Finanzas    Fintech

El chatbot por voz de la española TheLogicValue concede préstamos sin ayuda humana

La estadounidense Ualett atiende a 25.000 usuarios al mes con este asistente virtual

05 NOV. 2019
8 minutos
Los fundadores de The Logic Value. / VICENT BOSCH

Julia es la niña mimada de TheLogicValue. Nació a principios de año como el primer chatbot para la contratación de hipotecas en España y, desde entonces, solo ha cosechado éxitos. Ahora, la fintech española vuelve a sacar pecho: su ‘criatura’ ya no solo escribe, también habla.

Todo comenzó hace dos años, cuando el equipo de TheLogicValue, con sede en Valencia, inició un proyecto que permitiese explotar todo el potencial de su plataforma tecnológica de finanzas para la valoración objetiva y fiable de las empresas. Su idea era que cualquier usuario pudiese extraer información de la herramienta mediante lenguaje natural. Y así se iniciaron en el mundo de los asistentes virtuales de texto.

El equipo arrancó con una prueba sencilla, la cotización de un activo. Y una cosa llevó a la otra. De ahí fue derivando al resto de ratios y datos financieros, documentación de los inversores, opiniones sobre una acción… “Nos dimos cuenta de que existían más aplicaciones más allá de extraer los datos de la plataforma”, comenta el AI manager de TheLogicValue, Lukas Serrano, a INNOVADORES. Así que empezaron a diseñar diálogos naturales.

La primera prueba de concepto fue para MyInvestor, neobanco de Andbank en España. La startup ideó un asistente virtual de texto, Julia, alrededor del complejo mundo de las hipotecas. Pero no se quedó en la pregunta-respuesta, sino que consiguieron lo nunca visto: introducir el proceso de contratar una hipoteca de principio a fin sin necesidad de ningún intermediario humano.

Primero incorporó el modelo de riesgos de la entidad en su diálogo para que el asistente formulase las mismas preguntas que haría un asesor. Después, consiguió generar una simulación hipotecaria para decirle al usuario cómo se quedaba su cuota. Por último, fue capaz de que el sistema llevase a cabo el cierre de la operación. Así, Julia vio la luz a principios de 2019.

El segundo gran salto en este el campo de los asistentes virtuales se ha producido hace unos pocos meses. La tendencia del mercado hacia las nuevas interfaces hombre-máquina llevó a TheLogicValue a plantearse qué pasaría si Julia hablase. El tema surgió en una conversación informal con un cliente, que mostró su interés de inmediato.

El cliente en cuestión era Ualett, una fintech estadounidense que concede préstamos rápidos a conductores independientes. La empresa se enfrentaba a tal crecimiento que tenía los ‘call centers’ prácticamente colapsados. “Necesitaba ayuda para agilizar la concesión de sus préstamos a conductores”, comenta Serrano. Así que la idea de TheLogicValue le vino como caída del cielo.

Tras meses de trabajo, la empresa española ha creado “el primer asistente virtual por voz del sector financiero”, capaz de hablar en inglés y español. “Estamos muy avanzados respecto a la competencia”, destaca el AI manager. Y es que nadie ha sido capaz de automatizar por voz todo el proceso de concesión de préstamos.

No fue fácil dar el salto del texto a la voz. La startup valenciana ha tenido prácticamente que cambiar por completo la estructura de su tecnología. Pero está contenta contenta con el resultado. El chatbot de Ualett lleva funcionado desde agosto de 2019 y ya atiende a 25.000 usuarios cada mes.

¿La clave de su tecnología? Los especialistas en finanzas y los desarrolladores actúan como un motor bien engrasado. “El diseño de los diálogos no lo hacen los programadores, sino expertos del negocio financiero”, destaca Serrano. “Nos apoyamos en los desarrolladores para generar funcionalidades, pero la clave está en la combinación de ambos perfiles”. 

El objetivo de TheLogicValue ahora es estandarizar su asistente por voz para poder dar cobertura a todas las empresas del sector que estén interesadas en incorporar esta tecnología. “Nuestra idea es que, entre 48 y 72 horas, el cliente pueda tener su chatbot de voz en el mercado”. Y el tiempo es oro, así que esperan lanzar esta tecnología estandarizada al mercado en el primer cuatrimestre de 2020. 

Sin embargo, la visión de futuro de esta empresa va aún más lejos. Su CEO, Lorenzo García, lo tiene claro: las oficinas bancarias virtuales funcionarán igual que las físicas, con expertos en cada área. Así, en una misma entidad ‘trabajarán’ diferentes chatbots especializados por departamentos financieros, que puedan comunicarse entre sí y derivarse a los clientes según sus necesidades.

La idea final es que “el usuario se sienta como en una oficina de verdad con especialistas que reflejan los diferentes conocimientos de una entidad financiera y son compañeros entre sí”, comenta García a INNOVADORES. Cada departamento, a su vez, tendrá acceso y control de la analítica de su propio chatbot, de forma que podrá ir aprendiendo de él o mejorando su comportamiento. “No se eliminará al asesor, sino que le daremos más información para que pueda atender mejor al cliente”.