidad, sostenibilidad y seguridad. Hemos entrado de lleno en la nueva era smart

19 NOV. 2018 - Barcelona
7 minutos
Uno de los expositores del Smart City Expo World Congress. / INNOVADORES

No hay tecnología que escape a las soluciones que transforman las ciudades en inteligentes. Big data, inteligencia artificial, conectividad cada vez más rápida -y ansiosa por el 5G- y más segura para cualquier elemento urbano: edificios, infraestructuras, gobernanza, sostenibilidad y movilidad. En el Smart City Expo World Congress, celebrado esta semana en Barcelona, las 844 empresas expositoras y las 700 ciudades presentes han mostrado, y demostrado, que las fases piloto ya están superadas y que hemos entrado definitivamente en la puesta en práctica de soluciones que ya convierten partes de las ciudades en islas inteligentes.

Uno de los proyectos más espectaculares que se presentaron fue el Msheireb de Doha, centrado en la regeneración del centro urbano de la capital qatarí, 31 hectáreas que forman una de las islas más smart del mundo. Dotada de un ecosistema tecnológico formado por 430 kilómetros de cable de fibra óptica, más de 600.000 sensores, 6.400 placas fotovoltaicas, sistemas inteligentes de recogida de residuos, iluminación, agua y gas; dispone además de 10.000 cámaras de seguridad y de diversas aplicaciones móviles de domótica, ocio, y compras.

También sorprendió el nuevo proyecto de transformación digital que están llevando a cabo en Gijón Deutsche Telekom y T-Systems, para convertir la ciudad en una gran isla smart; así como los sensores que, dispuestos en infraestructuras críticas -como puentes y túneles-, detectan la corrosión de los materiales antes de que las grietas sean visibles; y soluciones como Mastría, de Alstom, que interconecta todos los recursos de movilidad ciudadana, desde autobuses y metro hasta bicicletas, coches compartidos o servicios de emergencia.

Se exhibieron también múltiples sistemas de seguridad para edificios, infraestructuras y coches conectados, como el SEAT Cristóbal, ahora 5G, que incluirá hasta 17 opciones diferentes de seguridad, entre ellas el bloqueo de apertura de puerta cuando detecta otro vehículo aproximándose o del propio coche si al soplar contabiliza ingesta de alcohol por encima de lo permitido; sistemas de navegación, como Waze, que comunican alteraciones de tránsito en tiempo real, o diversas opciones de compartir autobuses.

Las múltiples soluciones que integran los diferentes elementos de una smart city han llevado a las empresas a explorar nuevos ámbitos de negocio. "Bosch está presente en cinco áreas: edificios, energía, movilidad, e-gobernanza y seguridad, a través de aplicaciones que facilitan la comunicación con equipos conectados, infraestructuras y servicio", explica Fernando Moreno, responsable para España de soluciones inteligentes de la multinacional alemana.

Sensores de calor que permiten detectar el número de personas que se encuentra en el interior de un edificio, dispositivos que monitorizan activos para su localización, aplicaciones que detectan plazas de aparcamiento libres o que conectan con los servicios públicos de la ciudad y grandes baterías de almacenaje de energía limpia para los edificios.

Bosch y Cisco mostraron el sistema de seguridad de cámaras que combina datos e imágenes y que se usó durante la pasada Semana Santa sevillana. El sistema determina el número exacto de personas en una aglomeración y es capaz de detectar cuando alguien acelera sus movimientos de manera súbita. "Podemos enviar imágenes y datos o solamente datos en tiempo real. Por cuestiones de privacidad, las imágenes no se almacenan, pero permiten una rápida actuación policial o de los servicios médicos, reforzando la seguridad de la ciudad", detalla.

Sin duda, la micromovilidad urbana ha conquistado a la industria. Bosch ha puesto en práctica el e-scooter sharing, un servicio de alquiler por minutos de ciclomotores, disponible en Madrid y Berlín, y SEAT presentó el XS KickScooter, un patinete eléctrico creado junto a la firma Segway, como solución de movilidad urbana para jóvenes.

"Somos proveedores de movilidad, no solo fábrica de coches", afirmó Lucas Casasnovas, director de Márketing de Producto de la firma, que anunció que "tres modelos de SEAT saldrán ya el año que viene con enchufes en el maletero, para poder cargar el patinete", además de adelantar que en febrero, durante el Mobile World Congress, la firma presentará una nueva solución en este ámbito, "pensada para ciudadanos de mediana edad".

Nuevas propuestas tecnológicas para ciudades que ya empiezan a ser muy inteligentes, pero también resilencia y gentrificación. Es el turno de las administraciones públicas, que deben poner el pie en el acelerador para adaptar las normativas a la nueva realidad. Solo así el beneficio tecnológico llegará a todos los ciudadanos.