Salud    PARQUES CIENTÍFICOS

Una startup española crea un dispositivo para detectar la meningitis sin punciones en los bebés

New Born Solutions ha ideado un dispositivo con el que diagnosticar la meningitis sin necesidad de métodos invasivos y en apenas unos minutos

8 minutos

La meningitis es una enfermedad bien conocida (y temida) por muchos padres. No en vano, esta inflamación de las meninges -causada por virus y bacterias, principalmente- puede confundirse con facilidad con otras dolencias (sus principales síntomas son el dolor de cabeza y la fiebre) y causar graves daños en el cerebro y, potencialmente, la muerte. Y, por esta particular combinación de difícil diagnóstico y crucial importancia, los médicos tienden a no tomar riesgo alguno ante cualquier caso sospechoso -pese a su baja incidencia-. 

Hasta el momento, el único método diagnóstico para la meningitis  bacteriana pasa por realizar una punción lumbar con la que medir el incremento en la cantidad de glóbulos blancos  que caracteriza esta enfermedad. Pero esta vía es muy invasiva y, lo que es más negativo, es muy complicado obtener una muestra limpia (sin contaminación de sangre, por ejemplo) con lo que al final se suele esperar a tener los resultados finales de los cultivos (que tardan varios días) para ofrecer un diagnóstico final. Y, entre tanto y con el fin de prevenir males mayores, se le comienza a imponer un tratamiento con antibióticos al pequeño, generando resistencia a estos medicamentos de cara al futuro.

No parece la mejor fórmula médica, pero es la única existente hasta el momento. Pero ahí es donde entra en juego la ciencia y la innovación, en este caso de manos españolas y bajo el amparo y el calor del Parc Científic de Barcelona. Hablamos de New Born Solutions, una startup que busca acabar con esta distopía de la salud y abordar el diagnóstico de la meningitis en recién nacidos de una forma menos invasiva y más inmediata. Mejor para todos, en última instancia. 

El proyecto, encabezado por Javier Jiménez González, surgió a raíz de una colaboración entre la Comunidad de Madrid y el MIT. En ese contexto, Jiménez se propuso solventar necesidades médicas no identificadas previamente. Y su investigación le llevó a la caracterización de líquidos superficiales en el cuerpo de forma no invasiva. "Es una necesidad muy urgente en la meningitis en lactantes porque su sistema de defensa está aún en desarrollo y son más vulnerables", destaca el CEO de New Born Solutions.

"La punción lumbar no sólo es muy invasiva, sino que además es una técnica ciega, no ves por dónde vas. Conceptuamente es muy sencilla, pero es muy complicado obtener una muestra limpia. Hasta el 50% de las pruebas en neonatos se contaminan con sangre". Y eso nos lleva a la espiral antes descrita de ineficiencias, esperas interminables y tratamientos y hospitalizaciones innecesarias en la inmensa mayoría  de los casos.

"Luego hay pacientes de los que sospechas meningitis pero no se puede hacer una punción lumbar porque está contraindicada, ya sea por problemas respiratorios o por una alta presión intracraneal", añade el experto, entrevistado por INNOVADORES en el marco del repaso que venimos haciendo junto a la APTE mensualmente a las iniciativas más potentes de los distintos parques científicos y tecnológicos de nuestro país. Demasiados inconvenientes que dejan espacio para una disrupción tecnológica que Javier Jiménez y su equipo han sabido aprovechar.

Lo han hecho por medio de un aparentemente simple dispositivo de mano que emite ultrasonidos de alta frecuencia para "contar de manera no invasiva la cantidad de glóbulos blancos en el líquido cefalorraquídeo debajo de la fontanela infantil, la región de la cabeza donde los huesos aún no están cerrados en los pequeños", nos cuenta su creador.

"A unos cinco centímetros de profundidad está el  líquido cefalorraquídeo y a en 7 cm el cerebro. Nuestro sistema es capaz de alcanzar esos cinco centímetros y detectar de este modo el recuento anormal de globulos blancos, permitiendo activar inmediatamente la medicación o hacer un seguimiento de la respuesta del paciente al tratamiento". Solo en caso de dar positivo a esta prueba se procede a realizar una punción lumbar que confirme no ya la enfermedad, sino el organismo conreto que está causando la meningitis.  

New Born Solutions ya ha llevado a cabo validaciones clínicas de su dispositivo y está trabajando con hospitales como La Paz, Quirón Salud de Pozuelo, el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM) en la caracterización anatómica de la fontanela y el espacio de líquido efectivo que hay para realizar estas pruebas, cuyo coste y facilidad de uso harán que sean accesibles para los sistemas de salud tanto de países desarrollados como de aquellos más pobres

Todo ello con el apoyo de numerosas instituciones públicas y privadas, subvenciones europeas y nacionales. Y una fecha marcada en el horizonte de los siempre lentos procesos de validación en la industria médica: conseguir la homologación final en verano 2021 para poder comenzar con su comercialización en otoño de ese mismo curso.

Por el camino, eso sí, sus dispositivos ya irán entrando en las consultas como un método de comparación que permita seguir confirmando su fiabilidad. Y lo que es más: Jiménez ya piensa en nuevos usos de su tecnología aplicados a otras enfermedades que también puedan ser caracterizables a través de este conteo con ultrasonidos. Junto al Hospital de Belltvige, trabaja en un test para la fibrosis hepática con sospecha de peritonitis.