Industria    HANNOVER MESSE

El blockchain busca su hueco en la fábrica

El sector industrial abraza el Blockchain, aunque de forma tímida y sin afrontar los retos de esta técnica

07 ABR. 2019 - HANNOVER (ALEMANIA)
4 minutos
Una imagen de la Hannover Messe 2019 / A.I.

A  pesar de las advertencias de  la firma de análisis Gartner, que ya alertó hace unos meses de que no debíamos "sobreestimar" el potencial del blockchain porque apenas el 1% de las grandes compañías a escala mundial ha adoptado el blockchain en su seno y únicamente el 8% tiene planificado hacerlo a corto plazo, el sector industrial ha abrazado esta tecnología como el gran hito de las Hannover Messe 2019. Curioso cuanto menos, ya que el sector industrial no es mencionado por ninguna consultora como uno de los más interesantes para esta técnica (recientemente IDC apelaba al sector financiero, salud y Administración Pública, por ejemplo).

¿Hasta qué punto se trata de una burbuja más? Si nos atenemos a los proyectos que se presentaron en la feria alemana, lo que queda claro al menos es que, hoy por hoy, no hay nada tangible ni disponible para los fabricantes. Otra cosa es que pueda tener cierto sentido lógico y que algún día vaya a convertirse en una realidad, pero esa balanza de expectativas se está inclinando demasiado en favor del marketing y poco hacia la realidad.

Uno de los principales expositores de la cita en Hannover, Siemens, ha dado vida a su particular escaparate de proyectos basados en blockchain: desde el control de los proveedores de piezas dotando de trazabilidad a toda la cadena de valor y detectando a los culpables en caso de incidencia hasta la trazabilidad de productos alimentarios, desde el campo hasta la planta de procesado y, posteriormente, su distribución en el punto de venta. Ambas iniciativas denotan un gran potencial y responden a una necesidad clara del sector industrial (por no añadir que son pioneras en un ámbito tan reticente a cambios críticos como éstos), pero el jarro de agua fría llega al hablar de plazos: ninguna de estas soluciones está disponible en el mercado e incluso portavoces de la compañía señalan plazos de "más de dos años" para su incorporación comercial.

Si tenemos en cuenta que los actores TIC clásicos, como IBM, disponen ya de propuestas como estas (el último caso de uso mencionado resulta calcado al de la multinacional norteamericana con Walmart), nos encontramos ante una muestra más de la diferencia de velocidad entre el mundo industrial y el digital. Tampoco abordan con claridad los fabricantes industriales el reto de la escalabilidad del blockchain, apostando todo a pequeñas cadenas permisionadas o privadas, que obviamente no extraen todo el potencial prometido de esta tecnología. No hay duda de que el sector industrial tiene una gran oportunidad por delante abordando blockchain y otras tecnologías, pero necesita una hoja de ruta mucho más clara que la actual...